Manos a la obra: aprendé a hacer una constelación laboral

Es hora de inspirarse y hacer un collage.
Es hora de inspirarse y hacer un collage.
Carolina Brinusio
(0)
3 de mayo de 2019  • 16:13

Para iniciar el camino de emprender, es necesario entender de dónde venimos y ser capaces de ver todo nuestro camino laboral. Porque no es fácil desarticular una estructura de la que fuimos parte durante mucho tiempo y que también de alguna manera nos sostuvo. Cuando yo empecé a trabajar por mi cuenta lo más desafiante fue entender los tiempos de los otros, sus distintos roles, y por sobre todas las cosas... mi propio lugar. Y ahí es donde tenemos que poner el foco: en el rol o los roles que vamos a desarrollar durante todo el proceso de crecimiento de nuestro proyecto. Lo importante es poder encontrarle un sentido a todo lo que hicimos, y entender el para qué y el porqué de nuestro proyecto, algo que va a lograr darle una lógica interna. En ese camino vas a re encontrar mucha información que antes no habías visto o no habías hecho consciente. Esta es una posible forma de apropiártela:

Manos a la obra

El objetivo de este ejercicio es que hagas tu CV pero de una manera y en un orden diferente. Escribí, pintá, usá marcadores, lápices y un afiche o una cartulina.

VIDA LABORAL

- Hacé una línea de tiempo por fechas y por empresa.

- Debajo de la línea anotá tus roles y tareas. Describí tus responsabilidades, si tuviste gente a cargo, si fuiste parte de un equipo, etc. ¿cuál era tu misión en cada rol?

- Por encima de la línea anotá todo lo referente a tu emocionalidad y aprendizaje. Recordá los momentos conflictivos y cómo los resolviste; y todos los momentos en los que pudiste ser resilente. También los que te dieron felicidad plena y los reconocimientos. ¿Qué lograste en cada trabajo? ¿Qué aprendiste?

VIDA PERSONAL

- No podemos dejar afuera de nuestra carrera laboral todos los momentos que atravesamos en nuestra vida personal, por eso este no te olvides de agregar tu estado de ánimo en cada etapa de la línea de tiempo.

Este ejercicio te va a dar una noción de todo lo que hiciste y te puedo asegurar que es mucho. Además te va a ayudar a visualizarte y pararte firme. Vas a poder ver una matriz llena de fortalezas, roles, responsabilidades y éxitos, siempre atravesados por momentos personales. Si bien cambiar la estructura no es tarea fácil; vas a poder usar todo tu conocimiento anterior para explotarlo y volcarlo en esta nueva estructura. Me gusta llamarlo constelación o revelación laboral, porque te permite encontrar similitudes y hace que lasa fichas caigan cual tetris. Es importante que lo hagas con tiempo.

Por Carolina Brinusio, consultora de Recursos Humanos, fundadora de Dos RH , activadora en pequeñas empresas, facilitadora de cambio laborales. Autora de talleres y charlas motivacionales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.