Hernán Drago. "No quiero ponerme la presión de volver a enamorarme ya"

A más de un año de su separación de Bárbara Cudich, la madre de sus hijos Luka y Lola, el soltero más codiciado del momento sueña con retirarse en su cabaña de la Patagonia: "Si es con una mujer que me acompañe en mi simpleza, mejor", dice
A más de un año de su separación de Bárbara Cudich, la madre de sus hijos Luka y Lola, el soltero más codiciado del momento sueña con retirarse en su cabaña de la Patagonia: "Si es con una mujer que me acompañe en mi simpleza, mejor", dice Fuente: HOLA - Crédito: Tadeo Jones
Gabriela Grosso
(0)
24 de septiembre de 2020  

El último año fue un tiempo cargado de emociones para Hernán Drago (45): vive uno de los mejores momentos de su carrera -se destaca en Bienvenidos a bordo, con Guido Kaczka, y tuvo un paso estelar como panelista en Pampita online-, acaba de superar sin consecuencias su infección de Covid-19 -un dato que apenas trascendió hizo estallar las redes sociales- y, tras ponerle punto final en términos armoniosos a su relación de casi veinte años con Bárbara Cudich -madre de Luka (17) y Lola (14)-, sigue viviendo en la casa familiar pero se prepara para el momento en el que habrá casas separadas y los chicos vayan y vengan de un lugar al otro. Pero aun con tantos cambios y en medio de la pandemia, él parece tener todo bajo control y planea cada paso con un solo objetivo: que la vejez lo encuentre en su cabaña del cerro Otto, su refugio patagónico desde hace doce años -lo decoró Xuxa, muy amiga de él y de su ex mujer- y con el que sueña cada día.

-¿Te cuidás mucho físicamente?

-Le doy mucha importancia a la actividad física y al deporte primero por una cuestión de salud y después, porque trabajo con mi imagen. En esta época de pandemia hago ejercicio en casa, con una serie de elementos que tengo, y trato de hacer no menos de tres veces por semanas. También me cuido bastante con la alimentación para llegar a un equilibrio: no como todo lo que me gustaría, pero tampoco es que vivo a dieta. Y si tengo que hacer algún trabajo en ropa interior o con el torso al descubierto ajusto casi al ciento por ciento la dieta los tres o cuatro días previos.

-¿Tus hijos se criaron con los mismos hábitos de vida saludable?

-Mi hijo se cuida mucho más que yo. En este momento está entrenando y es muy estricto con los alimentos. Pesa la comida, pone alarmas para alimentarse y se organiza lo que va a comer semanalmente. Lo hace por las mismas razones que yo, por la salud y porque su sueño y su vocación es llegar a ser un futbolista profesional. Actualmente es arquero de las inferiores de Vélez Sársfield y yo estoy muy orgulloso de lo que hace.

-¿Lo acompañás en este sueño o hubieras preferido que se dedique a otra cosa?

-Lo acompaño mucho desde chiquito. Empecé a llevarlo a clubes de barrio, porque él siempre supo que quería ser arquero, y cuando la gente que lo entrenaba se dio cuenta de que estaba para más nos ofrecieron que fuera a probarse a Vélez. Y en Vélez lo tomaron en la primera prueba y ahí está desde hace dos años. Voy a verlo cada vez que puedo, aunque me pongo muy nervioso.

-¿Cambió algo de la cotidianeidad con ellos a partir de tu separación?

-No, no cambió nada, porque sigo viviendo en mi casa. Los sigo viendo los 365 días del año y, de hecho, en este momento los veo más que nunca porque no estoy viajando. Con mi ex mujer entendimos que así era más ameno para ellos, en el sentido de no tener que darles la noticia y que al día siguiente uno de los dos se vaya. Pero los dos tienen muy claro que estamos separados y que en cuanto se pueda cada uno se irá a vivir a una casa distinta. En este tiempo que se ganó, los chicos absorbieron esta información que siempre es difícil para un hijo. Saben que sus padres se llevan bien, que estas son situaciones que se dan y que bueno, en el futuro pasarán tres o cuatro días en la casa de uno y tres o cuatro días en la casa del otro.

Una imagen con sus hijos. El galán está acostumbrado a entrenar entre tres y cinco veces por semana. Lo hace en su casa o sale a correr por la costanera de Tigre
Una imagen con sus hijos. El galán está acostumbrado a entrenar entre tres y cinco veces por semana. Lo hace en su casa o sale a correr por la costanera de Tigre Fuente: HOLA

Tras haber superado el Covid-19, retomó su plan de entrenamiento. No vive a dieta, pero asegura que se cuida en las comidas
Tras haber superado el Covid-19, retomó su plan de entrenamiento. No vive a dieta, pero asegura que se cuida en las comidas Fuente: HOLA - Crédito: Tadeo Jones

-Estás viviendo un momento de mucho trabajo en televisión y eso trae como consecuencia mucha exposición. ¿Cómo te llevás con eso de estar en el ojo mediático?

