Marley y su deseo para Navidad. "Me gustaría darle una hermana a Mirko"

Puertas adentro de su casa, arman el arbolito y comparten con ¡HOLA! los preparativos para la Nochebuena
Puertas adentro de su casa, arman el arbolito y comparten con ¡HOLA! los preparativos para la Nochebuena Fuente: HOLA - Crédito: Matias Salgado
Sofía Kotler
(0)
16 de diciembre de 2019  • 17:55

"Por suerte no me pasan muchas cosas feas y la verdad es que cuando siento que algo es negativo trato de transformarlo rápido en algo bueno", admite Alejandro "Marley" Wiebe (49) al analizar su 2019. Siempre se lo reconoció como un hombre alegre, y desde que Mirko (2) llegó a su vida, su positivismo se potenció. Desde el 27 de octubre de 2017 [día en que nació Mirko gracias a una mujer de Siberia donante del óvulo y una madre subrogante en Estados Unidos], la vida del conductor cambió por completo. "Estoy mucho más atento, en todo sentido. Mi vida gira en torno a él, es lo mejor que me pasó", le cuenta a ¡HOLA! Argentina, sentado en el living de su casa en un barrio privado de zona norte.

"Navidad la vamos a pasar en casa con toda la familia y Año Nuevo nos vamos a Pinamar con amigos", cuenta Marley, que este verano volverá a conducir El muro infernal por los 30 años de Telefe
"Navidad la vamos a pasar en casa con toda la familia y Año Nuevo nos vamos a Pinamar con amigos", cuenta Marley, que este verano volverá a conducir El muro infernal por los 30 años de Telefe Fuente: HOLA - Crédito: Matias Salgado

-¿Cómo fueron estos dos primeros años de Mirko?

-Es un cambio constante. Cada etapa es distinta. Cuando nació, estuve solo con él, y desde un principio recibí muchísimo amor, pero a la vez sentí el estrés de la gran responsabilidad que es tener una vida que depende de vos por completo. El primer año no dormía nada y me amoldaba a sus necesidades, sin modificar mi agenda. Uno cree que esa es la etapa más difícil, pero en realidad se pone cada vez más complicado. A medida que va creciendo, cada vez me tiene más presente, me aclama, todo es "papá, papá, upa". Desde que me despierto estoy a su disposición, salvo los días que me tengo que ir al canal a grabar, y le explico que me voy a trabajar.

-¿Ya le hablaste sobre tu trabajo?

-Todavía es chico, pero por ejemplo cuando me tuve que ir unos días a la entrega de los premios Emmy se lo dije. Le conté que me tenía que ir un poco lejos, que me iba a subir a un avión, y ahora es muy divertido porque cada vez que no estoy, y ve pasar un avión, entiende que estoy ahí arriba y dice: "Papá". La paternidad es muy demandante, nadie te explica cómo va a ser, pero el amor que recibo a cambio lo compensa todo. Cada abrazo que me da me genera un amor inexplicable.

-¿Sos el padre que imaginabas?

-La verdad es que me descubrí muy paciente. Mis amigos siempre me dijeron que soy una persona con paciencia porque me saco fotos con todos los que me lo piden, no tengo drama desde ese lado. Y al final con Mirko también tengo mucha paciencia, la paso muy bien y me divierto muchísimo. Quiero aprovechar la dependencia que tiene hoy en día, porque sé que cuando crezca ya no me va a dar tanta bola. Hay que disfrutar cada etapa. Ahora da unos abrazos y besos que te morís.

-Sos muy cercano a tu mamá Ana María y a tu hermano Ricardo, ¿cómo te ven en el rol de padre?

-Bien, yo creo que no me imaginaban en ese rol. Cada vez que les contaba el plan que tenía, me decían: "Mirá que no es lo mismo que tener un perro", no confiaban en que yo fuera a estar tan presente y dedicado como lo estoy. Mirko me va modificando día a día. Aprendo muchísimo. Me dicen que se ríe igual que yo, pero lo veo más parecido a mi papá y a mi hermano cuando era chico. Es una versión mejorada de todos nosotros.

-¿Qué es lo que más te sorprende de él?

-Ya habla bien, arma frases completas. La primera palabra que dijo fue "papá", cuando estábamos grabando con Cris Morena Por el mundo en Berlín. Fue muy emocionante. También viajando aprendió los números en inglés, en alemán y en castellano. No hizo falta profesor, se lo decís una vez y aprende. Cuando está en casa mira poca tele, más que nada videos de enseñanza. Además, aprendió a reconocer las letras, está muy incentivado. Me gusta sentarme con él a leerle cuentos, inventar historias, además ahora estoy escribiendo un libro para niños, así que me sirve de experiencia.

