srcset

Bestiario

Misterio. Su patio se llenaba de zapatos cada noche, hasta que descubrió al responsable

(0)
16 de septiembre de 2020  • 00:40

Aunque algunas veces se preocupaba por su seguridad, a BJ Ross nunca le resultó extraño que su gato Jordan saliera todas las noches a dar un paseo por el vecindario y volviera con obsequios para ella. Insectos muertos, pequeños pájaros e incluso alguna que otra serpiente formaban parte de la lista de regalos que el joven gato dejaba en la puerta de la casa y con especial cariño por su humana.

Sin embargo, en enero de este año algo diferente comenzó a suceder. Cada mañana Ross quedaba sorprendida al encontrar en su patio zapatos cuya procedencia, desde luego, desconocía. Además se sumaban una serie de objetos extraños. Al comienzo no le dio mucha importancia y simplemente tiraba a la basura esos artículos. Hasta que algo, de repente, hizo clic: los zapatos eran los nuevos regalos de Jordan para ella. Fue así que esta mujer, residente de Altoona, Pensilvania, en Estados Unidos, descubrió que el nuevo hobby de su gato era salir por el vecindario y robar las pertenencias de sus vecinos para ofrecérselas como ofrenda.

Cada día, nuevos objetos y zapatos aparecían en el patio entonces, Ross, decidió comenzar a recolectar todos los zapatos y demás artículos -como guantes de béisbol, rodilleras, coderas, juguetes y hasta un traje de baño-, para encontrar una manera de hacerlas volver con sus dueños. Y también compró un pequeño GPS para colocar en el collar de su gato y poder rastrear su recorrido. Eso no fue todo, dispuso además una serie de cámaras en distintos puntos de la casa para poder ver el movimiento de su amado ladrón.

Con las pruebas y la evidencia de la filmación, el descubrimiento que hizo fue sorprendente: en tres días, Jordan de 6 kilos, había caminado casi 42 kilómetros durante la noche mientras se hacía de los zapatos que sus vecinos dejaban en el jardín o en el porche.

Por eso la mujer decidió que también abriría un grupo en Facebook para ayudar a sus vecinos a reencontrarse con sus cosas robadas. ¡En tan solo dos meses el botín ascendió a 50 zapatos de todos los tamaños y colores y ahora la colección ya cuenta con unos 80! A una semana de su apertura, el grupo ya tenía más de 2.500 personas. Algunos son simplemente curiosos, otros quieren felicitar a Jordan por su hazaña pero hay quienes, para qué negarlo, necesitan recuperar sus zapatos.

BJ Ross se siente muy feliz de haber creado un grupo que trae un poquito de alegría a algunas personas. Mientras tanto, Jordan continuará paseándose de noche por el barrio, buscando algún zapato desprevenido que pueda llevar a su casa para seguir aumentando su curiosa colección.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.