La pócima de la juventud

Con una buena dosis de cafeína, vitaminas, minerales y aminoácidos, Speed Unlimites es la nueva estrella del circuito dance porteño
(0)
27 de octubre de 2000  

En Europa, tomar energy drinks es moneda corriente. Especialmente en España, donde estas bebidas son casi tan conocidas como la Coca-Cola. Allí, el tónico bautizado Red Bull (toro rojo) lidera las preferencias de los consumidores y el austríaco Speed Unlimited ocupa el segundo lugar de la tabla de posiciones. Justamente es esta última marca importada de la madre patria -"velocidad ilimitada"- la que está ganando cada vez más adeptos en la Buenos Aires nocturna, desde que en marzo último logró su dificultoso ingreso en el mercado local.

Este suplemento dietario líquido, de color amarillento y ligeramente efervescente, contiene cafeína, taurina, biotina, vitaminas y minerales, entre otros componentes. Pero es precisamente por la presencia de estas sustancias que puede incluírselo en el rubro de los energy drinks .

"El objetivo de la bebida es quitar el cansancio", explica Alejandro Federico, responsable de instalar el producto en el circuito dance . Además, agrega que en bares y discotecas se la suele tomar con una medida de vodka ( Fuego sagrado ) o gin ( Rápido sin límite ). "La cafeína, potenciada con el alcohol, te estimula, te quita el sueño y evita la resaca", agrega.

Si bien son de conocimiento público las propiedades de la cafeína, las leyendas que figuran en el envase ("Ingesta diaria: hasta cuatro latas" de 250 ml, con 50 mg de cafeína cada una) dan pocos indicios sobre las reacciones que provoca el consumo del alimento .

Los médicos y farmacéuticos consultados sobre el tema coinciden en que "la bebida es un estimulante ligero del sistema nervioso central, que pone al organismo en estado de alerta, y que combinada con una dosis de alcohol funciona como desinhibidor de la conducta social". Efectos buscados por los habitantes de la noche -de entre 25 y 35 años-, para evadir el sueño y bailar sin parar, pero no necesariamente por los estudiantes, deportistas y ejecutivos, a los que se les recomienda la bebida. "El resto de los componentes (sin contar la cafeína) es para justificar el rótulo de energizante", sugiere un especialista.

Lo cierto es que el consumo nocturno de este brebaje "acelerador" crece al compás de los beats y flashes que gobiernan las pistas. "Porque te da pilas y está dentro de los parámetros permitidos", justifica Alejandro Federico.

En las barras de Pachá, Divino Buenos Ayres, Animal, Azul Profundo o La Conzuelo, por citar algunos locales, no son pocos los que pagan $ 5, por una de estas estilizadas latas negras, y entre $ 10 y $ 12, por su servicio con una medida de whisky ( Speed volador ). Eso sí, todos reclaman que se la sirva bien fría, para calmar el gusto cítrico que, a temperatura natural, se asemeja al de un jarabe.

Sin embargo, y a juzgar por los planes de la importadora Energy Group SRL para la Argentina y Uruguay, muy pronto Speed Unlimited llegará a los hogares. "Para diciembre próximo está previsto el desembarco en las góndolas del supermercado", anticipa Federico.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.