La ciencia que explica el éxito

Guillermo Vélez
Guillermo Vélez PARA LA NACION
(0)
19 de agosto de 2017  

Más allá del efecto "arrastre" que las modas generan en los consumidores, la ciencia puede fundamentar las causas más profundas de un fenómeno del que son testigos los habitantes de las grandes urbes: hay cada vez más gente ejercitándose al aire libre, en pequeños grupos, bajo la supervisión de un entrenador, mal llamado personal en estos casos.

El entrenamiento personalizado ha estado durante los últimos once años en el top 10 del ranking de tendencias del fitness que elabora el Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM). En su edición 2017, se le sumaron como fenómenos crecientes las actividades al aire libre, en el puesto 13, seguidas por el personal training grupal.

¿Por qué personalizado? En verdad el servicio es semipersonalizado -porque no es uno a uno-, pero si el grupo es reducido el entrenador está condiciones de tratar a sus clientes de forma individualizada y no como una masa homogénea, orientándolos técnicamente y, sobre todo, acompañándolos emocionalmente en algo que en general detestan hacer.

¿Por qué en grupo? Por un lado, hay una ventaja económica para los clientes, que pueden acceder, por un canon más bajo, a un servicio casi personalizado. Por otro lado, ejercitarse acompañado de amigos genera un "efecto contagio" que multiplica el ánimo y el rendimiento, según un estudio del MIT.

¿Por qué al aire libre? Porque a los beneficios de hacer ejercicio se añaden otros que derivan del contacto con la naturaleza. Según un estudio de la Universidad de Essex, del Reino Unido, durante los primeros cinco minutos al aire libre, cualquiera sea el ejercicio, es cuando se produce el mayor aumento de autoestima y mejora del ánimo.

En la misma línea, un trabajo de la Universidad de Michigan asegura que estar en contacto con la naturaleza reduce el riesgo de padecer depresión y estrés. Mientras que desde la Tokyo's Nippon Medical School aseguran que quienes pasan al menos seis horas por semana al aire libre tienen mayor fortaleza en el sistema inmunológico.

A esta altura del partido, pocos se animarían a poner en tela de juicio las ventajas para la salud de llevar una vida activa. Pero con conocer tales beneficios no alcanza, porque la toma de conciencia implica ponerse en acción. Y para lograrlo está a la vista que contar con un grupo de entrenamiento, supervisado por un profesional, es un buen primer paso.

El autor es fundador y director de Mercado Fitness www.mercadofitness.com

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.