¿Cómo tenemos que hidratarnos cuando practicamos ejercicios de bajo impacto?

En tareas como pilates, yoga, caminata o danza, donde no hay un gasto calórico alto, es fundamental saber quién las trabaja y durante cuánto tiempo para entender sus exigencias; por eso, la hidratación es una parte fundamental
(0)
15 de noviembre de 2017  • 14:23

La exigencia física siempre está marcada por la frecuencia, el tiempo y la intensidad del trabajo. Además estas variables se relacionan con el nivel del entrenamiento de la persona que lo realice. Por eso, pese a que en general suelen ser prácticas que no requieren un gasto calórico de alto nivel, la exigencia que conllevan tareas como pilates, yoga, caminata o danza van a depender de quién lo ejecuta y del tiempo de trabajo a cumplir.

Pero lo que sí es un factor importante en todos los casos es la hidratación. Ya sea antes, durante o después de cada tarea, ingerir agua y bebidas isotónicas influye a la hora de entrenar. “Durante la actividad física, las pérdidas de líquido por sudor se incrementan, especialmente en climas cálidos y con elevada humedad. Si estas pérdidas no se compensan bien, el rendimiento puede verse afectado y, en casos extremos, también la salud”, explica la Doctora Patricia Sangenis, Médica Cardióloga y Especialista en Medicina del Deporte.

“Hidratarse no es lo mismo que hacerlo correctamente. Las necesidades de reposición de líquidos y otras sustancias varían en función de una serie de factores y la clave está en el tiempo e intensidad de la práctica. Si se realizan de 30 a 45 minutos de ejercicio en un grado de alta intensidad o más de 60 minutos a cualquier grado, el cuerpo necesita agua, energía y electrolitos para reponer las pérdidas por sudor. Si el ejercicio es de menos de 60 minutos a una intensidad baja o ligeramente moderada, el cuerpo necesita reponer agua y electrolitos, especialmente en climas cálidos y húmedos”, agrega la Dra. Sangenis.

De allí la importancia de ingerir bebidas como Powerade Zero, la primera bebida deportiva cero calorías del país que lanzó sus dos nuevos sabores: Manzana y Mountain Blast. Contiene la fórmula ION4, que brinda hidratación efectiva, es fuente de vitaminas B3 y B6 y aporta cuatro electrolitos (sodio, potasio, calcio, magnesio) que se pierden durante la transpiración.

Como profesora e impulsora de Yoga Booty Ballet en Argentina, una fusión de meditación, baile y yoga, Dafne Schilling cuenta su experiencia. “En mis clases se pierde mucha agua porque la transpiración es ardua e intensa cuando bailamos. Somos 30 o 35 mujeres bailando al mismo tiempo e interpretamos la transpiración como un elemento fundamental. Liberamos toxinas con el baile y es un medio para sanar nuestro cuerpo, mente y emociones a través del movimiento”, dice Dafne, quien dicta clases tanto en Palermo como en Colegiales.

“Tratamos de hidratarnos en cada corte de baile, que se da luego de cada canción, que suelen durar entre 4 y 4 minutos y medio. Y, cuando termina la clase, incentivamos a recuperar el líquido perdido. Está bueno ser consciente de cuánto gasta tu cuerpo en cada entrenamiento. Yo siempre recomiendo que la hidratación sea un proceso que se complete de a poco, tomando varias veces”, agrega.

En pilates, el énfasis está puesto en la reeducación postural y el fortalecimiento muscular. Así, Natalia Capellano, profesora en Aprile Pilates en Villa Crespo, explica: “Pilates busca fortalecer la musculatura en general, haciendo eje principal en todo lo que es el core, los abdominales y los músculos erectores de columna. Se trabaja la flexibilidad y la elongación y después se elonga cada grupo muscular. La idea es desarrollar fuerza y resistencia, pero teniendo presente la postura. Los resultados son paulatinos y se ven sobre todo luego de los primeros tres meses”.

Pese a no ser un ejercicio aeróbico ni tener una gran carga de musculación, Natalia explica cómo recomienda la hidratación: “Aunque requiera un esfuerzo y hay transpiración, no es el mismo nivel que requiere tomar agua o alguna bebida energética constantemente durante el ejercicio. Nosotros sugerimos una hidratación completa durante el día y siempre posterior a los 50 minutos de actividad, ya que son clases cortas. En muchos casos, casi no detenemos”.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.