Melanie Alfie: "Cuando el mundo deja de ser un misterio, estamos fritos"