Kate. La duquesa de Cambridge conquistó corazones en su gira por Pakistán

Junto al príncipe William, recorrió el país asiático durante cinco días, en un viaje marcado por el homenaje a la tradición local y a Diana de Gales. La moda y la emoción de una visita histórica
Junto al príncipe William, recorrió el país asiático durante cinco días, en un viaje marcado por el homenaje a la tradición local y a Diana de Gales. La moda y la emoción de una visita histórica Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages
(0)
22 de octubre de 2019  • 16:43

Nos recordaron exactamente lo que significa ser una familia". Con estas palabras, la duquesa de Cambridge agradeció al pueblo de Lahore, en Pakistán, su amabilidad. Kate llegó al país junto con el príncipe William el lunes 14 por la noche, en una gira en la que permanentemente homenajearon a Lady Di: en cada acto, cada gesto y cada estilismo, el tributo a la princesa estuvo presente. Como cuando el matrimonio visitó el Islamabad Model College, una escuela para chicas, donde muchas de las estudiantes se confesaron "grandes admiradoras" de Diana. "¿En serio? Oh, eso es muy dulce de su parte. Yo también era un gran admirador de mi madre. Vine aquí tres veces cuando era pequeño", fue la adorable respuesta de William. El recuerdo de su mamá se tornó más emotivo todavía cuando el príncipe se encontró con el primer ministro pakistaní Imram Khan, gran amigo de Diana, al que había conocido de chico en una visita que hizo con ella.

En el interior de la mezquita Badshahi, ubicada en Lahore, la segunda ciudad más importante del país, Kate se sentó sobre una alfombra en el suelo según la costumbre. Cubrió su cabello con un velo islámico a juego con el shalwar kameez verde con detalles dorados creado por Maheen Khan.
En el interior de la mezquita Badshahi, ubicada en Lahore, la segunda ciudad más importante del país, Kate se sentó sobre una alfombra en el suelo según la costumbre. Cubrió su cabello con un velo islámico a juego con el shalwar kameez verde con detalles dorados creado por Maheen Khan. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

IMÁGENES SALIDAS DE LAS MIL Y UNA NOCHES

La gira, que duró cinco días, dejó un álbum de fotos históricas en las que Kate se convirtió en absoluta protagonista con sus looks de clara inspiración pakistaní, incluyendo los llamativos tocados -tal como lo había hecho su suegra casi treinta años antes-, y en la que la pareja real se mimetizó perfectamente con las costumbres locales. Como ocurrió cuando estuvieron en la parte más rural del país y, muy cercanos a los habitantes, participaron del rico y colorido folclore del pueblo kalash: mientras la duquesa de Cambridge lució un tocado con una pluma rosa de pavo real típico de las mujeres de la zona, el heredero del trono llevó el gorro chitrali. La presencia de la pareja real despertó gran interés en ese recóndito lugar del Himalaya, donde se entusiasmaron por conocer el patrimonio del grupo étnico más pequeño de Pakistán y se tomaron todo el tiempo necesario para interactuar con la mayor cantidad de personas de la aldea que les fue posible. Otro gran momento estuvo marcado por la parada casi obligada en la mezquita de Badshahi, ubicada en el corazón de la ciudad amurallada de Lahore. Siguiendo el protocolo, ella vistió un kurta -pantalón y camisa manga larga- y ambos entraron al templo descalzos, después de recorrer el majestuoso patio. Trece años atrás el padre de William, el príncipe Carlos, estuvo en el mismo lugar con la duquesa de Cornwall, Diana hizo lo propio en 1991 y la mismísima Isabel II la visitó en 1961.

Horas antes de ir a la mezquita, Kate había hecho gala de sus dotes para el críquet en la Academia Nacional de Críquet de esa ciudad. Vestida con el tradicional shalwar kameez, compitió en el campo de juego con su marido, y aunque logró golpear algunas bolas, William resultó vencedor. Terminado el match, los anfitriones les dieron regalos para cada uno de sus hijos -George, Charlotte y Louis-, incluido un bate para Louis que provocó las risas de todos porque resultó ser mucho más grande que el propio principito.

