Palermo se reinventa: 8 nuevos lugares para comer, beber y comprar

Crédito: Denise Giovanelli
María Paz Moltedo
(0)
13 de abril de 2019  • 00:42

Palermo es el barrio que siempre da revancha: nuevas propuestas gastronómicas, concept stores, bares que innovan en su identidad, que invitan a vivir experiencias diferentes. Palermo resiste el paso de los años porque siempre logra reinventarse y sorprenderte cada vez que lo recorrés. Desde un café y librería con temática LGBT hasta un bar que te hace sentir como si estuvieras tomando un aperitivo en Roma y un vivero en el que podés juntarte a escuchar relatos sobre botánica; todo es posible en esta zona que siempre es fuente de inspiración y diversión. Ideal para ir un sábado a perderte entre sus calles, disfrutar el instante y descubrir estos lugares que abrieron en los últimos seis meses.

Duca / Café y Apericena

Crédito: Denise Giovanelli

El barco Duca Di Galliera desembarcó en Argentina en 1905 y de él se bajaron miles de inmigrantes italianos. Algo de esa herencia se celebra en esta cafetería-vermutería. Con colores pasteles rosas y azules y detalles súper pintorescos, no hay forma de que pases por esa esquina y no pares a mirarlo. El aroma a café es constante, y te lo sirven en tacitas divinas, con latte art a cargo del barista Tano Mique. Alan Parrilli está a cargo de los tragos (probá el Spritz Della Pasione) y Sofía Sánchez Zelaschi, de la cocina, de donde salen tapas como la fainá foccacia y las croquetas de espinaca.

Lo mejor: la "apericena", a partir de las 17: tapas más trago de la casa; y el café, de Puerto Blest, variedad Nicaragua.

Cuánto: tres tapas y un trago de la casa por $300.

Dónde: Thames 1759.

IG: @duca.caffe.

Bestia / Ropa de diseño independiente

Crédito: Denise Giovanelli

"El primer huevo en la Luna", anuncia la vidriera del bulevar Cerviño, que enseguida te llama la atención con la originalidad de las telas, los cortes, las texturas y las combinaciones de la nueva colección inspirada en la primera vez que el hombre aterrizó en la Luna. La era espacial, las líneas rectas, los colores y los guiños kitsch y pop del imaginario colectivo de los 60 se ven reflejados en vestidos, buzos, camperitas, accesorios y remeras con una personalidad única, que no se parece a nada de lo que ya viste.

Lo mejor: los aros, collares, anillos y pulseras de resina con mixtura de materiales como arena, piedras, plata o metal.

Cuánto: vestidos de fiesta, entre $3500 y $11.000; buzos, alrededor de $2000; camperas, desde $4000; accesorios, entre $350 y $1800.

Dónde: Cerviño 3919.

IG: @bestia_official.

Huella Botánica / Vivero boutique

Crédito: Denise Giovanelli

Sofía Mason y Fernando Form son dos apasionados de la botánica y la escritura y fusionaron todo en esta casa, en la que podés asesorarte sobre paisajismo para reinventar tus espacios verdes, mirar una muestra de arte itinerante, participar de encuentros de lectura o literatura, llevarte una house plant, un libro, un delantal canchero para trabajar en tu huerta, aprender sobre botánica y decorar tus ambientes con las macetas más originales. "Dejemos nuestra huella botánica en este lío" es su auténtico leitmotiv.

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Denise Giovanelli

Lo mejor: los talleres mensuales de huerta y suculentario y de literatura relacionada a la botánica. También son un hit las macetas de Uga Objetos.

Cuánto: suculentas desde $50; bananos o plantas grandes, alrededor de $1500.

Dónde: Fray Justo Sta. María de Oro 1921.

IG: @huellabotanica.

Desarmadero Session / Birra + arte

Crédito: Denise Giovanelli

Un mural de Martín Ron llamado La vieja del desarmadero, que muestra la cara imponente de una anciana que pareciera ser una chamana del norte argentino, te sorprende en la fachada de esta cervecería de autor. Tras el éxito de Desarmadero Bar, sus dueños decidieron poner este local justo enfrente, con catorce canillas de cervezas bastante difíciles de conseguir y una propuesta gastronómica que va desde sándwiches parrilleros hasta opciones vegetarianas como la tabla y el sándwich veggie.

