La ingeniosa estrategia de una banda de rock para tocar pese a las restricciones