Hidratante: un esencial que no se negocia. Tips para potenciar su acción

Crédito: Latinstock
Jimena Barrionuevo
(0)
21 de noviembre de 2017  • 09:05

Es un esencial que no se negocia y precisamente por esa misma razón no hay que subestimarlo como si fuera un básico aburrido. Elegido de acuerdo a tu tipo de piel y correctamente aplicado, el hidratante no sólo te permite nutrir la dermis con todo lo que necesita para mantenerse fuerte, saludable y radiante sino que, además, es el medio adecuado para alcanzar tu meta en relación a cómo querés que luzca. ¿Querés se vea con un brillo saludable? ¿Sos de las que la preferís matificada? ¿O mejor, con un dejo mojado? Por eso, si estás buscando aprovechar al máximo el potencial de tu hidratante, prestá atención a estos tips.

Existen muchos tipos de piel, pero, de manera general, se pueden clasificar en normal, mixta, oleosa, seca o sensible. "Cada paciente es distinto y tiene una indicación a la medida de sus necesidades. La experiencia afirma que en el paso por el consultorio rara vez dos personas necesitarán el mismo cuidado”, asegura la médica dermatóloga Dra. Vanina De Marco, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología. Entonces, los productos y los tratamientos que se aplican variarán de acuerdo a cada caso y por eso es importante que el especialista, en forma específica, sea quien de las indicaciones para llevar a cabo los cuidados que cada tipo de piel necesita.

Piel normal

Es fácilmente reconocible porque está siempre bien hidratada y tiene una textura compacta. Es aquella que produce la cantidad justa de grasa para permanecer impecable: ni demasiado sebo ni poco, por lo que es poco probable que en algún momento sufra problemas de acné o espinillas.

Objetivo: brillo saludable. Si tenés este tipo de piel una meta realista a la que podés apuntar es conseguir un brillo saludable. “La piel normal es fuerte y equilibrada, de manera que se no irrita fácilmente con factores externos como el maquillaje o el smog y puede mantener un aspecto radiante a lo largo del tiempo¨, asegura el dermatólogo Dr. Orentreich, director del Comité Dermatológico de Clinique. Entonces lo indicado es que busques productos que ayuden a resetear los niveles de agua y oleosidad propios de la piel y equilibarlos. Cuando la piel normal es aún joven, se aconsejan cuidados basados en la aplicación de cremas hidratantes de día, mientras que en la noche se sugiere el uso de cremas suaves para nutrir la piel. Para hidratar se puede aplicar una emulsión o gel a base de vitaminas A, C y E y extracto de Aloe. El uso de cremas antiarrugas se reservará para las pieles maduras.

Consejo extra: no te olvides de limpiar y exfoliar tu piel antes de aplicar el hidratante. "Es clave remover las impurezas que se acumulan sobre la piel a lo largo del día, ya que disminuyen la capacidad de absorción de la piel y el hidratante no puede cumplir con su función correctamente", aconseja Orentreich.

Anew Clinical Hydra, mascarilla en gel, contiene microesferas que se absorben mientras dormís. Restaura la barrera protectora de la piel. $540, Avon
Anew Clinical Hydra, mascarilla en gel, contiene microesferas que se absorben mientras dormís. Restaura la barrera protectora de la piel. $540, Avon

Piel seca

Generalmente tiene poros finos, es opaca y propensa a agrietarse. A la piel seca le falta hidratación, por este motivo su aspecto es apagado, sin vida, y tiende más a las arrugas. Por eso deben extremarse los cuidados.

Objetivo: piel humectada y tersa. Para este tipo de piel son necesarios los hidratantes potentes pero de textura ligera, como gel-crema o crema. En todas las pieles, sobre todo en las secas, es importante que el producto de día tenga un filtro solar incorporado. Como las pieles secas son más propensas a las arrugas, además de realizar una buena hidratación no hay que descuidar el uso de cremas con retinol, ácido glicólico y vitaminas. ¿Los ingredientes recomendados? El ácido hialurónico, una sustancia natural que atrae y retiene el agua. "Una gota de este activo sobre una hoja luce como una gota de rocío. De manera que si lo aplicás en tu piel, le dará el mismo acabado, fresco, pleno de humedad", explica Orentreich.