Lo mejor: las cervezas de especialidad, como la Gose Tonic de Juguetes Perdidos, con pepino y bayas de enebro. ¿Otro hitazo? Los buñuelos de acelga.

Cuánto: pintas desde $130, sándwiches desde $190, ensaladas desde $170.

Dónde: Gorriti 4300.

IG: @desarmaderobar.

Bourbon Brunch & Beer / Brunch, café, whiskería y cervecería

Crédito: Denise Giovanelli

Esta casona te transporta directamente a una whiskería norteamericana clásica pero descontracturada, con más de 70 botellas de whisky, ocho canillas de cerveza y una propuesta de brunch potente. Podés degustar un whisky o una pinta de cerveza artesanal importada con el asesoramiento de bartenders expertos, brunchear al mediodía con Aperol o limonada o cenar platos norteamericanos como los famosos mac and cheese, mientras escuchás rock del sur de EE. UU. y country.

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Denise Giovanelli

Lo mejor: el brunch para dos. Variantes de huevos revueltos, pastelería, sándwiches, pancakes, french toasts, granola, cafés de especialidad, limonadas y aperitivos.

Cuánto: sándwiches y platos, alrededor de $300; limonadas por $100; pintas desde $150 y cócteles, $200.

Dónde: Ravignani 1802.

IG: @bourbon_brunch_and_beer.

Mito Mercato / Bar de aperitivos y almacén

Crédito: Denise Giovanelli

Una barra larga y una mesa comunal, un despliegue de botellas de todos los orígenes, una carta de "salumería, formaggio y conservata" inspirada en los sabores de Italia. Maxi Salomón es el bartender y creador junto con Ani Varela; su vasta experiencia los llevó a generar este espacio "lindo y simple", como ellos lo indican, donde se dan desde talleres de aperitivos hasta noches de rockola en los que la gente manda por Instagram qué temas quiere que suenen en el bar. Datazo: podés comprar el kit listo para armarte los tragos en tu casa, con todo incluido, hasta el recetario.

Lo mejor: la degustación para dos (quesos, fiambres y conservas), el Bloody Mary y el Mito (Campari y Cinzano Rosso).

Cuánto: porciones de quesos, fiambres y conservas, desde $80; tragos, desde $150.

Dónde: Soler 6036.

IG: @mitomercato.

Mamba / Gastropub con DJ Sets

Crédito: Denise Giovanelli

Un restó y bar bien nocturno donde tomar buenos tragos, conocer gente y escuchar a distintos DJ. Cada noche es un show; un equipo de bartenders comandados por Federico Agostinelli despliega su arte en la barra de mármol de doce metros. No hay paredes, no hay secretos, los chefs (a cargo de Julián Mannarino) cocinan en vivo en la barra platos de influencias asiática y argentina. La carta de tragos tiene más de diez variedades de gin y la ambientación está inspirada en la serpiente black mamba, con obras de arte realizadas con vajilla rota por Luciana Mónaco.

Lo mejor: ¡los DJ Sets de Malevo! Para comer, la estrella de la carta es el Usuzukuri de pescado blanco con leche de tigre de frutos rojos, mayonesa de chipotle y sake aromático ($280); y para beber, el Isabelita (Hesperidina, Cynar, miel de maracuyá y bitter, $240).

Cuánto: tragos desde $190, raciones desde $240.

Dónde: Soler 5130.

IG: @mambabuenosaires.

Maricafé / Café, bar y LGBT bookstore

Crédito: Denise Giovanelli

Una explosión de colores, una fiesta de día, de tarde y de noche. Es el primer espacio que fusiona la gastronomía, el arte y la literatura LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales). Una decoración entre kitsch y pop, libros de autores como Dani Umpi y Fernando Noy, shows de bingo y kermesse conducidos por drag queens, proyecciones, muestras de arte, ciclos de música noventosa estilo Britney Spears y noches temáticas en honor a divas: "Acá nada es serio", clama Pablo Terrera, el creador de este gran universo.

Lo mejor: su Rainbow Cake -"un crazy colour de Londres"-, una torta arcoíris con frosting de limón y vainilla ($140). También sus ciclos de café y tarot los lunes por la tarde.

Cuánto: desayunos, alrededor de $160; porciones de torta, desde $130; jarras de jugos frutales, desde $170.

Dónde: Honduras 4096.

IG: @maricafeok.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?