-Me llevo muy bien porque la devolución que recibo respecto a la exposición es maravillosa. A mí me superó el cariño de la gente porque es a diario y de a miles, y todos coinciden en lo mismo: en que les alegramos las noches, que los fines de semana extrañan vernos en la tele, que se me nota una persona muy tranquila, y algunos incluso me piden que nunca cambie. A eso yo siempre contesto lo mismo, que tengo tres o cuatro amigos con los que nos conocemos de toda la vida y hace rato los apalabré para que, si ven que cambio, me subo a un pony, o me la creo, vengan de a uno y me fajen.

-¿Seguís con ganas de irte a vivir a Bariloche?

-Nunca se me fueron las ganas desde hace veinte años. No va a ser antes de seis o siete años y aspiro a que tampoco pasen más de ocho. Sueño con esa cabaña y me veo a diario ahí, en distintas situaciones. Volviendo de pescar, yendo a un programa de radio en Bariloche, visitando amigos, quedándome todo el día en la cabaña y vivir así, relajado y tranquilo. Pretendo pasar mis últimos veinte años donde quiero y como yo quiero.

-¿Te imaginás envejeciendo ahí y recibiendo la visita de tus nietos?

-Sí, cuando me proyecto hacia adelante me imagino dos cosas: diciéndoles a mis amigos de Bariloche: "Chicos, hoy me tengo que ir temprano porque vienen mi hijo y mi nieto a visitarme". Y también me imagino diciéndoles a mis amigos: "Chicos, me voy diez días a Europa a ver a mi hijo jugar al fútbol".

-¿Tenés ganas de volver a enamorarte?

-Me gustaría en un futuro, pero me dejo fluir, no quiero ponerme la presión de "no puedo estar solo" porque sí sé estar solo. Me gustaría esperar, estar solo un tiempo más. Obvio que si sucede en el medio y antes de lo que yo espero va a estar bien igual.

-¿Cómo tiene que ser esa mujer que te enamore?

-Lo único que sé es que voy a poner mucho el acento con quién proyectar una vida, me voy a tomar todo el tiempo que necesite para estar seguro. Y en ese sentido debería ser una mujer que me acompañe en mi simpleza y que esté viviendo un momento muy parecido al mío, alguien que ya haya trabajado cuarenta años y que no tenga grandes exigencias. Que sea amante de la naturaleza, que me acompañe, que tenga mis mismos valores e intereses. Si encuentro alguien así por supuesto que me gustaría enamorarme y si no, por ahí tendrá que ser alguien más ocasional o seguiré solo, no sé. Por supuesto que me dejo fluir, porque tampoco es algo tan medido. Esto es lo que tengo en la cabeza, la situación ideal, pero después, cuando salgo a la vida, me encanta esa magia de lo imprevisible y si sucede, bienvenido. Pero voy a tratar de no idealizar a nadie.

"Mi hijo Luka se cuida más que yo, porque su sueño y su vocación es ser jugador de fútbol profesional. Entrena mucho y es muy estricto con la alimentación"
"Mi hijo Luka se cuida más que yo, porque su sueño y su vocación es ser jugador de fútbol profesional. Entrena mucho y es muy estricto con la alimentación" Fuente: HOLA - Crédito: Tadeo Jones

Metódico y disciplinado, además de su rutina de ejercicio físico juega al tenis, al fútbol y muchas veces se suma al entrenamiento profesional de su hijo adolescente, arquero de las inferiores de Vélez Sársfield.
Metódico y disciplinado, además de su rutina de ejercicio físico juega al tenis, al fútbol y muchas veces se suma al entrenamiento profesional de su hijo adolescente, arquero de las inferiores de Vélez Sársfield. Fuente: HOLA - Crédito: Tadeo Jones

"Mis chicos tienen muy claro que con su mamá estamos separados y que en cuanto se pueda cada uno se irá a vivir a una casa distinta"
"Mis chicos tienen muy claro que con su mamá estamos separados y que en cuanto se pueda cada uno se irá a vivir a una casa distinta" Fuente: HOLA - Crédito: Tadeo Jones

La tapa de la revista ¡Hola! Argentina de esta semana
La tapa de la revista ¡Hola! Argentina de esta semana Fuente: HOLA - Crédito: Bernardo Doral

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.