Los últimos cinco años: un musical en la era del streaming

En pareja en la vida real, Germán Tripel y Florencia Otero también comparten su amor sobre las tablas.
En pareja en la vida real, Germán Tripel y Florencia Otero también comparten su amor sobre las tablas. Fuente: Archivo
Alejandro Lingenti
(0)
2 de septiembre de 2020  • 12:46

De todos los géneros teatrales, el musical es probablemente uno de los más difíciles de montar en estos tiempos de cuarentena. El despliegue físico y técnico que exige un espectáculo de esas características no se lleva bien con las restricciones de espacio y de condiciones de producción generales de esta nueva realidad, pero aun así, el ingenio de los artistas sigue inventando soluciones. Este 11 de septiembre, por caso, vuelve el musical porteño de la mano deLos últimos cinco años, una obra protagonizada por Germán Tripel y Florencia Otero que será transmitida en vivo desde el escenario de El Picadero, el teatro ubicado a pasitos de Corrientes y Callao que tanto extraña su público fiel, que además no es poco.

Se trata de la primera experiencia de este tipo en el ámbito del musical y se puede llevar a cabo porque Tripel y Otero son pareja y viven juntos, lo que resuelve el tema del distanciamiento social obligatorio. Respetando rigurosamente esa normativa, también formará parte del espectáculo el pianista Hernán Matorra, que tocará en la sala, pero obviamente alejado lo suficiente del escenario como para evitar algún riesgo de contagio.

Las entradas se consiguen en PlateaLive, y la idea de los productores (una de las socias del evento es Valentina Berger de GO Broadway, emprendimiento que lidera el espacio de clases de teatro musical online) es abrir una nueva ventana de negocio que aproveche las posibilidades del streaming para ofrecer distintas alternativas a espectadores de toda América Latina.

"Preparar una obra en este contexto tiene ventajas y dificultades", explica Tripel, exintegrante del grupo juvenil Mambrú, surgido de un concurso televisivo. "Lo peor es el poco contacto en vivo con los directores, tanto musicales como actorales. Ese contacto suele generar una respuesta física más inmediata a la hora de interpretar, por eso es clave. Como ventaja, diría que contamos con unos tiempos para ensayar que no solemos tener en circunstancias normales. Eso se puede usar a favor. También es útil observar lo que vas grabando con el celular en el ensayo. Nuestro objetivo es contar la historia con austeridad, con un estilo minimalista, pero sin descuidar la profundidad. Y creo que el estreno va a estar cargado de una nueva sensación, distinta a la de siempre. Yo lo veo como algo nuevo y enriquecedor. Ojalá esta experiencia marque un antes y un después en el terreno del musical".

El eje argumental de Los últimos cinco años, cuenta Tripel, está relacionado con "la debilidad que suelen tener las parejas para sostener el amor en torno al ego: si a uno le va bien y al otro no, eso suele generar conflictos difíciles de enfrentar", sintetiza el actor y cantante. "Creo que la eficacia tiene que ver con la potencia de ese conflicto, pero también con una gran idea narrativa del autor [el estadounidense Jason Robert Brown]: el personaje que interpreto cuenta la historia del principio al fin, mientras que el de Florencia lo cuenta al revés, del final al principio. Ese mecanismo va generando ambigüedad y una sensación agridulce".

Para Tripel, quien trabajó en musicales como Rent y Hedwig and The Angry Inch, el género -que tiene su indiscutible centro global en Broadway- está cada vez más sólido en Argentina. "Nosotros tenemos una materia prima exquisita y muy competitiva: grandes cantantes, actores y músicos. Necesitamos más apoyo de la prensa y productores decididos a invertir para llamar más la atención. Pero artísticamente estamos en un gran nivel, no tenemos mucho que envidiarle a lo que se produce en el resto del mundo. Yo veo y vivo mucho talento en nuestro país".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.