LIGHT

(0)
29 de diciembre de 2009  • 11:49

Mis valijas para la costa son una exageración.

Nunca supe hacer valijas. Soy un desastre.

Anoche Nico me dijo: una valija bien hecha no es aquella en la que no falta nada sino aquella en la que no sobra nada.

Lo dijo un astronauta de la NASA.

Pero claro, nosotros vamos en auto. Qué me importan las teorías de los astronautas que, de verdad, tiene que viajar livianos?

Mi bolso es magro y justo.

El problema lo tengo con los chicos. No sé elegir qué llevar. Directamente elijo qué dejar. Un disparate.

Ayer a la tarde, mientras hablaba por tel con mi madre, fui eligiendo la ropa de Lucas.

Hice filas sobre su cama hasta que ésta dejó de verse.

OK.

A la noche, cuando fui a meter todo en un bolso, conté, por ejemplo, 12 pantalones largos. Es como mucho no?

Y así todo. Remeras creo que había 30.

Nicolás vio eso y casi se larga a llorar.

Me dijo de todo, y yo me acordé de mis viejos.

Cada vez que viajamos, papá iba despotricando contra mi madre, por lo que pesaban las valijas. Que no nos íbamos a vivir a Bariloche, que eran 10 días.

Y mi madre, diciendo: no sé por qué te empecinás en llevar vos las valijas. Dame esa que pesa mucho a mí, que yo no tengo problema en llevarla y a sí no te molesta tanto.

Pero no, la cargaba él. Hasta parecía que gozaba con la situación.

Anoche, ante el "esa valija pesa más que yo mismo", le dije a Nicolás: despreocupate. Yo cargo el auto. Vos ni te enterás de si pesan o no.

Hay como un cliché de los hombres, de quejarse de que las mujeres llevamos mucha ropa a los viajes.

Incluso, cuando no los afecta en nada.

Como si cuando menos lograran empacar, más hombres son. (no salten, no salten, estoy hablando, claramente de la inmensa mayoría de los hombres que YO conozco. Puede que justo ustedes no. Pero hagan memoria: sus padres?).

Yo ODIO los clichés.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.