La elegancia de las comidas

Crédito: Sofía Alurralde
En el marco de la Expo Milán 2015, visitamos una exposición que une alimentos y la alta costura. Te contamos qué tienen en común y cómo sumarte a su propuesta: "Alimentar el planeta, energía para la vida".
Sofía Alurralde
(0)
10 de agosto de 2015  • 18:57

Por creatividad se entiende aquello que es original, innovador y diferente a lo tradicional, y es que esta muestra presentada en uno de los museos más interesantes de Roma: Mercado de Trajano, reúne una fusión de conceptos que si bien no son novedosos, sí lo son sus resultados: La moda y su relación intrínseca con la alimentación.

No es casualidad que esta exhibición se haya realizado casi de forma simultánea con la EXPO 2015 de Milán, una exposición internacional que congrega en esta oportunidad a más de 145 países bajo el lema «Alimentar el planeta, energía para la vida». Porque la idea fue justamente aprovechar ese enfoque e intercambio cultural sobre una problemática que atañe al mundo entero, como lo es la alimentación, y así, vincularla con otra de las facetas características de Italia: la moda.

Cómo fue la experiencia

¿Quién alguna vez no ha hecho una referencia a una prenda o diseño aludiendo a un alimento? Por supuesto que todos en alguna oportunidad, al menos lo pensamos. La moda y la comida cada vez se encuentran más ligados, no sólo en sus representaciones (Moschino caracterizando en sus colecciones caramelos, chocolates y pop corn desde un punto de vista más comercial), sino en su aspecto conceptual: Dos expresiones artísticas que nos otorgan de alguna manera placer y se relacionan directamente con lo estético.

Agua, Aire, Tierra y Fuego, fueron los elementos naturales que se utilizaron como hilo conductor en la exhibición L’Eleganza del Cibo curada por Stefano Dominella y Bonizza Giordani Aragno, quienes consideran que: "Se trata de una exhibición alegre y divertida, que nos lleva de vuelta al sentido primordial de la vida, que es la satisfacción de la vista y del paladar".

De esta manera 160 piezas incluidos trajes, vestidos y accesorios, fueron presentados en las diferentes salas del Mercato di Traiano, acompañados con fotografías, videos, hologramas y pinturas relacionadas con los alimentos. Allí mismo se dieron cita los mejores diseñadores italianos desde 1950, junto a talentos emergentes que captaron a la perfección los lineamientos de la muestra.

El Mercado Trajano

Mercado Trajano
Mercado Trajano Crédito: Sofía Alurralde

"Tales about food and fashion" (Cuentos sobre comida y moda), como se denomina la muestra, no sólo significa adentrarse en las ideas y perspectivas más interesantes de la moda y su materia prima, sino que además está presentada armónicamente en las diferentes salas del primer centro comercial cubierto de la historia, como lo es el Mercado Trajano.

Como resultado, un recorrido que abarca desde lo más majestuoso como la Colección Privé de Giorgio Armani 2015, inspirada en cañas de bambú y entramados vegetales, pasando por los estampados de Etro, quien con su afirmación de "Somos lo que comemos", captó la atención de los visitantes, o accesorios como la cartera de zanahorias, una artesanía de 1954, hasta el paseo por un lugar único y de una arquitectura digna de contemplar.

Visitá la web del Mercado Trajano: es.mercatiditraiano.it

¿Qué te pareció la asociación entre moda y comida? ¿Creés que puede funcionar para crear conciencia sobre el cuidado del planeta? Mirá otras notas que resignifican nuestras costumbres: Tomá agua de la canilla y Juliana López May: Cocina saludable en la Cava

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.