srcset

Cuba

Guantánamo: los tesoros ocultos más allá de la polémica cárcel

(0)
18 de noviembre de 2019  • 03:05

El nombre evoca a la cárcel norteamericana en territorio cubano, pero la región guarda, además, playas anchas, bosques de helechos, una espectacular obra de ingeniería vial y un parque nacional con base en la ciudad de Baracoa, la más oriental de la isla y la primera en ser fundada.

Clásica postal de Baracoa: carro tirado por un caballo frente al mar.
Clásica postal de Baracoa: carro tirado por un caballo frente al mar. Fuente: Lugares - Crédito: Cecilia Lutufyan

El único Mc Donalds de la isla está a pocos kilómetros de la carretera central que va hacia Baracoa. Se encuentra dentro de la base naval de Guantánamo, sobre la bahía del mismo nombre. La que Estados Unidos ocupa desde 1903 y Cuba siente como una espina en su interior. La que fue convertida en prisión tremenda de torturas y vejaciones. La que el ex presidente Barack Obama prometió cerrar durante su candidatura.

José, el chofer, prende la radio del auto. Un soldado pide una canción romántica en inglés, que le dedica a su novia de Milwaukee. Dice José que cada vez que pasa por acá escucha esta estación que se llama Gtmo, como le dicen a la base naval en USA. Después de la canción viene un aviso de savings (ahorros) y otro de snacks. A un costado de la ruta, se lee en un cartel la consigna "La soberanía reside en el pueblo".

El cartel de bienvenida a la provincia de Guantánamo, sobre la ruta.
El cartel de bienvenida a la provincia de Guantánamo, sobre la ruta. Fuente: Lugares - Crédito: Soledad Gil

Pero Guántanamo es, por lejos, mucho más que la base naval. Es la provincia más oriental de la isla, la del hit "Guantanamera" de Joseíto Fernández. Es por donde sale primero el sol, con montañas verdes y ríos caudalosos. Su extremo es la ciudad de Baracoa, más cerca de Haití que de La Habana, a 900 km. Fue la primera villa de Cuba, fundada por Diego Velázquez en 1511.

Para llegar, hay que atravesar el viaducto La Farola, un espectacular camino de montaña que penetra un denso bosque vegetal de helechos, donde los locales se arriman a ofrecer bolas de cacao y cucuruchos, una mezcla de ralladura de coco con manzana o guayaba envuelta en conos de hojas de palma.

La playa Maguana, una de las más lindas de este extremo oriental de la isla.
La playa Maguana, una de las más lindas de este extremo oriental de la isla. Fuente: Lugares - Crédito: Soledad Gil

Hasta 1965, cuando se construyó el viaducto, Baracoa estaba aislada del resto de la isla. Y algo de eso le quedó: un aire de tierra aparte y detenida en el tiempo que, para lo que es Cuba, es mucho decir.

En el pueblo hay más carros tirados por caballos que autos, varios talleres de artistas plásticos y bailes típicos como el nengón y el kiribá. En la catedral está la Cruz de la Parra, la que supuestamente trajo Colón y la única que sobrevivió de las 29 que plantó en América.

Las tranquilas calles de Baracoa, como detenidas en el tiempo.
Las tranquilas calles de Baracoa, como detenidas en el tiempo. Fuente: Lugares - Crédito: Cecilia Lutufyan

Baracoa es virgen y salvaje, un paraíso del ecoturismo con puro mar alrededor y playas anchas. El Yunque es su montaña sagrada con forma de meseta. Su río Toa es el más caudaloso, y el cercano Parque Nacional Alejandro Humboldt es el área protegida más importante de Cuba, 700 km2 de monte tropical, con miles de aves, reptiles y mamíferos como el almiquí, un insectívoro con aspecto de rata y trompa larga que sale a cazar de noche.

Vista de la ciudad de Baracoa, la primera villa de Cuba, fundada por Diego Velázquez en 1511.
Vista de la ciudad de Baracoa, la primera villa de Cuba, fundada por Diego Velázquez en 1511. Fuente: Lugares - Crédito: Cecilia Lutufyan

Hay una fábrica de chocolate que fue inaugurada por el Che en 1963 y sigue siendo el motor industrial de la zona. Dicen que Baracoa tiene el microclima de las "3 C": el coco, el café y el cacao.

Además de crecer en sus campos, estos productos son esenciales en la mesa baracoense, con exquisiteces de sello propio como el "calalú" (vegetales y pescado con leche de coco), el "chorote" (bebida espesa a base de cacao) y el bacán (especie de tamal hecho de plátano verde y carne).

Plato a base de tetí, pez exquisito del tamaño de una semilla que se consigue en el mar baracoense.
Plato a base de tetí, pez exquisito del tamaño de una semilla que se consigue en el mar baracoense. Fuente: Lugares - Crédito: Cecilia Lutufyan

A orillas del río Toa, es posible probar el tetí, un pez exquisito del tamaño de una semilla. El origen de este animal es el gran misterio de la región: avanza en cardúmenes que parecen bolas gelatinosas que llegan del mar a los ríos baracoenses, cuando la luna es menguante, en febrero, julio y noviembre.

La fabrica de chocolate inaugurada por el Che en 1963, aún en funcionamiento.
La fabrica de chocolate inaugurada por el Che en 1963, aún en funcionamiento. Fuente: Lugares - Crédito: Soledad Gil

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.