Lima: comer, pasear y amarla

Izquierda: el circuito mágico del agua es una serie de trece fuentes con luces en el Parque de la Reserva. Derecha: parapentes, una experiencia para recrear la vista y disfrutar del viento
Izquierda: el circuito mágico del agua es una serie de trece fuentes con luces en el Parque de la Reserva. Derecha: parapentes, una experiencia para recrear la vista y disfrutar del viento Crédito: Mariana Roveda
Viajamos a la capital peruana para descubrir sus barrios más modernos. Y para chuparnos los dedos con los manjares de sus ferias, restós y mercados.
Denise Tempone
(0)
19 de noviembre de 2015  • 00:05

Nos subimos a un avión, viajamos cuatro horas y aterrizamos en un lugar que nos sorprendió. Lima es mucho más que una ciudad llamativa. Lima es un vórtice mágico en el que Latinoamérica funde sus culturas ancestrales con las costumbres y la sabiduría milenaria de Asia, de donde proviene la mayor parte de sus inmigrantes. Es también una ciudad que hace poco menos de una década comenzó un proceso de autodescubrimiento admirable, desde su comida hasta su historia y su estética, para revelar su propia identidad a un mundo que hoy la festeja por lo que es: una de las metrópolis más originales de Sudamérica. Si decidís pasar a visitarla, no podés perderte estas paradas.

MIRAFLORES

Este barrio puede resumirse con una sola imagen: paseos de compras rodeados de altísimos acantilados y orillas bañadas por el Pacífico. Pero no es solo eso. Se trata de uno de los distritos más antiguos de Lima y, desde hace algunos años, el más movido. Miraflores queda pegado a Barranco, pero es más parecido a un hermano liero que a un par. Tiene una vida nocturna más agitada, decenas de mercaditos y tiendas, pero también tiene su mística.

Si el viento te ayuda, no vas a tardar mucho en descubrir que muy por encima de todos esos surfistas que adornan la costa, planean parapentes con una calma asombrosa. Y es que, aunque parezca adrenalínico, pocas cosas hay más apacibles que lanzarte a planear por la costa limeña abrazada a alguno de sus experimentados instructores. Si te tienta la aventura, no puede haber mejor momento.

Izquierda: el Parque del Amor, un clásico para disfrutar en pareja. Derecha: si querés un poco de historia, esta pirámide de 25 metros hecha en adobe es el ícono arqueológico de Lima
Izquierda: el Parque del Amor, un clásico para disfrutar en pareja. Derecha: si querés un poco de historia, esta pirámide de 25 metros hecha en adobe es el ícono arqueológico de Lima Crédito: Mariana Roveda

En esos mismos acantilados vas a encontrar el Parque del Amor, repleto de frases extraídas de la poesía peruana y parejas besándose. No es solo un lugar para el romance, también es uno de los hot spots visuales, el atardecer ahí es inolvidable.

En el centro de Miraflores se encuentra el poderoso sitio arqueológico Huaca Pucllana, un sistema de recintos y plazas construido con adobe que, se cree, servía como centro ceremonial y comercial de las civilizaciones que habitaron la zona entre 200 y 700 años después de Cristo. Imposible no quedar intrigada.

BARRANCO

Izquierda: el Puente de los Suspiros, la entrada al distrito de arte de la capital peruana. Derecha:  Barranco tiene bares, hoteles y galerías
Izquierda: el Puente de los Suspiros, la entrada al distrito de arte de la capital peruana. Derecha: Barranco tiene bares, hoteles y galerías Crédito: Mariana Roveda

Desde sus inicios, Barranco fue el balneario favorito de los veraneantes limeños de clase media alta, artistas y extranjeros que construyeron grandes ranchos emulando estilos de la Belle Époque al borde del Pacífico. Esas casas hoy funcionan como hoteles, galerías de arte y bares que convirtieron el barrio en uno de los epicentros arty de Latinoamérica.

Empezá el paseo en el Puente de los Suspiros y a los pocos metros te esperan decenas de galerías y tiendas deliciosas, como Puna y Plantique, una mansión alternativa que reúne el trabajo de todo el país con un maravilloso trabajo de ornamentación viva. También por esa zona te vas a sorprender con Dédalo y el Centro Colich, casonas con centro de exposiciones y galerías-tiendas con sus propias cafeterías. Bar 1111 ofrece exprimidos detox y una decoración encantadora basada en elementos reciclados, como cajones de gaseosas.

