Mirate diferente. Descubrí nuevas facetas para emprender tus proyectos

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Ramiro González, Producción Sofía Di Nunzio
(0)
3 de septiembre de 2020  • 08:32

Ya está en los kioscos nuestro Bookazine "El Método Makers", una guía para activar tu creatividad. Si todavía no lo tenés, te adelantamos esta nota, en donde con Cecilia Faraco, licenciada en comercialización, coach ontológica y consultora en DINKA, te proponemos que te mires desde otros puntos de vista para descubrir nuevas facetas. Acordate que el primer paso para encarar cualquier proyecto es conocerte.

Si tenés que responder la pregunta ¿quién sos?, ¿te cuesta o te resulta fácil? Sea cual sea tu situación, la idea es acompañarte para que puedas reconectarte con vos y también mirarte diferente, para encarar tus proyectos con más confianza.

Para poder mirarte desde otro lado, el primer paso que te proponemos es dejar atrás los rótulos, títulos, vínculos, y que menciones qué traés con vos. Y, para emprender este camino, un buen punto de partida es ser conscientes de esta enorme lista de identificaciones. Porque no siempre las cosas son como nos las contaron o como nosotras creímos. Pero vamos paso a paso.

Reconectate con vos y mirate diferente
Reconectate con vos y mirate diferente Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Ramiro González, Producción Sofía Di Nunzio

El principio del observador

¿Cuántas veces tenés una idea fija y no parás hasta encontrar a aquel que tenga tu misma mirada sobre el tema? ¿Y cuántas, una vez logrado tu cometido, te das cuenta de que tampoco era tan así? ¡Cuánta energía desperdiciada! Aceptar que hay un otro que siente, ve y realmente cree que algo es diferente nos libera y obliga, a la vez, a la responsabilidad y al desafío de aprender a vivir juntos con y en nuestras diferencias.

El principio del observador es uno de los principios básicos del coaching ontológico; parte de establecer que no sabemos cómo son las cosas en realidad, sino que simplemente sabemos cómo las observamos o interpretamos. Vivimos en mundos interpretativos. ¿Qué es realidad, entonces?¿Es lo que podemos observar con nuestros sentidos o es algo diferente?

Nuestra percepción de la realidad está condicionada por muchos factores. Vamos siendo influidas y moldeadas por:

  • Distintas situaciones y circunstancias que nos rodean.
  • Nuestros juicios y opiniones.
  • Las experiencias vividas.
  • Nuestros aciertos y fracasos.
  • Las compañías.
  • Enseñanzas, normas propias de la cultura, de la época (lo que Carl G. Jung llamaba inconsciente colectivo).

Barajar y dar de nuevo

Entonces: ¿la realidad es algo objetivo, inalterable, estático? No. ¿Cuántas veces estás convencida de algo y la vida, de una cachetada, te cambia la perspectiva y, a partir de ahí, la forma de ver y de pensar? Sin ir más lejos, el aislamiento que vivimos con el coronavirus nos obligó a parar, nos mostró una nueva forma de vivir, de comunicar nos, puso otras prioridades. Quizá también haya aparecido el vacío, se haya hecho evidente nuestra necesidad de cambio: cambio de vida, de trabajo, de casa, de vínculos y, junto con eso, el miedo a cambiar. Mirándolo bien, resulta esperanzador considerar la oportunidad de cambiar, de transformarte. Mirar esa realidad como nunca antes lo habías hecho hasta ahora es la propuesta y el desafío. Entender quién sos en realidad, cómo llegaste a ser la persona que estás siendo ahora mismo, entender cuáles son tus lentes, tu graduación, tu marco, tu tinte. Este es el principio de una mirada propia, el comienzo del autoconocimiento y de la observación consciente. Esto te ayudará a saber qué te resuena y qué no tanto. Qué sentís verdadero y qué te gustaría cambiar.

Animate a hacer cosas diferentes, para obtener nuevos resultados
Animate a hacer cosas diferentes, para obtener nuevos resultados Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Ramiro González, Producción Sofía Di Nunzio

Tu estructura de coherencia

Comenzás el proceso de mirarte y pareciera que hay algo que se repite, una y otra vez, como un patrón. Esto tiene que ver con lo que en coaching identificamos como la estructura de coherencia. Esta estructura está formada por cuerpo, lenguaje y emoción. ¿Cuántas veces de tu boca salen respuestas políticamente correctas? ¿Cuántas otras no te animás a decir "no"? Muchas veces sucede que, por más que no lo digas, en realidad, algo te incomoda y tu cuerpo pasa factura mediante un dolor de estómago (cuerpo) o un llanto desmedido (emoción); o, por el contrario, respondés espontáneamente una barbaridad, o sea, hablás sin filtro (lenguaje). Nuestra estructura no es independiente, no es autónoma, y es muy importante tomar registro de nuestras reacciones y respuestas automáticas, prestar atención a lo que nos sucede en estos campos, si esperamos entender lo que nos pasa con aquello que nos preocupa. Probemos con un ejercicio. Imaginá que te enfrentás de nuevo a esa charla, encuentro o situación incómoda: ¿te gustaría que fuera diferente? Entonces, tomate un momento y, después de vivenciarla, anotá:

  1. ¿Lo que dijiste realmente era lo que pensabas?
  2. ¿Tu cuerpo te mostró alguna sensación particular?
  3. ¿Qué emoción podrías relacionar a ese momento que acabás de vivir?

Este será el puntapié inicial para mirarte diferente. Ahora que ya sabés que tu idea de quién sos está constituida por un sinfín de datos y creencias aprendidas y heredadas que quizás dicen poco de vos, vale la pena recordar que esto aplica para todos.

Reconectarte para crecer

Conectarte con vos misma siempre te va a ayudar a vivir a partir de una autorreferencia con más forma, te ayudara´ a entender que hay mucho que heredaste de otros que quizá quieras dejar atrás. Hay mil y una maneras de recorrer este camino sinuoso y, sinceramente, nunca acaba. Podemos decir que es un proceso para reconocernos, cuidarnos, desarrollarnos y sentirnos cómodas en nuestra propia piel. Aunque siempre hay algo para mejorar y descubrir, ¿no te parece?

Qué gracia tendría la vida si no fuese un camino de aprendizaje; sin embargo, cuántas veces quisiste cambiar algo, dejar de actuar o de sentir de cierta manera, y te desalienta ver que se te hace muy difícil. Tranquila, contrariamente a lo que nos han hecho creer, si nos lo proponemos, todas podemos cambiar. Para empezar, actuaremos de modo diferente y, por ende, el resultado mutará. Como decía Albert Einstein: "Si siempre hacés lo mismo, no esperes resultados diferentes" ¡Vamos, entonces, por los nuevos resultados!

Te compartirmos algunas recomendaciones para que sumes a tu "caja de herramientas"

  1. Podcast: Enric Corbera,Herencias emocionales, ¿un castigo o una oportunidad?
  2. Charla TED: Catherine Reitman, Una guía para creer en ti.
  3. Libro: Deepak Chopra, Las 7 leyes espirituales del éxito.
  4. E-book: Andrea Churba,Las habilidades que desarrollamos en cuarentena.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.