Horóscopo. Cómo es tu socio según su signo

.
.
Ana Bilsky
(0)
14 de agosto de 2019  • 13:59

A la hora de emprender, ser dos tiene muchísimas ventajas: pueden dividir tareas, apoyarse en reuniones importantes, cubrirse mutuamente cuando una se va de vacaciones... Pero hay que aprender a convivir con un socio y las personalidades de ambos tienen que ser compatibles. Acá te contamos cómo es tu socio según su signo.

ARIES

.
.

Son seres viscerales y sanguíneos y a pesar de tener esa energía tan potente no está en su naturaleza apegarse demasiado a los demás. Se suelen asociar desde lo instintivo, con personas que sientan, a primera vista, que esa relación puede funcionar. No les gusta pertenecer a nadie ni que los controlen, tienen mucha iniciativa y para eso necesitan libertad. Les encanta tirarse a la pileta de las aventuras o subirse a proyectos de alto vuelo y riesgo. Son muy individualistas, tienden a ser líderes, y por ende, incluso con un otro, necesitan dejar su marca.

TAURO

.
.

Antes de subirse a cualquier proyecto necesitan garantías de seguridad, tiempos lentos, ver bien qué quieren, con quién y de qué manera. Entregan todo pero primero toman mucho examen a la persona con la que emprendan cualquier actividad. Necesitan plantarse primero con mucha firmeza para estar seguros que las cosas van a salir bien antes de mandarse. Tienen una energía de mucha estabilidad por lo que son personas que pueden sostener en el tiempo un proyecto. Se vinculan mejor con energías de tierra y de agua porque son emocionales y les da mucho miedo el vértigo del fuego o lo áereo de los signos de aire.

GÉMINIS

.
.

Curiosos, intermitentes, expertos en tema de comunicación, multifacéticos, ingeniosos y de poca paciencia. En intercambiar energía con otros, son expertos: hacen todo en sociedad. Todo lo que los movilizó fuertemente en un instante de pronto puede dejar de movilizarlos: no arman una sociedad, arman varias sociedades, les gusta intercambian todo el tiempo. Se manejan mediante de ensayo y error, por eso en general están en muchas cosas a la vez y necesitan mucha libertad para no sentirse estancados. Necesitan relaciones de ventanas abiertas, no sentirse atrapados en ningún tipo de vínculo societario, ni afectivo ni comercial.

CÁNCER

.
.

Tiene un radar muy especial para detectar con quién vincularse y con quién no. Personas muy sensibles y perceptivas, le tienen un profundo temor a ser rechazados entonces antes de abrirse a cualquier tipo de vinculo, incluso de negocios, estudian todas las consideraciones. Inocentes, melancólicos y de una hondura emocional que no hay en otros signos pescan todo lo que no se dice. Muy susceptibles a las ofensas por sentirse muy expuestos, muchas veces se ponen a la defensiva. Son capaces de dar cuotas enormes de entrega y amor, pero antes le toman examen a todo el mundo.

LEO

.
.

Seres que ejercen un liderazgo natural, brillan y necesitan saberse brillar. Son personas muy solares y son capaces de poner el corazón en lo que hacen. Competitivos, temperamentales, teatrales, se ofenden pero también son personas de una enorme generosidad. Los mueve el deseo a la conquista: cuando se proponen un objetivo lo logran. Florecen en el encuentro con los demás: necesitan la mirada del otro para saber quiénes son y buscan asociarse pero en el encuentro con el otro son un poco disparejos por su aire de autoridad que les dificulta establecer una relación de vínculos pares.

VIRGO

.
.

No tolera ni la extravagancia, ni las multitudes, ni la frivolidad y mucho menos las emociones dramáticas. Son personas de un perfil bajo pero de un enfoque absolutamente agudo que no tolera fallas: perfeccionistas, detallistas, minuciosos. Son discretos, cuidadosos casi invisibles pero detrás de ese perfil bajo saben que no hay quien haga las cosas como ellos las hacen. Eficientes, operativos y muy asistenciales, están siempre ayudando a otros. No les gusta el protagonismoy son muy colaboradores: se puede trabajar muy bien dado que son personas que no juzgan y habilitan al otro, ayudan al otro a crecer. Cautos y cuidadosos van a elegir muy bien con quién asociarse porque su energía en absolutamente reflexiva.

