La reina Isabel busca un candidato para ocupar un singular puesto en la corona