Nazareno Casero: "Soy un orfebre del placer femenino"

El hombre de este mes nos sorprende con una cantidad de confesiones zarpadas, entre ellas que espera que no lo discriminen por hétero practicante.
Nazareno disfruta, a sus 30, de una soltería relajada y una inquietante tabla de planchar...
Nazareno disfruta, a sus 30, de una soltería relajada y una inquietante tabla de planchar... Crédito: Evelyn Sol. Producción y estilismo de Maru Gabe
El hombre de este mes nos sorprende con una cantidad de confesiones zarpadas, entre ellas que espera que no lo discriminen por hétero practicante.
(0)
26 de noviembre de 2016  • 00:00

En un ping pong zarpado descubrimos una faceta que no conocíamos de Nazareno Casero, muy distinta a las apariciones que te mostramos en varios de nuestros Ohlaleando . Hoy por hoy es un actor al que los 30 años le trajeron algunas decisiones saludables, una soltería relajada y una inquietante tabla de planchar.

P: ¿Qué onda el Nazareno hot, de abs marcados, que desconocíamos?

R: Nunca me había ocupado de mi imagen y mi cuerpo. Necesitaba hacerlo para profesionalizar el envase del instrumento. Hoy como y duermo mejor y hago ejercicio. Me siento muy bien físicamente. Tengo otra performance cuando voy a jugar al fútbol con mis amigos... y en la intimidad también.

P: ¡Epa! Después de dos años de novio, ¿estás disfrutando de la soledad?

R: No tengo problema con estar solo. Creo que la soltería es necesaria para pensar solo en uno mismo, sin caer en el egoísmo más oscuro. En una relación, doy todo. Cuando lo analizo, noto que, muchas veces, me ocupo del otro para no ocuparme de mí.

P: Entonces, ¿podés terminar una relación porque necesitás mirar hacia adentro?

R: En general, mis parejas se terminaron por el desgaste. Está bueno soltar para que no se rompa todo. Con mis ex tengo buena relación: hablamos, me cuidan el perro... ¡Ninguna me encontró en la cama con la madre!

P: Pero debés haberte comido alguna milf. Te imagino a los 20 con una mujer de 40...

R: Puede ser que yo tuviera 20 y ella... más de 40. Si me atrae –salvo que infrinja la ley o le haga daño a alguien–, en el amor y en la guerra todo vale. No me arrepiento de nada. O sí. Tal vez me arrepienta de cosas que no hice.

P: ¿Te joden los romances con famosas que te adjudican?

R: Se dicen muchas cosas y, en definitiva, parece que las únicas opciones son salir o no con una persona determinada. Y por ahí te estás conociendo, tenés buena onda y no sabés para qué lado va a ir la cosa y te condicionan mucho.

P: ¿Pasional o racional?

R: El primer impulso es pasional. Enseguida me empiezan a salir pop-ups, un montón de ventanas que me dicen “pará, parᔠy es una gran lucha interna. Siento que soy muy pasional en el raciocinio.

P: ¿Por qué alguna vez aseguraste que fuiste “muy hippie pelotudo”?

R: En este laburo, vos podés tomar lo que viene, pero hay que tener en claro que no todo es a la sans façon, sin esfuerzo o dificultades, pero ahora creo que hay que ser más estratégico. Por ahí, en un lugar me pagan menos pero me sirve más para mi carrera. Antes, era del estilo “que me acepten como soy”. ¡Andate a la rotonda de San Justo a ser como sos!

P: ¿Por eso te borraste algunos tatuajes?

R: Con los tatuajes dejás de ser anacrónico, a no ser que justo hagas de un vikingo. Está bueno ser un lienzo en blanco. Tengo una frase muy linda que dice: “No veo la hora de triunfar o fracasar en la vida para tatuarme todo”. Me encantan los tatuajes, y bien feos.

P: ¿Sos mascotero?

R: Sí, pero a mí me gusta que el animal haga lo que se le cante y que negociemos: si querés dormir en mi cama, dejame que te bañe. Yo peso casi 10 veces mi perro y me da mucha ternura. Es una vidita de 8 kilos, lo único que querés es darle afecto, hacerle upa.

P: ¿Por qué no querés tener hijos?

R: Te ponés en un lugar de vulnerabilidad muy grande. De repente, tenés que salir corriendo al Santojanni porque el nene se tragó una moneda. No es determinante. Si me lo preguntás ahora, no me interesa. Al ser varón, tengo la fortuna de poder ser padre en 15 años. Por ahora, pensar en alguien que depende 100% de mí me agobia. Muchas veces, creo que hay gente que tiene hijos para escaparse de su protagonismo de vida, como una excusa para no hacerse cargo de determinadas cosas.

P: ¿Qué hacés con la plata?

R: La destruyo. Vivo como un zar ruso y la gasto en viajes, comida, amigos. Me gusta que el dinero sea todo lo contrario a un inconveniente, y hay que hacerlo circular. Confucio decía que el ahorro es la falta de fe en la providencia y de alguna manera es cierto.

P: En Educando a Nina, te enamorás de un hombre. ¿Te podría pasar en la vida real?

R: Puedo identificar cuando un tipo es fachero, pero no me despierta algo sexual. Me dan ganas de que juguemos al fútbol, no de encajarle un beso. Pero tampoco digo “cómo vas a besar a otro tipo”. Creo que, en un futuro, el sexo va a ir más allá del género, va a estar más ligado a lo que te genera la otra persona, sea hombre o mujer. Espero que no me discriminen por hétero practicante. Yo soy un artesano, o más bien un orfebre, del placer femenino. •

¿Qué respuesta te pegó más? ¿Tenías este costado de Nazareno? También pasate por: En el amor: ¿se perdona todo? y Espárragos: ¿el verde es el nuevo negro?

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.