Norwegian Cruise Line:
la buena vida a bordo

Este verano, la compañía propone un recorrido por el Caribe, desde Miami y otro por la Patagonia partiendo desde Chile o Buenos Aires.

Norwegian Cruise Line ha sabido adaptarse a los deseos de sus pasajeros desde 1966. Esta compañía de cruceros no sólo propone aventuras deliciosas como recorrer Europa, Asia o Alaska, también busca crear recuerdos en las mejores playas del mundo. Con un estilo completamente desestructurado (su “freestyle” no exige códigos de vestimenta, horarios, ni reservas), una fuerte presencia del entretenimiento y un oferta gastronómica interminable, Norwegian Cruise Line está en la lista de deseos de debutantes y de expertos en el mundo de los cruceros.

El sueño delBon Vivant

Con tantos salones por descubrir, es probable que al pasajero del Norwegian Bliss, le tome un par de días encontrar su rincón favorito. Un breve resumen ya resulta imponente. El crucero cuenta con un bar de vinos, The Cellars, a cargo de los Mondavi, una familia legendaria en la industria de los Valles de Napa, California. Luego, hay otros bares especializados: uno en mojitos y tragos y otro en whiskys del mundo. Desde ellos se puede pasar al salón Humidor para combinar la bebida con un puro y claro, con una magnífica vista del mar. En la zona de The District Brew House se pueden disfrutar de 50 marcas de cervezas en botella o de otras14, de barril. Los cocktails siguen sorprendiendo en el bar disco Spice H2O, inspirado en las famosas fiestas de verano de Ibiza. ¡Y aún queda una decena de bares por visitar!

Un parque de

Diversionesa bordo

No es una exageración decir que este crucero es un parque de diversiones sobre el mar. Alcanza con ver su pista de karting de dos pisos, la más grande sobre el océano, para entender que para Norwegian, la diversión es algo serio. Las opciones no sólo vuelven locos a los más chicos, son capaces de despertar el entusiasmo en el más serio de los adultos. ¿Cómo decirle que no a una batalla láser de proporciones galácticas bajo las estrellas? ¿O negarse al mejor tobogán en el Aqua Park? De todas formas, no hace falta poner el cuerpo: el salón de videojuegos, el bliss casino o un partido de minigolf pueden servir también para despejarse sin tanta adrenalina.

Bajar del crucero como nuevo

Tomarse unos días para renacer es una posibilidad que brinda este crucero. Entre sus tratamientos vigorizantes se pueden elegir masajes con piedras calientes, algunos de los más de cincuenta tratamientos especiales que ofrecen sus terapeutas profesionales, relajarse con el vapor de las instalaciones termales y darse un chapuzón en la piscina “Vitality”. El barco también cuenta con un apacible espacio en el que se puede disfrutar la sala de sal, una espectacular cueva rodeada de capas de cristales de sal que purifican el cuerpo. Además a bordo, hay tratamientos de belleza sofisticados con técnicas de lujo y la posibilidad de consultar con expertos en belleza para hacer cambios de looks. Ningún aspecto queda desatendido: se ofrece hasta
blanqueamiento de dientes.

¡Buen apetito!

Las comidas de cortesía a bordo incluyen tres comedores principales, un bufet de autoservicio, cafés informales y parrillas. En esos comedores se ofrece un menú que cambia todos los días, con platos exclusivos del chef a bordo y recomendaciones de vinos seleccionados. Aún así, quienes esté antojados con algo específico, simplemente deben mirar el mapa del barco y dirigirse hacia uno de las trece restaurantes especializados. Ocean Blue ofrece pescados, Los Lobos, cocina mexicana, Food Republic sushi y comida japonesa y en Cagney's Steakhouse, parrilla estilo americano. Hay romance en Le Bistró francés y aires a campiña italiana en La Cucina. También áreas para enamorarse, pero de los postres. Los amantes de los dulces se enloquecerán con Coco's y sus chocolates y crepes.

¡Zarpamos!

Desde Miami. El Norwegian Bliss hará cuatro salidas antes de que termine el año: el 24 de noviembre, el 1, 8 y 15 de diciembre. Desde ahí, hará cuatro más entre enero y marzo. Su recorrido durará 7 días. Pasará por Tórtola (Islas Vírgenes Británicas); Santo Tomás (Islas Vírgenes de los EE. UU.); Nasáu y (Bahamas) antes de regresar a su
punto de partida.

Desde Santiago de Chile.
El Norwegian Sun patagónico hará una salida el 22 diciembre y otras dos entre enero
y febrero.
Desde Buenos Aires partirá durante enero, febrero y marzo. Su recorrido
durará 14 días.

Además, durante 2019 Norwegian contará con seis barcos navegando por Europa. Los itinerarios más destacados son el mar Báltico, el Mediterráneo, las Islas Griegas y el norte de Europa.

Crucero porPatagonia, Islas Malvinas y Fiordos Chilenos.

No todo se trata de calor y playas. Para los amantes de la Patagonia, el Norwegian Sun propone mantener las características de diversión y bienestar, sumadas a una aventura inusual en el extremo sur del continente, saliendo de Santiago de Chile. Lo que se ve en este crucero es asombroso. Cascadas y glaciares son parte del paisaje mientras la embarcación se abre paso por los canales patagónicos, los fiordos chilenos y el Estrecho de Magallanes. También permite apreciar la verdadera "marcha de los pingüinos" en las Islas Malvinas.
A la ciudad se regresa con paradas en Montevideo y finalmente en la Reina del Plata, Buenos Aires.
También se puede elegir el camino inverso con alguna variaciones en las escalas.

Sobre elNorwegian Bliss

Tiene capacidad para 4004 pasajeros.

Es un barco nuevo, inaugurado
en abril de 2018.

Los servicios gratuitos incluyen bar abierto ilimitado, excursiones en tierra, wi fi y restaurantes especializados.

Cuenta con 16 bares y 20 restaurantes.

Hay camarotes hasta para seis personas que miden 135 m².

Los camarotes más chicos
miden 40m².

Sobre elNorwegian Sun

Tiene capacidad para
1913 personas.

Fue reacondicionado en
la primavera de 2018.

Cuenta con 326 camarotes,
256 con balcón.

Su costo original fue de
U$D 332 millones.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.