Nota de tapa. Música para bailar y llorar un poco