Los berrinches: cómo manejarlos sin perder la calma

Crédito: Latinstock
Ese mal momento, en medio de una escena rodeada de gente, en que los chicos se ponen fastidiosos y vos querés desaparecer por arte de magia, tiene solución. No es fácil pero se puede
(0)
21 de septiembre de 2017  • 00:00

Es bastante frecuente y totalmente esperable. Entre los 2 y los 3 años (un rango que se puede ampliar según la personalidad del niño) los chicos son proclives a montar esa escena tan temida, el berrinche. Gritan, patalean, lloran, algunos tiran cosas, se instalan a gritar y llorar en el piso, tal vez hasta llegan a golpearse o lastimar al otro. Incluso están los que se empacan y se quedan paraditos como una estatua sin avanzar ni moverse hasta lograr la respusta que esperan.

¿Por qué se comportan de esta manera? ¿Será que te odia? ¿Será uno de esos chicos insoportables que tanto criticabas cuando mirabas la escena desde afuera? ¿O es que vos estás haciendo algo mal?

Qué es un berrinche

Los niños al crecer, adquieren independencia de forma evolutiva y se encuentran con limitaciones. Vivencias que generan frustración. El desarrollo del habla que hace que muchas veces no puedan expresar lo que quieren o necesitan, los frenos a la hora de escoger una comida, un juguete o la ropa que desean usar. Cualquier situación que despierte en ellos esta insatisfacción, en la que su necesidad no es atendida, genera un torbellino emocional que se apodera del niño.

De modo que así se genera un aumento de las hormonas del estrés, generando una explosión emocional que los domina.

Durante el berrinche sienten un gran malestar, no pueden escuchar, sus músculos se tensan, el corazón y la respiración se fuerza.

¿Cómo gestionar los berrinches?

Sin duda, algo tenés que hacer. Estas estrategias te van a ayudar o a gestionar el momento o a prevenirlo y hacer que progresivamente el chico deje de acudir a este comportamiento para expresar sus necesidades.

Crédito: Latinstock

1. Controlá la situación. Respirá e intentá tranquilizarte. El adulto es quien guía la situación y debe enseñarle al niño como enfrentarla. Si es en un lugar público posiblemente los demás miren, gesticulen o intenten intervenir. No dejarse influir por el exterior. El niño que atraviesa un berrinche está sufriendo y debe aprender a manejar la frustración.

2. Conectate con el niño antes de corregirlo. Ponerte a su altura, miralo, sé más empática. Tratar de sentir y entender qué es lo que le pasa, qué necesita. Tiene hambre, cansancio, aburrimiento, deseo no satisfecho, algo no le agrada?

3. Escuchá qué está tratando de expresar. Es posible que el niño diga qué es lo que le provoca esa necesidad insatisfecha que desencadenó ese torbellino de emociones.

4. Legitimá sus sentimientos. Decile que lo entendes, repetile eso que él dijo: “Entiendo que estés cansado, aburrido pero no podemos hacer eso que vos necesitás en este momento”.

5. Mostrá firmeza pero con amor. Encontrá el equilibrio entre ser amable y firme al mismo tiempo.

6. Buscá alternativas. Ofrecele alternativas con opciones limitadas.

7. Educalo en la razón. Decirle al niño: “Si no esperamos no podremos comprar, ni cenar"

8. Volver a hablar del tema cuando esté tranquilo. Durante el berrinche es difícil que incorpore el aprendizaje. Hablar sobre el episodio una vez que el niño se calmó y planear como actuar a futuro ayudará a enfrentar cada vez mejor las situaciones y que vayan desapareciendo.

Saber acompañar al niño en esta etapa es una enseñanza para que el día de mañana sea capaz de manejar su frustración y logre resolver sus problemas.

Experta consultada: Dra. Nora Zonis. Pediatra, Coach de Familia y disciplina Positiva de Swiss Medical Center.

¿Conocés de qué te hablamos? ¿Pudiste manejar los berrinches? También leé: 10 cosas que nos facilitan la vida a las mamás y Cómo lidiar con los "psicópatas laborales"

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.