DISCOS: La Sed. Los nuevos herederos