La columna del asador

Martiniano Molina
(0)
25 de septiembre de 2005  

Muchos me han pedido que vuelva a dar la receta de la pizza a la parrilla. Aquí va: mezclar 1 kg de harina 000 con 400 cc de agua tibia, 50 g de levadura, 100 cc de aceite y una cucharada de sal fina. Luego, hacemos una masa lisa y la dejamos reposar en un lugar cálido sobre la mesada de la cocina para que duplique su volumen. Hacemos un fuego con carbón y esparcimos pocas brasas debajo de la parrilla. Cortamos la masa ya levada en cinco partes iguales y cada una de ellas la estiramos con un palote para darle forma ovalada. El grosor debe ser de aproximadamente 4 mm. La arrollamos en el palote (para que no se nos rompa) y la colocamos sobre la parrilla. Cuando se ponga rígida por la cocción, la giramos con las manos y, sobre la parte cocida, le colocamos el tomate y los ingredientes elegidos. Por último agregamos el queso mozzarella rallado y la tapamos con una asadera (conserva el calor como un horno y se derrite el queso). Cuando ya está lista, retiramos con una tabla fina, como si fuésemos pizzeros expertos, y... a disfrutar

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?