-¿Sentís que repetís cosas que hacía tu padre?

-Creo que sí, hay cosas que me molestaban cuando era chico y yo inconscientemente se las estoy haciendo a él. Por ejemplo, cuando está cansado lo llevo a dormir la siesta, aunque no quiera, y a mí me pasaba lo mismo, no me gustaba nada. Hace escenas, se tira al piso y se agarra la cara como si estuviera llorando, ¡es un personaje! A veces me dice: "Mirko es el bebé de papá". Me mata con esas frases, es autorreferencial como Maradona. [Risas].

"Tengo mucho por que brindar. Volvimos a dar la vuelta al mundo con Por el mundo, Mirko estuvo más participativo, gané el Martín Fierro a Mejor Conductor y estuve nominado a los premios Emmy Awards Internacional por La voz argentina", sostiene orgulloso.
"Tengo mucho por que brindar. Volvimos a dar la vuelta al mundo con Por el mundo, Mirko estuvo más participativo, gané el Martín Fierro a Mejor Conductor y estuve nominado a los premios Emmy Awards Internacional por La voz argentina", sostiene orgulloso. Fuente: HOLA - Crédito: Matias Salgado

"Mirko me va modificando día a día, aprendo muchísimo. Me dicen que se ríe igual que yo, pero lo veo más parecido a mi papá y a mi hermano cuando era chico. Es una versión mejorada de todos nosotros", admite.
"Mirko me va modificando día a día, aprendo muchísimo. Me dicen que se ríe igual que yo, pero lo veo más parecido a mi papá y a mi hermano cuando era chico. Es una versión mejorada de todos nosotros", admite. Fuente: HOLA - Crédito: Matias Salgado

La paternidad es muy demandante, nadie te explica cómo va a ser, pero el amor que recibo a cambio lo compensa todo. Cada abrazo que me da me genera un amor inexplicable
Marley

Cómplices en el jardín de su casa, padre e hijo se preparan para celebrar la Navidad. "Estoy escribiendo un libro infantil basado un poco en mi propia infancia y en la relación con mi abuela", adelanta.
Cómplices en el jardín de su casa, padre e hijo se preparan para celebrar la Navidad. "Estoy escribiendo un libro infantil basado un poco en mi propia infancia y en la relación con mi abuela", adelanta. Fuente: HOLA - Crédito: Matias Salgado

-¿Te arrepentís de algo?

-Para nada. Lo estoy disfrutando muchísimo. Todo lo que estoy viviendo, tanto lindo como agotador, en el fondo es placentero. Cuando me despierto, lo escucho y sonrío de inmediato. Me divierto muchísimo y nunca sentí un amor tan fuerte como el que siento por Mirko. Daría absolutamente todo por él, para que esté toda la vida protegido y que no le pase absolutamente nada. Soy bastante despreocupado con respecto a mí mismo, suelo caerme, porque nunca presto atención a mi alrededor. Sin embargo, cuando estoy con él, tengo cincuenta alarmas en la cabeza, todo lo veo como un peligro de que le pueda pasar algo. Desde que soy papá estoy mucho más miedoso. Antes no me importaba nada de nada.

-¿Tenés ganas de darle un hermano?

-Lo vengo pensando hace mucho tiempo, pero todavía no tomé ninguna decisión porque no estoy seguro. Me dan ganas de que tenga una hermana, porque faltan mujeres en mi familia, pero aún no lo sé. Este verano lo voy a pensar bien.

-¿Qué es lo mejor y lo peor de ser padre solo?

-Lo mejor es que recibís el amor por triple, todo es hacia mí. A su vez, esto mismo hace que no consiga pausa y no pueda delegar un poco. Desde que me despierto lo tengo a upa y estoy con él hasta que se duerme. Tengo gente que me ayuda, pero él quiere hacer todo conmigo.

-¿En qué cosas te refugiás para no empañar tu felicidad?

-Siempre fui buena onda, no tengo momentos de enojo, es muy difícil lograr eso en mí. Me lastiman la injusticia social, el robo, pero trato de ayudar sin hacer una campaña que lo muestre públicamente. Ayudo de muchas maneras, pero no lo cuento. Me parece que uno puede ayudar sin necesidad de que todo el mundo lo sepa. Soy bastante de pensar que lo que uno da vuelve.

-Mirko tiene millones de seguidores en Instagram, ¿imaginabas que iba a causar este fenómeno?