Su suegra, también con un velo islámico en la cabeza durante la visita de 1996, recorrió el Shaukat Khanum Memorial Cancer Hospital
Su suegra, también con un velo islámico en la cabeza durante la visita de 1996, recorrió el Shaukat Khanum Memorial Cancer Hospital Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Para su llegada al valle de Chitral, la duquesa eligió un outfit más informal: un pantalón cropped y botas altas de ante, camisa haciendo juego y chaqueta verde militar. Pero apenas bajó del helicóptero la homenajearon con el tradicional abrigo chitrali, una prenda confeccionada a mano con bordados
Para su llegada al valle de Chitral, la duquesa eligió un outfit más informal: un pantalón cropped y botas altas de ante, camisa haciendo juego y chaqueta verde militar. Pero apenas bajó del helicóptero la homenajearon con el tradicional abrigo chitrali, una prenda confeccionada a mano con bordados Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Diana en 1996, con sombrero y abrigo muy similares, recibe un regalo apenas pisa la región.
Diana en 1996, con sombrero y abrigo muy similares, recibe un regalo apenas pisa la región. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

KATE, "CORONADA" EN SU ÚLTIMO ACTO

El 17, los duques volvieron a dejar claro que en este viaje siguieron la estela de la recordada Diana, y asistieron al Shaukat Khanum Memorial Cancer Hospital, el centro oncológico que Lady Di visitó en 1996. Cariñosos y atentos, pasaron tiempo con los chicos internados, y vivieron una experiencia entrañable cuando fueron a saludar a Wafia Rehmani, un paciente de 7 años que organizó una fiesta del té y los invitó a unirse a ella. Con una tiara en la cabeza, conversó unos minutos con los duques, y durante ese intercambio Kate no quiso ser menos y "se coronó" con una tiara similar a la de Wafia.

Mezclados con los habitantes de la etnia kalash, Kate y William posan con llamativos tocados durante su visita a Chitral, en el corazón de Pakistán, donde participaron con alegría del folclore local y, distendidos, conocieron a muchos aldeanos.
Mezclados con los habitantes de la etnia kalash, Kate y William posan con llamativos tocados durante su visita a Chitral, en el corazón de Pakistán, donde participaron con alegría del folclore local y, distendidos, conocieron a muchos aldeanos. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

A la hora de lanzarse a jugar al críquet, Kate lució un shalwar kameez -el tradicional conjunto unisex- blanco con bordado floral de la firma pakistaní Gul Ahmed, se recogió el cabello y cambió los tacones de Gianvito Rossi que había usado esa misma mañana por zapatillas blancas.
A la hora de lanzarse a jugar al críquet, Kate lució un shalwar kameez -el tradicional conjunto unisex- blanco con bordado floral de la firma pakistaní Gul Ahmed, se recogió el cabello y cambió los tacones de Gianvito Rossi que había usado esa misma mañana por zapatillas blancas. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

"Nos recordaron exactamente lo que significa ser una familia", le dijo la duquesa de Cambridge al pueblo de Lahore en agradecimiento por su amabilidad
"Nos recordaron exactamente lo que significa ser una familia", le dijo la duquesa de Cambridge al pueblo de Lahore en agradecimiento por su amabilidad Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Llegaron en el típico tuk tuk a la comida de gala organizada por el Alto Comisionado Británico en el Monumento Nacional de Islamabad y sorprendieron con la sintonía de sus looks.
Llegaron en el típico tuk tuk a la comida de gala organizada por el Alto Comisionado Británico en el Monumento Nacional de Islamabad y sorprendieron con la sintonía de sus looks. Fuente: HOLA - Crédito: Reuters

Apenas aterrizaron en el país Kate impresionó con uno de sus estilismos más atinados en verde y blanco, los colores de la bandera de Pakistán: los pantalones eran de la local Maheen Kahn, el abrigo lo firmó Catherine Walker y los zapatos, de Rebecca Greenery
Apenas aterrizaron en el país Kate impresionó con uno de sus estilismos más atinados en verde y blanco, los colores de la bandera de Pakistán: los pantalones eran de la local Maheen Kahn, el abrigo lo firmó Catherine Walker y los zapatos, de Rebecca Greenery Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Por la pista, en el aeropuerto, se vio pasar parte del equipaje de Kate, en fundas-perchas.
Por la pista, en el aeropuerto, se vio pasar parte del equipaje de Kate, en fundas-perchas. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

tras la agitada agenda de la gira, la duquesa volvió a derrochar estilo con su impecable look de aeropuerto: una kurta color crema de la firma Elan con delicados bordados y ribetes azul marino, pantalones blancos de corte recto, una dupatta también de color blanco y tacones de J. Crew.
tras la agitada agenda de la gira, la duquesa volvió a derrochar estilo con su impecable look de aeropuerto: una kurta color crema de la firma Elan con delicados bordados y ribetes azul marino, pantalones blancos de corte recto, una dupatta también de color blanco y tacones de J. Crew. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.