LIBRA

.
.

Están muy compenetrados con el otro, de hecho la autonomía no es su estado natural. Energía de aire, prefiere circular en sociedad y sabe mucho de la colaboración creativa y todos los proyectos en conjunto los engrandecen. Es una energía que no puede excluir a nada ni a nadie les resulta muy difícil tomar decisiones y lo hacen por oposición, es decir, en sociedad, cuando el otro se pone muy duro, estricto y seguro de su postura, lo que puede generar conflictos. Sin embargo son personas que saben muy bien escuchar al otro aún mucho mejor que a sí mismos.

ESCORPIO

.
.

No tiene términos medios en su encuentro con el otro. Se mueven con mucha intensidad, examinan, indagan con sus ojos ardientes y fríos. Son intensos, profundos vibrantes y ejercen un poder de un voltaje enorme, semejante al de un volcán en erupción aún cuando no abran la boca. En el encuentro con el otro son híper estratégicos. Son atrapantes, envolventes, seductores y por eso a la hora de armar una sociedad es difícil no perderse en ese magnetismo. La mejor versión de lo escorpiano es que se entrega al todo por el todo: uno puede confiar en escorpio si el conocimiento es profundo pero no da puntada sin hilo, pueden tomar la energía del otro sin pedir permiso o sin aún darse cuenta.

SAGITARIO

.
.

Necesita fluir asegurándose múltiples variantes, senderos y con los menores obstáculos posibles: vincularse con problemas en el medio no es su camino. Le dicen no al conflicto, no a la profundidad, necesita que todo esté con una especia de paz invisible que les permita jugar su inteligencia. Con una mirada telescópica, son muy fieles a sus propios conceptos, pero al asociarse la cuestión es que sienten que tienen "la posta" de todo. "Yo sé" dice Sagitario: son muy difíciles de convencer y tienen mucha capacidad de convencer al otro. De todas maneras asociarse con un sagitariano es maravillosos desde lo amoroso o comercial poque alivian, elevan el nivel de la discusión, siempre le encuentran alguna salida a todo, tienen buena energía, son estimulantes y están colmados de toneladas de humor.

CAPRICORNIO

.
.

Expertos, organizados, experimentados, paternalistas y sabios. Por estos recursos van por caminos imposibles pero con paso firme y seguro y en general no se caen nunca. Asociarse con un capricorniano es maravilloso pero te toman un examen total a la hora de ver si sos la persona que está preparada para ellos. Capricornio es una energía de una tierra muy profundo que le tiene pánico a equivocarse entonces necesitan garantías siempre. Son personas que exploran antes cada situación, dando al otro seguridad y enfocan su visión creando estructuras sólidas, estables y firmes. Se adaptan a trabajar en sociedad pero en el fondo son como dice el refrán: "Buey solo, bien se lame", es decir, sienten que puede ser autosuficientes.

ACUARIO

.
.

Junta personas diferentes, junta culturas, sin ninguna complicación ni pudor, son como los enlazadores de mundo. Les gusta circular sin parar y por ende se pueden asociar con muchas personas a la vez en proyectos completamente disímiles pero les encanta ir de un lugar a otro y no estancarse en vínculos demasiado estrictos o rígidos. Les gusta romper con convenciones por lo que hoy se enamoran de un proyecto y mañana lo terminan con la misma facilidad con la que lo comenzaron. Brillantes, innovadores, sorprenden con su creatividad así que les fascina encarar proyectos creativos y si son muchos y diversos mejor.

PISCIS

.
.

Necesitan profundamente el bienestar de todos porque son todos: su naturaleza es muy esponjosa, todo los atraviesa, todo los conmueve, son vulnerables y están muy expuestos a todo lo que sucede en el universo externo. Tienen altos propósitos porque entienden que hay una unidad indisoluble con todo lo que existe. Son sumamente espirituales y les cuesta muchísimo no asociarse con nadie porque saben que todos somos uno. El único tema es que pueden disolverse en los proyectos con los demás hasta pueden disolver sus propios deseos y pueden ser confusos con ellos y con los otros. Aun así tienen una inteligencia emocional gigante que es muy necesaria para poder hilvanar cualquier tipo de proyecto porque aúna diferencias, reconcilia conceptos y reúne con lo que pareciera no reunirse nunca.

Por: Ana Bilsky

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.