Matthew Hussey, coach de relaciones: "¿Por qué te esforzás tanto por un tipo con el que saliste tres veces?"

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Gentileza prensa Matthew Hussey. Diseño por Soledad Pérez Mendoza.
Denise Tempone
(0)
14 de junio de 2019  • 00:04

Matthew Hussey es, para muchas mujeres, un faro en los tempestuosos mares de las citas. Si alguna vez navegaste la web buscando un salvavidas para no naufragar entre tanta clavada de visto y tanto "nos tenemos que ver" frustrado, seguro su cara te suene. Matt es inglés y un coach del amor moderno. Muy moderno. Podríamos decir que es youtuber, porque esa es la red en la que mejor le va (tiene 1.800.000 suscriptores), pero también escribe artículos, brinda cursos online y es autor de un best seller.

Además, hace un año y medio saltó a la categoría de celebrity al comenzar una relación con la popstar Camila Cabello, que se declaró fan de él y pidió conocerlo, en vivo, durante un show de TV. El secreto de Matthew es claro: él se propone revelarte cómo conseguir al hombre de tus sueños mostrándose tan guapo, sensible e inteligente ¡como el hombre de tus sueños! Ahora bien, ¿tan dura está la mano ahí afuera? ¿Por qué necesitamos tanto coacheo? Hablamos con él para entender sus ideas sobre las relaciones.

¿Cómo podemos aspirar a encontrar una conexión genuina entre tantas estrategias, tips, tutoriales?

Bueno, es cierto que yo uso mucho la palabra "estrategia" y "táctica" y, pensado así, suena horrible. Pero lo que yo les enseño a las personas no es a hacer estrategias para manipular a otros, sino para que las personas comiencen las relaciones siendo lo mejor que pueden ser, es decir, sus versiones ideales. O al menos ¡para que no sean la peor! Yo no le propongo a la gente que deje de ser auténtica o que mienta, sino que aprenda a controlar sus fantasmas. Veo muchos fantasmas en el campo de las citas; el mayor se expresa en forma de desesperación o de total indiferencia. Las dos cosas nos vuelven a todos menos atractivos. Definitivamente, sí, hay mucho de juego en esto.

Hay mucho de juego, sin embargo, el desconcierto que expresan tus seguidoras sugiere que no mucha gente se está divirtiendo.

Es cierto. Las cosas no están resultando tan divertidas. Las personas en general, tanto las mujeres como los hombres, están profundamente desilusionadas con el mundo de las citas de hoy en día. Creo que encuentran muy deprimente que, por un lado, se les asegure que nunca hubo tanta gente disponible, tantas posibilidades y opciones para conocer a alguien nuevo, y que, por el otro, ellas vivan algo tan diferente. El discurso de citas actual es de abundancia, de encuentros, de sexo y afinidad, pero no es lo que ellas experimentan. Se supone que en cualquier lado y por cualquier red puede caernos una posibilidad de amor real, pero, a la hora de la verdad, se nos está haciendo difícil incluso llegar a los encuentros cara a cara. Y además, cuando esas citas finalmente se dan, generalmente no son lo que esperábamos.

¿Y qué nos pasa con esto?

Cuando sentimos que no podemos lograr conexiones, entonces desarrollamos formas raras de control. Una es la necesidad la de "sobreagradar". Como no podemos controlar al otro, nos supercontrolamos a nosotros mismos para amoldarnos a sus supuestos deseos. Empezamos a pensar mucho, demasiado, en cómo tenemos que ser, qué tenemos que hacer y decir.

¿Creés que hay diferencias entre cómo vivimos las citas hombres y mujeres?

Creo que la principal diferencia es cómo se cuentan todo esto a sí mismas las mujeres, como lo conceptualizan. Honestamente, a lo largo de los años, nunca vino un hombre a decirme que se sintió usado porque durmió con una chica muy rápido y ella no lo llamó más. Como mucho, lo toman como una experiencia sexual más. Pueden desilusionarse porque ella les gustaba, pero esa idea de sentirse usados, no les pasa. Ese es estrés femenino. Esa manera de mirar la realidad les crea una presión muy fuerte por retener al otro.

¿Y cuál es el error más común que notás en los planteos de tus seguidoras?

A menudo me encuentro diciéndoles a mis seguidoras: ¿por qué te esforzás tanto por un tipo con el que saliste tres veces? Después de todo, ¿quién es? Noto una propensión a la idealización muy fuerte, muy característica de esta era en la que cada uno vende una imagen y eso nos hace creer que conocemos al otro. De todas formas, lo que yo quiero decir es que ¡hay que tomarse el tiempo para conocerse a uno mismo! Lo único que te puede dar control de tu vida sentimental es saber quién sos vos, qué te gusta, qué estilo de juego te va y cuál no. Porque el juego lo vas a tener que jugar, sea como sea. Todos estamos ahí afuera conociendo gente y si no sabemos por qué jugamos a lo que jugamos, ahí empezamos a pasarla mal.

Es impactante lo usual que es entre tus seguidoras la pregunta sobre cuándo tener sexo con un hombre, qué hacer y qué no en las primeras citas. ¿No estábamos ya liberadas de esta cuestión?

