Más costo que beneficio: por qué no deberías entrenar en ayunas

No hay evidencia científica significativa como para recomendarle a un alumno que haga ayuno antes del entrenamiento
No hay evidencia científica significativa como para recomendarle a un alumno que haga ayuno antes del entrenamiento
Malú Pandolfo
(0)
19 de septiembre de 2019  • 18:36

La más importante de todas las comidas, según madres y abuelas, el desayuno es a veces relegado por quienes creen que van a obtener mayores beneficios entrenando en ayunas. ¿El mito que sostiene esta práctica? Aquel que afirma que se baja de peso haciendo actividad física sin desayunar previamente.

"Siempre hay que estimar el costo y el beneficio de las acciones. En el caso del ayuno tiene más costo que beneficio. Hay un mito de que así se baja de peso. Lo mejor es comer saludable y entrenar. Pero hay mucha gente que lucra con las modas", afirma Martín Colacilli, Profesor Nacional de educación física, coordinador de Ocampo Club de Entrenamiento.

Según Colacilli, entrenar en ayunas puede conducir a la persona a una hipoglucemia, es decir que "se le vacía el tanque de nafta". En esto también influye la intensidad del trabajo. "No hay evidencia científica significativa como para recomendarle a un alumno que haga ayuno antes del entrenamiento", acota.

El entrenador reconoce, sin embargo, que existen personas que se sienten pesadas al entrenar luego del desayuno, o que dicen tener el estómago lleno para moverse. "En ese caso, se desayuna un jugo o un café y después de la actividad se toma algo más sustancioso", aconseja Martín Colacilli.

En la misma sintonía, la profesora Andrea Miranda, médica especialista en nutrición, sostiene que " el desayuno debe realizarse siempre, vayamos a entrenar o no. Bajo ninguna circunstancia recomiendo practicar actividad física en ayunas". La médica explica que "venimos de dormir varias horas y nuestro cuerpo necesita recuperar la glucosa, nuestro depósito de energía, que fue disminuyendo por la noche".

El desayuno debe realizarse siempre, vayamos a entrenar o no
El desayuno debe realizarse siempre, vayamos a entrenar o no

Según la especialista, es posible variar la cantidad y la variedad de los alimentos que se ingieren a esa hora del día, "de acuerdo a nuestras características físicas, a nuestras costumbres y al tipo de deporte a realizar, su duración y su intensidad". Para esto, Miranda destaca la importancia de que sea un especialista en nutrición quien establezca en cada persona un plan adecuado. "Planificar el desayuno debe ser una parte más de la rutina del entrenamiento", asegura.

La médica advierte una tendencia a desayunar rápido o saltearse esta comida del día, debido a la prisa en las rutinas diarias. "Insisto en que tenemos que incorporar estos buenos hábitos. Empecemos por poner la alarma un rato más temprano y reservemos así el tiempo necesario para desayunar sentados y tranquilos, consumiendo los nutrientes necesarios para nuestra práctica", aconseja. ¿Lo ideal? Hacerlo entre una y dos horas antes del ejercicio. Así, "se evitan molestias estomacales", destaca.

En cuanto a los alimentos a incluir, Andrea Miranda indica " darle prioridad a los carbohidratos complejos, como cereales o panes integrales, que aportan la energía necesaria. También incorporar hidratos, mediante frutas como la banana, que suma fibra. Las proteínas contribuyen al desarrollo de nuestros músculos y se incluyen por medio de lácteos, como leche, yogurt y queso, o de frutos secos, como nueces, almendras y maní. Estos además suman grasas saludables".

Para la médica especialista en nutrición, no se queman más grasas por entrenar en ayunas. "Por el contrario, el ayuno puede causar malestar, mareos o lesiones musculares que impiden llevar a cabo el entrenamiento". Y destaca la importancia de hidratarse e incorporar alguna colación una vez finalizado. "Así no se llega con tanta hambre al almuerzo y se garantiza que éste también sea saludable en cantidad y calidad de las porcion

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.