Consejo extra: los productos con ácido hialurónico son ideales para que apliques antes de tu base favorita, van a dejar un aspecto más húmedo y brillante, a la vez que aportan hidratación a la piel. Esta sustancia también es buena aliada para las que son viajeras frecuentes. Aún con el ínfimo nivel de humedad de las cabinas de los aviones, el agua que contiene la fórmula se activa y evita la sensación de tirantez. Esparcí una cantidad generosa en el medio del vuelo, y dejala actuar como una máscara de 5 minutos. O aplícalo sobre el maquillaje y refrescarás inmediatamente tu look.

Hydro-Plumping Re-Texturizing Serum Concentrate. Ayuda a corregir signos de deshidratación producidos por la edad, líneas de expresión, apariencia cansada y tono apagado. $1520, Kiehl´s
Hydro-Plumping Re-Texturizing Serum Concentrate. Ayuda a corregir signos de deshidratación producidos por la edad, líneas de expresión, apariencia cansada y tono apagado. $1520, Kiehl´s

Piel grasa

Este tipo de piel se observa cuando las glándulas sebáceas producen grasa en exceso y así generan la obstrucción de los poros y favorecen la aparición de espinillas. Su aspecto es demasiado brillante y muchas veces grasoso. "Muchas personas tienen la piel grasa durante la pubertad, sobre todo los varones, pero hay pieles que son grasas toda la vida por una predisposición genética o por las alteraciones hormonales. La ventaja de este tipo de piel es que envejece con mayor lentitud. Sin embargo, requiere de una higiene rigurosa, sin descuidar la correcta hidratación", aclara la Dra. Karina Nadur, directora del Centro NK Skin.

Objetivo: matificar. Es decir, se trata de controlar la oleosidad para que la piel no tenga brillos indeseados. Para hidratar, se deben evitar los productos cremosos o grasos. Lo mejor es optar por hidratantes en forma de gel o crema con filtro solar y también por productos a base de vitamina A, C y E. En el tratamiento antiarrugas, se recomiendan los productos en gel. Las fórmulas oil-free cuentan con un cocktail de ingredientes que ayudan a matificar y a minimizar los poros, mientras que disimulan las imperfecciones y le dan a la piel un acabado aterciopelado.

Consejo extra: los productos con ingredientes derivados de las algas son ideales para utilizar como primer pre maquillaje porque crean un lienzo suave. También permiten neutralizar brillos que pueden aparecer a lo largo del día.

Pep-Start HydroBlur Moisturizer. Hidratante para todo el día, liviano, prepara la piel para el maquillaje, disimula imperfecciones y controla la oleosidad. $1.300, Clinique
Pep-Start HydroBlur Moisturizer. Hidratante para todo el día, liviano, prepara la piel para el maquillaje, disimula imperfecciones y controla la oleosidad. $1.300, Clinique

Minéral 89. Sin perfumes, ni colorante, ni siliconas, ni parabenos, ni alcohol, tiene una textura en gel que la hace muy ligera, fresca, transparente, fácil de esparcir, de muy rápida absorción y con un acabado no pegajoso. $690, Vichy
Minéral 89. Sin perfumes, ni colorante, ni siliconas, ni parabenos, ni alcohol, tiene una textura en gel que la hace muy ligera, fresca, transparente, fácil de esparcir, de muy rápida absorción y con un acabado no pegajoso. $690, Vichy

Fuente: Dr. David Orentreich, dermatólogo, director del Comité Dermatológico de Clinique. Expertas consultadas: Dras. Vanina De Marco y Karina Nadur, médicas dermatólogas, miembros de la Sociedad Argentina de Dermatología, directoras médicas del centro ND Skin, Dermatología Clínica y Estética.

¿Cómo y en qué momento del día aplicás tu hidratante? Además te mostramos Cómo elegir el producto de higiene facial que mejor se adapte a tus tiempos y rutina

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.