La India, mi inspiración

Modelo, conductora y, ahora, diseñadora: Dolores Barreiro presentó su propia marca de ropa. Una colección con influencia oriental
(0)
20 de diciembre de 2009  

Las piernas más largas de la pasarela local están dando un paso decisivo. Después de años de desfiles y campañas publicitarias mostrando los mejores diseños de etiquetas nacionales e internacionales, Dolores Barreiro lanzó su propia marca de ropa.

Con creaciones inspiradas en sus viajes por el mundo, y marcada influencia india, nació Holi. La modelo se involucró en cada detalle del diseño, incluso en la elección de los géneros, entre los que predominan sedas, algodones puros, hilados a mano y lana de llama trabajada de manera totalmente artesanal.

Una colección bien ecléctica, en la que reedita tipologías clásicas de la India, como la de los titiriteros de Jaipur, pero en la que también hay lugar para otros hits de tradición oriental, como los kimonos japoneses.

¿Por qué Holi? "La idea fue visualizar una figura y darle nombre y personalidad. Holi es una elefanta, y a Matías [Camisani, su esposo] se le ocurrió el nombre", cuenta Barreiro. Es que el suyo es un trabajo en equipo. En el proyecto tuvo la colaboración de amigos artistas, como Dolores Saavedra, Inés Repetto, Milo Locket, y de la diseñadora Constanza Peinado.

Dolores dio sus primeros pasos en la moda en 1993, al ganar un concurso organizado por Dotto Models. Siguieron desfiles y campañas: desde su 1,78 m, llamó la atención de Oscar de la Renta, Fendi, Kenzo y Versace, y de la crème del diseño local, como Benito Fernández, Laurencio Adot, Ménage à Trois y muchos otros.

Incursionó en la conducción televisiva con El rayo , de 1997 a 2000, y siguió con Mucho más popstars , en Disney Channel; Planetario , en Canal 13, y Conectados , con Ronnie Arias. La experiencia le dejó "las puertas abiertas y un contacto mucho más íntimo con el que está del otro lado", asegura. 

Se crió en una familia numerosa, y repite la historia. Casada con el músico y modelo Matías Camisani, es madre de tres hijos. La familia la acompaña en cada emprendimiento: "Es lo primero. Creo que el éxito no es tal si no está acompañado de felicidad, y para mí la felicidad pasa por tener una vida íntima plena".

Ahora centra sus energías en su tienda, en Rodríguez Peña y Libertador, con diseños que define como una fiesta de colores. Pero sin dejar de lado la pasarela porque, asegura: "Tengo energía de sobra".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.