Georgina Rodríguez: "Al conocer a Cristiano temblé pero saltó la chispa"

La modelo y novia del futbolista habla de su vida junto a la estrella en vísperas de debutar como presentadora del Festival de San Remo
La modelo y novia del futbolista habla de su vida junto a la estrella en vísperas de debutar como presentadora del Festival de San Remo Crédito: EL PAÍS
Diario El País
(0)
4 de febrero de 2020  • 18:29

Georgina Rodríguez, la modelo y pareja de Cristiano Ronaldo, está cada vez más integrada en la vida pública italiana y busca un espacio propio en el mundo del espectáculo transalpino. El primer paso para conquistar al público de Italia lo dará en el mítico Festival de la canción de San Remo, un acontecimiento que cada año congrega a millones de espectadores frente al televisor y un trampolín sin igual para darse a conocer que comienza este martes. Pero ella que acaba de cumplir 26 años, se subirá al escenario más famoso de la escena musical italiana el jueves para copresentar la gala de ese día junto al popular conductor Amedeo Umberto Rita Sebastiani, conocido como Amadeus. Esta edición, la septuagésima de su historia, contará con diez copresentadoras que se alternarán en los diferentes días de emisión y llega cargada de polémica después de unos comentarios machistas del presentador principal. Amadeus fue criticado por sus frases sexistas y por elogiar a otra presentadora, la modelo Francesca Sofia Novello por saber "quedarse un paso por detrás" de su pareja, Valentino Rossi.

Ajena a la polémica, Georgina conoció al presentador del festival la semana pasada e hizo las primeras pruebas sobre el escenario en la localidad de Sanremo, donde llegó acompañada del pequeño Cristiano Ronaldo Jr., el hijo mayor del futbolista, de 9 años. Los fotógrafos la captaron sonriente y firmando autógrafos.

La modelo protagoniza esta semana la portada y varias páginas interiores de sesión fotográfica y entrevista de la revista Grazia y en ella anuncia que en el festival la gente entenderá quién es realmente. "Soy una mujer independiente y ahora descubriréis cuanto", dice. Y añade: "Soy una persona conocida, pero lo que realmente deseo es mostrarme por lo que soy, que la gente me descubra y no hay mejor lugar que el festival".

Georgina también confiesa el motivo por el que aceptó participar en una de las galas: "Aunque para mí mis hijos son lo más importante, soy una mujer y deseo trabajar y ser autónoma. No debo descuidar mi esfera profesional y me gusta trabajar en el campo artístico". Rodríguez ya tiene experiencia en este ámbito, ya que el pasado noviembre presentó una de las categorías de los European MTV Awards, que se celebraron en Sevilla.

La modelo, que también fue bailarina de los 3 a los 17 años, aunque comparte con frecuencia imágenes personales en sus redes sociales, es poco proclive a dar detalles de su vida. En la publicación italiana se confiesa una madre "muy presente y apasionada" y habla, entre otras cosas de la educación que están dando a sus hijos. "No queremos encerrarlos en una burbuja de cristal, les hemos enseñado a no dar nada por descontado, deben ser humildes y no perder el contacto con la realidad", señala. Y reconoce que aunque la pareja lleve una vida "privilegiada", proceden de familias "humildes" y quieren que sus hijos sean "luchadores" como lo son ellos. "El sacrificio, la disciplina, el sentido de responsabilidad, los sueños, la perseverancia y la gratitud son valores que queremos transmitirles cada día", indica.

Rodríguez, que se crió en la localidad aragonesa de Jaca, habla también de su paso por Madrid y cuenta que su etapa en la ciudad comenzó cuando un representante la paró por la Gran Vía para ofrecerle trabajo en una agencia de modelos. Relata también que la primera vez que vio al que ahora es su pareja, en la tienda de Gucci de la capital en la que ella trabajaba, le impresionó "su altura, su físico y su belleza". "Delante de él temblé, pero saltaron chispas. Soy muy tímida y me agité frente a una persona que, con una sola mirada, me tocó profundamente. Luego la forma en que Cristiano me trata, me cuida y me ama hizo el resto , dice. Y reconoce que ahora, después de más de dos años de relación no puede salir tranquilamente a la calle porque "siempre hay alguien que quiere fotografiarla".

Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo viven en Turín con sus hijos -el mayor, Cristiano Ronaldo Jr; los mellizos Mateo y Eva, de dos años y medio; y Alana, de dos años y la única hija biológica de Rodríguez- desde que él se incorporó a las filas del Juventus como delantero, hace algo más de un año. Ella además es imagen de algunas marcas de belleza, de lencería y de joyas y es habitual verla junto al astro del fútbol en portadas y reportajes.

Por Lorena Pacho - EL PAÍS

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.