Hallazgo

(0)
18 de diciembre de 2009  • 10:50

Creo que me dí cuenta de qué es lo que me tiene tan trabada. Navidad. Año nuevo. Encontrarme sola otra vez para las mismas fechas y ahí juro que me la puedo bancar un poquito más con tal de no pasarla así, melancólica, insufrible, descreída de la vida.

Tengo una amiga que me dice:

-Mido mi soltería por los mundiales que paso sola. Cada mundial que termina pienso que el próximo me va a agarrar enamorada o casada, con hijos. Van 3 en el mismo formato. Uno más y me retiro. Así te lo digo. Odio el fútbol.

Entonces me sacudo un poco el polvo de encima y digo que todo lo contrario, que año nuevo, vida nueva y que qué mejor que empezar el año libre, con la cabeza desocupada, pensando en el futuro. Me dura dos minutos.

Para distraerme me autoregalé unas chatitas de animal print de lo más mononas y me basta con mirar para abajo para que me vuelva una sonrisa a la cara. Después me fui con Luz a tomar un trago. La caipiroska de maracuyá (x3) me aligeró la cabeza y los pensamientos. Que linda sensación esa de que nada te importe. Lástima que la evasión no sea lo mío, que si no...

Hoy a la noche estamos de gran charla gran con el señor. Mañana es sábado y será otro día. Que pase.

¡Buen finde para todos!

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.