Creo que, a diferencia de antes, cuando había reglas, como "no tengas sexo en la primera cita", hoy somos nosotros los que creamos nuestra propias reglas. El tema es que para poder crear esas reglas, una vez más, tenemos que conocernos bien. Me parece muy importante para el bienestar de una persona entender qué lugar tiene el sexo en sus vínculos. Si vos descubrís que el sexo te pone sensible, mueve emociones que te llevan a un territorio de vulnerabilidad, entonces sí tenés que ser cuidadosa con qué tanto te exponés a que no vuelvan a llamar o que se inicie una relación en términos que no te van. A esa persona sí le aconsejaría que no tenga sexo en la primera cita, pero no por lo que va a pasar con la relación, sino por ella misma. Pero insisto, no hay reglas, el amor puede nacer con sexo en la primera cita e incluso sin sexo. Lo mejor que te puede pasar es que alguien conciba esto como vos.

¿Sentís que es diferente para un hombre que para una mujer circular en el mercado de las citas?

Probablemente. No voy ni a mencionar el tema de los riesgos a los que se expone una mujer cuando sale a un mundo de hombres que no conoce. La violencia y los riesgos físicos para ustedes son mucho más grandes. Pero creo que tienen otra cosa más en contra, que es que hay una desigualdad considerable entre las mujeres, que, muchas veces, llegan al mundo de las citas buscando una relación, y los hombres, quienes, si bien les gustaría tener una relación, lo que quieren es sexo y pasarla bien y después ver. Esa diferencia de expectativas hace que el dramatismo con el que se viven los encuentros sea diferente para ambos sexos, y más difícil para los que buscan una relación.

¿Qué pensás que tenemos que hacer cuando conocemos a alguien especial?

Hay que dejar de sobrevalorar la conexión. La conexión es algo natural, involuntario, mágico, si querés. Es como descubrir un gran paisaje. Es hermoso sí, pero todavía no hay nada. Si no querés dormir en la tempestad, ¡hay que construir un castillo! Entonces, hay que dejar de fascinarse por la conexión y mirar de frente, honestamente, si la persona que estás conociendo tiene habilidades para construir algo con vos. Lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos es poner estándares.

Matthew ¿y vos qué harías?

Crédito: Gentileza Prensa Mathew Hussey

  • "Él me encanta, tenemos una historia y siempre parece que está arrancando algo, pero después, en algún punto, se borra".
  • Consejo: Si no tienen una relación formal, no te enojes porque él no te debe nada. Más que enojada, estás confundida. Por respeto a vos misma, no hagas de cuenta que no pasa nada ¡y no te pongas en modo pasivo-agresiva! No se consigue más atención de otro demostrando indiferencia. Mejor decile lo que te pasa y aclaren cómo quieren seguir.

  • "Creo que finalmente voy a dormir con él y quiero que la cosa no quede en una sola noche".
  • Consejo: Si la química entre ustedes es buena y la pasan bien, no salgas corriendo a la mañana siguiente, pero tampoco te le instales. Dale espacio, pero expresale que te encantó. Y algo importante: cuando te diga de volver a verse, no aceptes un Netflix en su cama. Decile que preferís salir y medí si lo que él siente es interés o comodidad.

  • "Me embola que los flacos que recién conozco no le pongan tantas ganas a vernos".
  • Consejo: Con tantas apps e info disponible, ya no hay tanta fascinación inmediata por nada ni nadie. No podés culpar a alguien que ni te conoce por no estar súper interesado, así que vas a tener que ponerle onda vos también. Pensalo así: no está muy interesado en vos... ahora. La verdad es que ¡todavía no te conoce!

Cómo desarrollar la confianza en vos misma

Por Matthew Hussey.

Creo que desarrollar la confianza en nosotros mismos es lo primero que tenemos que hacer para llevar adelante cualquier proyecto, desde un viaje largo por el mundo hasta un coqueteo sexual. Y es que, más allá de la superficie, de lo que mostramos bajo nuestra ropa y los accesorios a los que tanto tiempo dedicamos, hay algo en lo que se edifica nuestra seguridad y ese algo es la certeza de saber que tenemos resto para fracasar en algo. Sí, podemos romper una relación, no conseguir un objetivo, fallar en algo y, aún así, querernos, tenernos paciencia y salir adelante. Ese resto energético es lo que nos hace pararnos firmes y que los demás lo perciban. Podemos, y de hecho, vamos a perder muchas cosas en la vida, pero si tenemos ese núcleo de confianza en nosotros mismos bien trabajado, vamos a estar bien. Pero ¿cómo se construye ese núcleo? Te doy algunas claves:

1. No te castigues

Sé más amable con vos misma. No te flageles cada vez que las cosas no salen como vos querés. Mantené un discurso interno positivo y siempre valorá los esfuerzos que hacés por estar mejor.

2. Volvé a levantarte

Sé resiliente a las decepciones amorosas. Mucha gente, al terminar una relación, queda entumecida, deja de sentir, deja de arriesgar, se resigna. Debemos considerar que sentir es valioso, que arriesgarse es valiente. No te juzgues ni te sientas tonta por hacer apuestas.

3. Alejate de lo que te hace mal

Movete de donde no te sientas valorada. Aprendé a irte, a dar portazos, a decir "esto no es para mi" con la convicción de que algo mejor te espera. Tener confianza en uno mismo es también tener la convicción de que la suerte estará de nuestro lado.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.