Manejo del estrés. Mi negocio en escenario COVID-19

La incertidumbre nos trae mucho estrés. Acá te contamos cómo manejarlo.
La incertidumbre nos trae mucho estrés. Acá te contamos cómo manejarlo. Fuente: OHLALÁ!
(0)
23 de abril de 2020  • 15:39

Paula Molinari, autora de El salto del dueño , libro en el que asesora a dueños que quieren profesionalizar su empresa, nos da las claves para manejar el estrés en este escenario tan incierto.

Nos reunimos en contexto Zoom con Juliana, que me dijo: "¿Te acordás de los planes que tenía yo de hacer crecer mi empresa? ¿Te acordás que cuando cursé con vos el Programa en la Universidad di Tella, mi principal preocupación era cómo crecer, cómo profesionalizar, cómo aprender a delegar? Bueno, todo eso quedó suspendido. Hoy mi principal preocupación es sobrevivir y esperar que esto pase pronto".

Así como Juliana, las y las Makers están recalculando en este momento debido al cambio abrupto de las condiciones de contexto y mercado, que muy probablemente traigan aparejado también un cambio de comportamiento en los patrones de conducta del consumidor, que seguramente provoque, a la salida de esta situación de crisis, un comportamiento nuevo post-pandemia. Será difícil volver a los hábitos de antes.

Cuando estamos en contexto de crisis, los y las Makers vuelven a tomar el control de la empresa y a meterse de nuevo en la operación, es decir "la nueva operación". Como dice Diego, que es dueño de dos restaurantes y emplea a 80 personas: "Estamos haciendo delivery. El negocio hoy es otro. En Semana Santa salí yo a entregar algunos pedidos para entender cómo funciona la cosa. Antes, el delivery representaba un 3% de nuestras ventas. Ahora es la única posibilidad que tenemos de funcionar, así que estamos pensando nuevas estrategias para ser atractivos para nuestros clientes."

En el mundo de hoy donde el cambio es la variable permanente, la principal herramienta con la que contamos somos nosotros mismos y nuestra inteligencia emocional para sostener las tensiones con que nos enfrentamos.

Recomendaciones para enfrentar la incertidumbre

1. Enfrentar los miedos con la cooperación

Los miedos son emociones básicas que nos unen a nuestro pasado evolutivo: nos permiten detectar el peligro y nos ponen en estado de alerta. Por lo tanto, tener miedo es algo natural en una situación de incertidumbre.

Aprendimos de las neurociencias que el principal recurso para enfrentar el miedo es la cooperación. En un contexto complejo, una buena estrategia es reunir a los colaboradores para trabajar, para compartir, para expresar los mismos miedos. Estar con otros nos da seguridad.

2. Conectarnos con emociones positivas

Los pensamientos disparan las emociones. Por ejemplo, si le digo a una persona que tiene miedo a las arañas que dentro de una caja tengo una de ellas, seguramente sienta miedo independientemente de que la araña exista realmente. El miedo es generado por el pensamiento de la araña. Así ocurre que en contextos inciertos y complejos, el pensamiento nos lleva a pensar escenarios temidos, disparando emociones negativas y generando ansiedad. La ansiedad es el miedo que se genera por pensar en algo que se teme.

Los contextos de incertidumbre generan ansiedad. Las personas, todos, tememos que pase lo peor. Son dos las mejores estrategias para combatir la ansiedad, utilizando también el pensamiento: la primera, consiste en poder aprender a conectarnos deliberadamente con pensamientos que nos generen emociones positivas; la segunda implica pensar en los distintos escenarios posibles para así poder amigarnos con ellos. Está probado también que, en estos casos, la meditación es una gran ayuda.

3. Cuidarnos a nosotros, manteniendo el equilibrio

La serotonina es llamada la "hormona de la felicidad" y nos permite estar en calma en momentos de tensión. Un buen líder debe tener capacidad para regular su serotonina, es decir, debe conservar la calma en momentos inciertos porque eso es importante para el resto del grupo.

¿Cómo hacer para generar buenos niveles de serotonina? Los mejores caminos son el ejercicio físico, dormir bien, meditar y. reírnos. Por lo tanto nuestra recomendación es que, como líderes, cada uno debe pensar en cuidarse y ocuparse de la propia estabilidad. De esa forma también cuidará al resto de los miembros del grupo.

4. Conectar con proyectos y con futuro

Nuestros actos de liderazgo son siempre conversacionales. Sin embargo, en momentos de incertidumbre, en contextos complejos y amenazantes, es necesario cambiar las conversaciones. ¿Cuáles son los contenidos que nos ayudan a poner en foco al equipo?

En primer lugar, debemos trabajar en el análisis de escenarios, considerando desde el escenario más pesimista al más optimista. Es decir, hablar de lo que se teme, considerarlo una posibilidad y a partir de allí poder pensar distintos planes de acción. Conectarnos con la acción nos permite surfear la incertidumbre. En segundo lugar, y como dijimos anteriormente, en importante alentar en el grupo la expresión de los miedos, permitiendo así descomprimir la tensión. Por último, genera un efecto mágico generar o redefinir proyectos y poder proyectarse al futuro.

Un contexto complejo que pone grandes desafíos a Makers, que, por fortuna, poseen una "esencia Maker" que les permitirá surfear estas olas adversas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.