La comida no se tira

Bandejitas preparadas para ser repartidas. Foto: Proyecto Plato Lleno.
Bandejitas preparadas para ser repartidas. Foto: Proyecto Plato Lleno.
(0)
21 de abril de 2016  • 14:18

Hace dos años nos enterábamos a través de los medios de una iniciativa solidaria que busca recuperar alimentos destinados a ser desechados para repartirlos en comedores, hogares y cualquier institución que los necesite. El proyecto Plato Lleno, continúa vigente y más vivo que nunca. Así como las Heladeras Sociales de Tucumán, en donde se reparte la comida que no se consume, hay muchas formas de aprovechar los alimentos en buen estado antes de tocar la basura.

Una característica positiva es que cualquiera de nosotros puede donar los alimentos cuando organizamos una fiesta. El clásico es el casamiento ese donde siempre el catering se calcula entre un 5 y un 10% de más, pero también hay otros eventos que pueden participar, todo es válido para ayudar a paliar el hambre en el mundo, porque este tipo de emprendimientos demuestra que no es una cuestión de falta de recursos sino de falta de empatía y solidaridad. Buscar formas creativas de ayudar a otras personas es una obligación para nuestros tiempos. "La comida no se tira", es el lema de Plato Lleno, significa respetar al alimento y a las personas.

Lucrecia, una voluntaria que ingresó el año pasado, cuenta que la comida debe cumplir con ciertas condiciones para que sea aceptada, como que se encuentre bien conservada o refrigerada. Son más de ciento cincuenta voluntarios activos los que aportan su tiempo y ganas para realizar el rescate y el reparto de los alimentos en el menor tiempo posible, con ese objetivo se hace una coordinación previa con los lugares de origen y destino -el que esté más cerca del evento-. Entonces se calzan guardapolvos, cofias, barbijos y guantes, para cumplir con el protocolo firmado por una bromatóloga y se les da un kit de rescate con bandejas y papel film para que se embale la comida, el excedente que ni siquiera se tocó ni salió de la cocina.

¿Qué es lo que NO se recibe?

No se reciben platos con mayonesas, helados o alimentos crudos que se puedan poner en mal estado en poco tiempo, salvo que se cuente con un camión refrigerante.

Sí se recibe:

Además de los alimentos en buen estado, reciben mercadería que no pasa controles de calidad (estéticos) y que por ello no pueden ser comercializados. Además, mercadería con fecha próxima de vencimiento. Se puede contribuir con dinero a través de tarjeta de débito, crédito o transferencia bancaria, que se usa para gastos y compra de materiales.También reciben elementos descartables y material para realizar el rescate.

Cada vez somos más las personas conscientes de la cantidad de alimento que se tira. El proyecto está creciendo mucho, desde marzo de 2014, se rescataron cerca de treinta y dos mil kilos de comida. Felicitaciones para todos ellos, los que participan en este proyecto, y para todos los que realizan acciones solidarias.

A quien le interese sumarse como voluntario o donante (a partir de 30 kg de alimento) debe ingresar a Proyecto Plato Lleno. http://proyectoplatolleno.com.ar/ o enviar un mail a proyectoplatolleno@gmail.com

Agradezco a la radio Ensalada Verde por la difusión y el contacto.

Hoy les comparto esta receta de Jésica Estrada, de la Cocina del Círculo, que desde Córdoba nos regala los sabores más ricos del otoño: Calabaza rellena con champignones. Para ver los ingredientes y el procedimiento, deben hacer click acá

Les recomiendo que visiten el blog, que tiene recetas sencillas y deliciosas.

Un beso enorme para Jesi y para todos ustedes.

Calabaza rellena con champignones. Foto: Jésica Estrada.
Calabaza rellena con champignones. Foto: Jésica Estrada.

Me pueden escribir a kariuenverde@gmail.com

Kariu

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.