-Es fuerte. En cada lugar del mundo en el que estoy, todos me preguntan por Mirko. Hace poco, en Ibiza, una señora me dijo: "Vos sos el padre de Mirko, no sé cómo te llamás, pero sé que sos el padre por sus redes sociales", fue muy divertido. Me asombra todo el cariño que le dan. Creé su cuenta porque quería tener un registro digital de sus fotos, pero nunca imaginé que iba a tener más de cuatro millones de seguidores. Ahora no sé qué hacer con eso, una vez que empiece la escuela tengo que ver qué hacer con sus redes sociales. No quiero que se sienta especial o distinto a sus compañeros. Ya busqué una escuela en donde va a ser tratado como cualquier otro niño, pero voy a tener que ir viendo si él quiere y le gusta ese camino o no. Si su elección es perfil bajo, esto quedará sólo como una anécdota.

-¿Te gustaría que siga tus pasos?

-Quiero que sea lo que tenga ganas, va a ser una decisión suya y yo lo voy a apoyar. Por mi parte, la paso muy bien con este trabajo, estoy muy agradecido, creo que elegí la mejor carrera. Viajo por todo el mundo, la paso genial, ojalá que le guste esto para que aproveche la base que tiene, pero si quiere ser científico y totalmente anónimo, también lo apoyaré.

-La mayoría de tus trabajos ahora los compartís con él.

-Sí, desde que nació armo mi año en relación con Mirko. Acepto sólo propuestas donde pueda ir con él y que la pase bien. Es genial porque estamos juntos en lugares increíbles. Es muy divertido cuando viajamos y en los aeropuertos nadie puede creer la cantidad de sellos que tiene en su pasaporte. Ojalá que todo esto lo capitalice y lo ayude para tener una infancia con mucho crecimiento en los conocimientos, creo que lo ayuda por ese lado.

-¿Qué valores te gusta transmitirle?

-Para mí es importantísimo que sea respetuoso, que respete las opiniones diversas. Es algo que no encuentro en Argentina y yo quiero que él sea libre en su pensamiento, pero que pueda escuchar cosas distintas. Tanto de raza, religión, sexualidad, quiero que sea un chico abierto y que con todo lo que está conociendo tenga la suficiente apertura mental para poder respetar a todo el mundo.

-¿Cómo está tu corazón?

-Tranquilo, ya lo llena demasiado Mirko. No es mi prioridad estar en pareja en este momento. En esta etapa busco otra cosa. Trabajo mucho y estoy con mi hijo todo el tiempo.

"Es muy divertido cuando viajamos y en los aeropuertos nadie puede creer la cantidad de sellos que tiene en su pasaporte. Ojalá que todo esto lo capitalice y lo ayude para tener una infancia con mucho crecimiento en los conocimientos, creo que lo ayuda por ese lado", afirma el feliz papá
"Es muy divertido cuando viajamos y en los aeropuertos nadie puede creer la cantidad de sellos que tiene en su pasaporte. Ojalá que todo esto lo capitalice y lo ayude para tener una infancia con mucho crecimiento en los conocimientos, creo que lo ayuda por ese lado", afirma el feliz papá Fuente: HOLA - Crédito: Matias Salgado

Marley y Mirko armaron el arbolito con la ayuda de sus primos Felipe y Ulises. "En cada lugar del mundo adonde voy, todos me preguntan por Mirko (.). Me asombra el cariño que le dan. Creé su cuenta de Instagram porque quería tener un registro digital de sus fotos", agrega.
Marley y Mirko armaron el arbolito con la ayuda de sus primos Felipe y Ulises. "En cada lugar del mundo adonde voy, todos me preguntan por Mirko (.). Me asombra el cariño que le dan. Creé su cuenta de Instagram porque quería tener un registro digital de sus fotos", agrega. Fuente: HOLA - Crédito: Matias Salgado

Una tierna postal navideña de Mirko con sus primos, Felipe y Ulises.
Una tierna postal navideña de Mirko con sus primos, Felipe y Ulises. Fuente: HOLA - Crédito: Matias Salgado

"Navidad la vamos a pasar en casa con toda la familia y Año Nuevo nos vamos a Pinamar con amigos", cuenta Marley, que este verano volverá a conducir El muro infernal por los 30 años de Telefe
"Navidad la vamos a pasar en casa con toda la familia y Año Nuevo nos vamos a Pinamar con amigos", cuenta Marley, que este verano volverá a conducir El muro infernal por los 30 años de Telefe Fuente: HOLA - Crédito: Matias Salgado

La tapa de ¡Hola! Argentina de esta semana.
La tapa de ¡Hola! Argentina de esta semana. Fuente: HOLA - Crédito: Matias Salgado

Producción: Consuelo Sánchez. Agradecimientos: Papelera del Artesano @papeleradelartesano; Party Online @partyonline.arg; Le Ruelle Kids @leruellekids; The Stampa @thestampa; Expreso Polar @expreso.polar; Saludable, feliz y libre de Gluten @despachosabores; Mimo & Co.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.