“Me da miedo salir”: una argentina cuenta cómo se vive la ola polar de Chicago

Morena Schatzky llegó a Chicago junto a su novio a comienzos de enero
Morena Schatzky llegó a Chicago junto a su novio a comienzos de enero Crédito: Gentileza Morena Schatzky
Andrés Krom
(0)
30 de enero de 2019  • 16:47

Cuando Morena Schatzky llegó a Chicago a comienzos de mes, le dijeron que lo peor del frío había pasado. Junto a su novio, que llegaba para hacer un intercambio en la Universidad Northwestern, se lanzaron (módicamente abrigados) a conocer las calles de la tercera ciudad más grande de Estados Unidos, una urbe ecléctica levantada más de dos siglos atrás a orillas del lago Michigan.

Pero lo bueno duró poco. Una masa de aire helado en rotación conocida como "vórtice polar" se lanzó esta semana sobre Illinois y otros estados del Medio Oeste norteamericano. Como consecuencia, la temperatura bajó de los 3° C a los -25° C y podría caer aún más, hasta los -53° C. En caso de cumplirse este escenario, Chicago pasaría a ser más frío que el Everest o incluso la Antártida.

A causa del "vótice polar", la temperatura en Chicago podría bajar hasta los -50° C
A causa del "vótice polar", la temperatura en Chicago podría bajar hasta los -50° C Fuente: AP

"Al principio, el frío era bastante tolerable, pero esto es inusual, no es frecuente", comentó Schatzky a LA NACION. Aunque viajó desde la Argentina con abrigo para sky luego de que sus amigos le advirtieran de las bajas temperaturas que se viven en la zona, afirmó que igual se siente expuesta. "Te arde la cara, te duele la piel y aun teniendo buenos guantes se te empiezan a dormir los dedos, es lo peor", dijo.

Schatzky contó que incluso las tareas más sencillas se dificultan por el temporal. "Ayer a la tarde salí a caminar y en las últimas cuadras tuve miedo, estaba muy oscuro y con todo ese abrigo tu visión es casi nula, no podés mirar a los costados y estás limitado porque hay mucha nieve en la calle", señaló. Por esa razón decidió limitar sus salidas: "No puedo salir a la calle, me da fiaca y me da miedo", sostuvo.

Juan Mario, otro argentino en Chicago, filmó este video en el que el agua se congela en contacto con el aire

00:13
Video

Pero también debió tener cuidado en el departamento que alquila junto a su novio. La administración del edificio envió un mail a todos los inquilinos pidiéndoles que mantengan alacenas, gabinetes y placares abiertos para que los caños de agua que corren detrás de esos muebles puedan recibir el aire caliente de la calefacción, que dejen las canillas abiertas para evitar que el agua se congele y que no abran las ventanas para que el frío no malogre las bisagras.

A pesar de que las imágenes de calles sepultadas por la nieve generan alarma, Schatzky dijo que los habitantes de Chicago están acostumbrados a estos temporales y que continúan su rutina con normalidad. También confesó que prefiere sufrir el aire helado del ártico que el calor sofocante de Buenos Aires: "Con todo, sigo siendo team invierno".

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.