Izquierda: un souvenir para recordar el paso por el lugar. Derecha: en el museo personal de Mario Testino, vas a poder acceder al lado B del fotógrafo de moda más cotizado del mundo
Izquierda: un souvenir para recordar el paso por el lugar. Derecha: en el museo personal de Mario Testino, vas a poder acceder al lado B del fotógrafo de moda más cotizado del mundo Crédito: Mariana Roveda

En todo el mundo existe el glamour, pero en Lima existe Mario Testino. Para terminar de entender a este fotógrafo, solo hace falta visitar su museo personal, donde podrás respirar la atmósfera de la estética que supo crear para Kate Moss, Madonna y Lady Di, entre otras. ¡Eso sí, mucha suerte en el gift shop!

Y cuando cae la noche, Isolina y Ayahuasca son LAS tabernas de la zona, parada obligada para probar el pisco en su lugar de origen.

FERIA MISTURA Y RESTÓS

Izquierda: productos de elaboración local. Derecha: Desde Lima se impulsó al mundo el famoso pisco sour, el trago hecho a base de pisco, lima y limón. Hoy, los mejores bares locales para tomarlo son Ayahuasca, el Bar Cordano, el Maury, la barra del Hotel B y el restaurante del hotel Runcu
Izquierda: productos de elaboración local. Derecha: Desde Lima se impulsó al mundo el famoso pisco sour, el trago hecho a base de pisco, lima y limón. Hoy, los mejores bares locales para tomarlo son Ayahuasca, el Bar Cordano, el Maury, la barra del Hotel B y el restaurante del hotel Runcu Crédito: Mariana Roveda

Dicen que en Perú podrías probar un plato por día y no te alcanzarían tres años para terminar de conocerlos. Es por esto que muchos restaurantes peruanos hoy figuran en la lista de los mejores del mundo.

Astrid y Gastón: es el 14° puesto entre los 50 mejores del mundo. Ofrece solo un menú degustación de ¡30 pasos! y 11 vinos. El almuerzo dura 120 minutos y se hace en el medio de una mansión en el barrio de San Isidro. Más info: www.astridygaston.com.

Maido: propone un recorrido de 17 platos por sabores nikkei (peruano-japoneses) con ingredientes de la selva amazónica, pero también un exquisito sushi. Más info: www.maido.pe.

Fiesta Gourmet: su menú se enfoca en la región norte de Perú. Recupera el aire de bodegón atendido por meseros old school sin perder sofisticación. El postre de chocolate te hace llorar de alegría. Más info: www.restaurantfiestagourmet.com.

Mistura

En Mistura, comprás todo con estos boletos de colores.
En Mistura, comprás todo con estos boletos de colores. Crédito: Mariana Roveda

Es la feria gastronómica más importante de América Latina – se hace todos los años a principios de septiembre – y reúne a productores, chefs y restaurantes de todo Perú en un mismo lugar. En Mistura, cada puesto te abre la puerta a un nuevo sabor de la costa, de la selva, de los valles peruanos y a una historia de vida: quienes atienden están encantados de explicarte en qué consiste lo que ofrecen. De esto se trata Mistura: de un pueblo que está orgulloso de lo que es y de lo que puede darle al mundo. La entrada diaria cuesta US$ 5. Más info: www.mistura.pe.

4 HALLAZGOS FOODIE

CÓMO MOVERTE

Olvidate del transporte público, que es caótico e impredecible. En Lima, el medio más práctico y barato es el taxi. Solo hay un problema: no tienen reloj de precio. Para saber cuánto va a salirte un viaje, consultá cifras de referencia en el hotel y después preguntale por anticipado al taxista. Una vez regateado y arreglado, pueden arrancar. Elegí los taxis con carteles identificatorios, los que no lo tienen no son lo más seguro.

¿Conocés esta ciudad? ¿Qué lugares recomendarías para visitar? Además te mostramos Perú en combi: paradas obligatorias y tips de viaje y te recomendamos una serie de lugares en Buenos Aires para probar los mejores suspiros limeños

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.