srcset

Malba

Muestra en el Malba: el arte reflexiona sobre el espacio público

Cecilia Martínez
(0)
25 de enero de 2019  

La Plaza del Chafleo es un espacio imaginario. Su nombre tampoco es real, sino un invento que tiene su origen en un verbo asimismo inexistente: "chaflear". Es una plaza conceptual y abstracta y que, por su condición, puede existir en cualquier lugar del mundo.

En una invitación a repensar la simbología atribuida a los espacios públicos, el artista colombiano Iván Argote (Bogotá, 1983) presenta en el Malba Ternura radical, una reflexión sobre la manera en que las personas se relacionan con los lugares por donde transitan a diario.

"Las ciudades tienen símbolos que hablan de su historia y de ideologías que marcan y separan a las personas o sectores. A veces, uno es como una víctima de lo que sucede: pusieron este parque o esta estatua y el ciudadano ahí no decidió ni entiende por qué se realizó esa obra, pero tiene derecho a proponer cosas", explica el creador.

Fuente: Archivo - Crédito: Guyot Mendoza

Argote, artista destacado en videoarte y en la escultura de gran formato, vive y trabaja en París y expuso en diversas ciudades del mundo. También en distintos rincones del planeta ha recreado su plaza imaginaria con intervenciones que luego registró en videos e imágenes.

Para la muestra de Malba trabajó durante un año en un proyecto site specific para la sala de arte contemporáneo del museo. La pieza central de la exposición es justamente un film en torno a su plaza inventada, que irriga sentido al resto del montaje. Su obra indaga en el rol que el ciudadano asume con respecto al espacio y en cómo sus acciones pueden reactivar, ignorar o resignificar símbolos.

En su plaza repensada, "chaflear" es el monumento. "Este verbo puede adquirir sentido según las acciones que se dan en una plaza. Si en algunos años la gente va allí a besarse, chaflear será besarse, o si va a hacer protestas, puede ser eso", explica.

El film especula sobre el significado del "chafleo": ¿Se referirá chaflear a las protestas infantiles o a los besos que se ven en las imágenes? ¿O a las acciones que el autor realizó en varias plazas del mundo, incluida Buenos Aires?

Fuente: Archivo

Un año atrás, el artista caminaba por el centro porteño y fue a dar con la Plaza Mitre. Allí se encontró con la Fuente de la Poesía, que estaba "seca y abandonada, con polvo y basura", y se preguntó: "¿Cómo puede estar seca una fuente de la poesía en una ciudad de literatura como Buenos Aires? Me pareció un símbolo muy fuerte, entonces hicimos una gestión con el museo para llevar un camión con 15.000 litros de agua y volverla a llenar. Y, como advertimos a la intendencia de que íbamos a hacerlo y a filmar, esta de repente se interesó por la fuente y un día antes la limpió y la pintó, la reactivó después de ocho años en el olvido". Para Argote, "chaflear", ahora, "quizás tenga que ver con la idea de llenar de sentido algo olvidado".

Otra de sus acciones tuvo lugar en la Plaza del Gobierno de Duala, en Camerún. "Había unas alcantarillas con zanjas con losas, la mayoría rotas o que se las habían llevado, y agua sucia pasando por ahí. Entonces hice losas con unas palabras grabadas, unos poemas medio de amor medio políticos, ambiguos, en un intento por llenar de sentido un espacio perdido, como con la fuente. Y tal vez sea eso chaflear o tal vez no: uso ese verbo para proponer preguntas", aclara.

El artista argumenta que la plaza es un ejemplo sobre cómo el Estado marca la historia en el espacio público con representaciones físicas y simbólicas. Por ello, su intención "es infiltrar sentido o crítica o preguntas mediante una palabra contestataria no de confrontación (por ello el título de Ternura radical), sino mediante el afecto, y encontrar puntos de encuentro", matiza.

Fuente: Archivo

La muestra incluye tres grandes esculturas de hormigón, arcos idénticos de 16 metros de largo diseñados para la exposición. Es una misma forma que en tres posiciones distintas significa tres usos y símbolos diferentes: lo que une, lo que separa y lo que compara.

Son un ejemplo sencillo de que la misma forma puede servir para unir dos espacios irreconciliables y generar puentes, o para crear muros o balances.
Iván Argote

Un conjunto de proyectores también refleja un juego de luces y sombras con objetos que "chaflean". Este verbo que su creador define como "juguetón" puede referirse, asimismo, a otra acción que Argote refleja a través de una imagen realizada con un escáner 3D, con bocas besándose de una manera específica, "generando un puente".

Ternura radical incluye, además, la activación de espacios aledaños al museo y de la ciudad con afiches que generan intriga en torno al "chafleo".

"El verbo circula, es una acción y, como acción colectiva, puede cambiar un lugar. Hay símbolos que pueden variar infiltrándose uno. Seamos críticos y tiernos, generemos diálogo", recalca el artista.

Ternura radical, de Iván Argote. En el Malba, Av. Figueroa Alcorta 3415. Hasta el 24 de este mes. Horarios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.