Le regalaron un salto en paracaídas para su cumpleaños y con eso ideó el negocio de su vida

También ideó el proyecto de Flybondi aunque ya no tiene relación con la empresa
También ideó el proyecto de Flybondi aunque ya no tiene relación con la empresa Crédito: Juan Francisco Sanchez. Producción de Victoria Dorin.
Ayelén Di Leva
(0)
26 de junio de 2019  • 13:37

En septiembre de 2009, Gastón Parisier (ahora, 33) arrancó con su empresa, Big Box, y en noviembre vendió el primer regalo. El emprendimiento por el que se la jugó tenía que ver con una convicción personal: estaba seguro de que los regalos que más se disfrutan son las experiencias , no tanto los productos. Acá te contamos su historia para que veas cómo llevó a cabo esta idea tan innovadora.

"Lo que más te mueve en ese momento es el desafío y las ganas de demostrarte a vos mismo que podés. Para mi cumpleaños me habían regalado un salto en paracaídas y me di cuenta de que eso era increíble, que tenía que haber una manera de poder regalar momentos, experiencias, situaciones. Eso fue la semilla que sembró el concepto de la compañía", señala.

Siempre supo que iba a emprender. Cuando tenía 8 años vendía limonada con su hermana en la puerta de su casa y a los 14 organizaba torneos de póker . "Tengo una familia emprendedora, mi papá es súper emprendedor en el rubro hotelero y gastronómico y yo siempre quise emprender", recuerda Gastón, quien, además, estudió Ingeniería Industrial y se recibió presentando una tesis sobre una aerolínea de bajo costo (ver recuadro).

Big Box fue su primer trabajo: "Cuando empezamos, no existían ni WhatsApp ni Instagram y Facebook no lo usaba nadie. No nos damos cuenta, pero en 10 años las cosas cambiaron un montón, la creatividad y la manera de encontrar espacios creativos también cambió. Yo soy fanático de que el espacio laboral sea extremadamente placentero. Quiero que la gente quiera venir: porque hay minigolf, porque hay sillones copados, porque la vista es increíble o porque va a haber un barcito para tomar algo y mirar el atardecer. Brindar situaciones para vivir experiencias dentro del ambiente laboral. Confío mucho en vivir experiencias dentro del trabajo por dos motivos: porque es lo que promueve la compañía y porque sé que lo que mueve a las personas son los desafíos, el sentido de pertenencia y tener un buen ambiente laboral".

Hoy, Big Box no solo pisa fuerte en Argentina, sino que tiene presencia en Uruguay, Perú, Chile y México. Los primeros tiempos fueron toda una aventura: no tenían salario, les prestaban la oficina y no pagaban ni luz ni gas, nada. A medida que se fueron vendiendo los regalos, empezaron a crecer y pudieron invertir . "Por lo general, todo el mundo te dice que no va a funcionar, pero yo estoy seguro de que las buenas ideas empiezan cuando más de cinco amigos te dicen que no va a funcionar", asegura.

Tesis voladora

Big Box no es la única empresa que concibió Gastón. También ideó Flybondi para poder recibirse de ingeniero industrial. Fue su tesis. El nombre surgió de una "traducción" que pensó de Air Bus, el fabricante más grande de aviones del mundo: "Pensé cómo se diría en argentino y se me ocurrió Flybondi, un bondi aéreo", cuenta.

Con el proyecto ya listo, se asoció a Julian Cook en partes iguales y lo acompañó durante el proceso de conseguir el capital para llevar adelante la compañía. Una vez que se reunieron los 80 millones de dólares, decidió correrse de la parte operativa, administrativa. "Puse la idea y el nombre, pero ahora no estoy involucrado bajo ningún punto de vista", explica.

En números

  • Su inversión inicial fue de 10.000 dólares , Con esa plata pudieron imprimir 10.000 cajitas de regalo(a 1 dólar cada caja).
  • 14 puntos de venta tiene Big Box. En ellos ofrecen 7 variedades de experiencias.
  • 15 desarrolladores trabajan en las oficinas de Big Box dedicados full time a la plataforma digital de la empresa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.