Las tres tiras compradas por 1600 euros y dos botellas de whisky