Las 4 fases de tu negocio. Guía para saber qué hacer en cada momento

Fuente: OHLALÁ!
(0)
12 de marzo de 2020  • 15:59

Gabu López es coach de negocios y experta en marketing. Su misión es ayudar a los emprendedores a conectar con su propósito , según sus palabras, "para que moneticen su Magia y vivan la vida que quieren vivir, con independencia económica y libertad de acción". Por eso hoy nos regala este texto a modo de guía para los emprendedores que se encuentran en las diferentes etapas de desarrollo de sus negocios.

Todos los profesionales independientes atraviesan 4 etapas en el desarrollo de sus negocios. Cada una es importante y sienta las bases de la que le sigue. Uno de los mayores errores es saltearse pasos, o creer que están en una etapa más adelantada de la que en realidad están.

Igual que un bebé, una empresa no puede correr si aún no aprendió a caminar; no podés lanzar cursos online si aún no tenés un modelo de negocio validado ni creaste tu método, por ejemplo. Esto es clave para no cometer errores fatales que pueden terminar con tu negocio antes incluso de haber empezado a monetizarlo.

ETAPA 1: FREELANCER

Es por donde comienzan la mayoría de los profesionales independientes. Aún no se tiene del todo clara la magia y el negocio se piensa desde el afuera. Suele no estar alineado con el propósito, pero, aún si lo está, no está claro cómo monetizarlo. No hay estrategia. Y en vez de construirlo alrededor de quién sos, lo armás en base a lo que quiere tu cliente. Esto te pone en una situación de desventaja, ya que prácticamente sos un empleado de tus clientes. Trabajás mucho tiempo, cada propuesta está personalizada a medida, y tu modelo de negocio es intercambiar tiempo por dinero.

Claves:

  • Definir qué te gusta y qué no te gusta hacer. Entender mejor tu negocio y tus posibilidades dentro de él.
  • Trabajar uno a uno (sesiones individuales, clientes que atendés personalmente, propuestas creadas para caso particular, etc.).
  • Generar el 80% de la rentabilidad con 1 o 2 clientes.
  • Adquirir clientes a través del boca a boca y la recomendación.
  • Superar los altos y bajos, que son comunes en esta etapa.

ETAPA 2: DUEÑO DEL NEGOCIO

En esta etapa empezás a hacerte cargo desde vos y tu magia, y pasás de ser víctima de tu clientes, a ser protagonista de tu propio diseño de negocio.

Trabajás en crear una estrategia sólida de posicionamiento, que hace que tu comunicación funcione como un imán para tus clientes ideales y que, en el largo plazo, genera que ellos mismos te vengan a buscar. Tenés claro tu método y sabés cómo sistematizar procesos, y sos vos quien define los términos del trabajo con tus clientes.

Claves:

  • Entender en profundidad cuál es tu magia y cuál es tu trabajo con propósito monetizable, el que da sentido a tu vida (más allá de lo económico, el que te hará sentir realizado).
  • Conquistar un nicho.
  • Posicionarte como experto y ser referente en tu nicho, la persona especialista que los clientes buscan.
  • Estructurar y comunicar tu marca personal.
  • Validar tu mercado y tener muy claro quién es tu cliente ideal.
  • Crear un mensaje diferenciador basado en tu propuesta de valor y tus ideas fuerza.
  • Ofrecer de 1 a 3 paquetes de soluciones sistematizadas (en vez de crear propuestas personalizadas para cada cliente).
  • Mantener un flujo sostenido de clientes.
  • Definir una calendarización que permita tener visibilidad de 1 a 3 meses en el futuro con respecto a ingresos proyectados.
  • Generar ingresos sostenidos.
  • Empezar a elegir a tus clientes (decir no a quienes no son parte de tu nicho, no son tu cliente ideal, no están alineados con tu propósito, no te interesa trabajar, etc.).
  • Crear material basado en tu mensaje experto que se puede utilizar con múltiples clientes para varias aplicaciones, estructurado sobre la base de tu método diferenciador: e-Books, talleres, fichas de trabajo, videos, posteos en redes sociales, etc.

ETAPA 3: EMPRESARIO

El empresario sabe que tiene un negocio en marcha y con potencial. Automatiza procesos, optimiza recursos, mide y evalúa el retorno sobre la inversión para entender dónde le conviene poner tiempo y dinero.

Estás organizado y hacés foco en lo que vale la pena para tu negocio. Contás con herramientas de análisis que te permiten tomar decisiones correctas, y ves crecer tus ingresos mientras escalás la cantidad y la calidad de los clientes que atendés.

Claves:

  • Conseguir más clientes.
  • Incrementar tu lista de contactos (base de mails) en piloto automático.
  • Incorporar tácticas de marketing avanzadas para generar ventas incrementales.
  • Visualizar el negocio en su conjunto y tomar decisiones estratégicas globales en base a objetivos pre-fijados.
  • Analizar el ROI de cada acción implementada para validar la asignación de recursos y entender si valen la pena en términos del retorno sobre lo invertido.
  • Validar e incorporar nuevos nichos.
  • Escalar la llegada a las distintas audiencias mediante la automatización de procesos.
  • Afianzar el posicionamiento al genérico/referencia de la categoría a través de la solidificación de la de marca personal.
  • Evaluar incorporar miembros al equipo o a tercerizar tareas.
  • Sistematizar procesos para llegar a más personas a través de procesos que te permiten delegar actividades que no querés hacer más de manera personal o 1 a 1.
  • A nivel material, todo lo de la etapa anterior más crear cursos básicos e infoproductos.

ETAPA 4: EMPRESARIO INTERNACIONAL

Si ya atravesaste las etapas anteriores, generás resultados consistentes para tus clientes y tenés estándares y un método probado, estás en condiciones de escalarlo en el mundo online a través de cursos y programas que generen ingresos constantes (incluso mientras dormís).

Aquí el mundo pasa a ser tu mercado potencial, y con mucho menos esfuerzo podés impactar en muchas más personas con tu magia.

Los clientes se multiplican y los ingresos también. Este esquema te da la libertad de trabajar desde cualquier parte del mundo y de estructurar tu negocio exactamente como quieras, pudiendo incluso hacerlo desde diferentes lugares y con estructuras muy dinámicas que te habilitan una gran flexibilidad.

Claves:

  • Expandir tu negocio más allá de las fronteras de tu ciudad y tu país.
  • Generar ingresos pasivos y ventas (sí, hasta cuando estás durmiendo!).
  • Expandir tu alcance a mercados internacionales, mediante lanzamientos programados con el uso de plataformas online.
  • Generar sinergias con otros referentes dentro de tu industria.
  • Establecer programas de afiliados para tener ventas exponenciales.
  • Incrementar tu lista de contactos (base de mails) en piloto automático.
  • Generar la mayor parte de la rentabilidad con cientos o incluso miles de clientes en todo el mundo.
  • A nivel material, todo lo de las etapas anteriores más crear cursos online insignia en diferentes rangos de valores y con ofertas segmentadas de acuerdo a tu(s) nicho(s) y las regiones del mundo donde operás.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.