Madre y emprendedora: cinco pasos para combinar ambas vocaciones

.
.
(0)
14 de febrero de 2020  • 14:49

Ser madre es un trabajo full life y ser emprendedora, ¡también! A veces parece imposible hacer convivir ambas vocaciones , sobre todo porque generalmente, un emprendimiento es como un hijo más al que amamos con todo nuestro ser. Por eso hoy charlamos con las directoras de la consultora Hire Partners , Cecilia de Nevares y Teresita de Velazco, que ofrecen un programa llamado Maternity Coaching, cuyo principal objetivo es ayudar a las mujeres profesionales a unir su propósito familiar con el laboral y a las empresas a desarrollar herramientas que les permitan avanzar hacia una equidad de género, enriquecer sus equipos y mejorar sus rendimientos.

La maternidad es sin dudas, una de las experiencias más transformadoras en la vida de una mujer: nos despeina y regala un sin número de sensaciones inesperadas. Entre todo lo que implica la llegada de un hijo a nuestras vidas, también nos invade la sensación de iniciar, cuidar y acompañar a crecer. Es esta misma energía de iniciación, la que trasladándola al ámbito profesional, nos impulsa a renovarnos, crear y emprender. Creemos que al vivir la maternidad, desarrollamos competencias que son súper valoradas en la dimensión profesional, y que potencian nuestra pasión y voluntad para concretar proyectos.

Entonces, si venís con ideas en la cabeza y estás con ganas de empezar algo nuevo… el primer paso es ¡animarte! Seguramente tengas que callar tu voz interior boicoteadora y reemplazar los "No puedo" por "¿Qué pasa si…?" ó "¿qué haría si no tuviera miedo?". Conectándote con tu confianza y creyendo en vos, te compartimos algunos consejos que te pueden ayudar a unir tu "Ser Mamá" con tu " Ser emprendedora".

1. Identificar tu propósito profesional: el motor de cualquier proyecto

¿Sentís que tu emprendimiento, te entusiasma y te inspira? La motivación es clave para empujar y sostener cualquier negocio, por eso cuanto más conectado esté tu emprendimiento con tus sueños, te resultará más alentador impulsarlo todos los días.

2. Planificar y darle forma

Para un buen propósito, es necesario definir una meta y diseñar una estrategia. ¿Emprender sola o acompañada? puede ser la primera pregunta para armar un plan. Sentarte a trazar el camino, enfocará tu energía, optimizando tu tiempo y esfuerzos.

3. Definir objetivos para alcanzar tus metas

El primer paso es alinear tus expectativas con la realidad, reconociendo tu momento personal y planteándote desafíos compatibles con las edades de tus hijos y tu situación familiar. La definición de objetivos coherentes con tus metas, es clave para enfocar tus acciones, y también balancear tu vida familiar con la profesional. Hablamos de objetivos SMART, que sean concretos, medibles, posibles, realistas y estén definidos en un periodo de tiempo.

4. Potenciar el poder de tu red

Emprender tiene que ver con vincularte, exponerte, con salir al mundo y mostrar lo que tenes para ofrecer. El ejercicio de movernos, también está relacionado con "el hacer pedidos", y descubrir el poder que tiene tu red. En más de una ocasión será necesario pedir que te cuiden los chicos ó que alguien te ayude en un tema que no manejas (financiero, impositivo etc.). Al pedir, también desafiamos el juicio de la Mujer Orquesta, que se arregla sola y que todo lo puede. Nos potenciamos, compatibilizándonos con otros y encontramos atajos para alcanzar nuestras metas.

5. Buscar referentes

En tu camino de Madre y emprendedora, acordate que no estás sola. Hay otros que hace tiempo se embarcaron en ésta aventura y pueden ser tus referentes en éste viaje. La organización "Madre emprendedora" acompaña a mujeres a generar emprendimientos sostenibles y sustentables. También está la Asociación Civil Inicia, que ofrece cursos de formación sobre temas específicos, mentorías, coaching y brinda encuentros de emprendedores que generan comunidad, mientras se dan a conocer los distintos proyectos.

Nosotras mismas desde Hire, emprendimos un nuevo rumbo gracias a la maternidad, que nos llevó a crear nuestra propia consultora de RH y seguir desafiándonos profesionalmente. Además, vemos muchos casos de madres emprendedoras, para quienes la maternidad fue un momento bisagra en su carrera profesional y se desafiaron iniciando un nuevo camino. Entonces, si seguís con ideas de emprender, te alentamos a dar ese primer paso. Explorá, probá y animate a salir a mundo, centrándote en tu fortalezas para iluminar tu potencial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.