La transformación de un galpón en un hogar cálido

Una enorme casa-galpón se transformó en un espacio blando y confortable al aplicarle hábilmente texturas y revestimientos
(0)
12 de octubre de 2014  • 18:41

Se trataba de un lote sin agua corriente ni electricidad. Ni siquiera árboles. Despojado en el sentido más literal, el lado positivo es que un terreno de estas características también puede darle lugar a la casa de los sueños. En este caso, la idea fue, sin muchas vueltas, levantar una estructura sencilla, cómoda, para usar sobre todo los fines de semana. Como el propietario es proveedor de materiales para la construcción de galpones, la familia tenía por dónde empezar. En una segunda instancia, se trabajó en conjunto con Mesopotamia Buenos Aires sobre los revestimientos y la ambientación, para que el conjunto fuera tomando forma de hogar. Y aun más, porque, amén de una calibrada rusticidad, acá no faltan rincones sofisticados ni detalles de confort como aire acondicionado y calefacción central. Mirando la primera frase del texto y mirando atrás en el tiempo, hay una sola reacción posible: guau.

La decoradora sugiere

  • El efecto de la repetición puede dar excelentes resultados. Se trata de usar los mismos materiales variando apenas el diseño según se requiera en cada caso.
  • Una regla que no falla: elegir un telón de fondo más bien neutro y luego aportar personalidad por la vía de los detalles, como una lámpara antigua o un almohadón un poco más subido.
  • Así como los ambientes interiores de la casa son amplios, el exterior despejado se corresponde también con esa agradable sensación de espacio, sin otras propiedades alrededor. Por eso se buscó trabajar especialmente la comunicación con el afuera.

Producción: Cristina Solanet | Texto: Verónica Ocvirk.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.