Para caminar. 5 pueblitos de Europa que vale la pena conocer

Besalú, uno de los pueblos más encantadores del continente europeo.
Besalú, uno de los pueblos más encantadores del continente europeo. Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Unsplash
María Celina Achiary
(0)
24 de octubre de 2019  • 14:12

Qué difícil se hace elegir un destino para visitar cuando hay tantas opciones, ¿no? Generalmente, cuando planificamos un viaje, nos inclinamos por lo conocido: ciudades grandes, rincones que vemos en películas o lugares que nos recomienda un amigo. En esta nota quiero animarlas a ir hacia lo poco conocido, mostrarles que Europa tiene mucho más de lo que pensamos, y que salirse del itinerario para descubrir nuevas maravillas es muy fácil.

El viejo continente lo tiene todo: mar, montaña, ríos, bosques, ciudades fortificadas o medievales y, si hay algo que no le falta, son pueblos con encanto propio. Para descubrir este tipo de lugares tan mágicos, mi recomendación es no atarse a un itinerario fijo y estar abiertos a posibles cambios de rumbo o paradas técnicas. Viajar en auto tiene esta gran ventaja, uno puede dejarse llevar por la curiosidad y descubrir lugares poco conocidos que no estaban en los planes y terminan sorprendiéndonos. Para quien no suele moverse en auto, siempre hay algún trasporte público que nos puede acercar al lugar que elijamos, así que no hay excusa.

BESALÚ- ESPAÑA

Besalú es un pueblo medieval que se ha convertido en uno de los más visitados de Cataluña. Solo basta con cruzar su icónico puente románico para adentrarnos de manera inmediata en la mismísima Edad Media. El puente viejo se llama Call Joeu y es el elemento más característico de este pueblo. Es del siglo XI y ha sido restaurado varias veces con piedras naturales del Fluvià, el río que pasa por debajo.

Besalú es todo un ejemplo de conservación histórica y cultural. Las calles del casco antiguo son verdaderos testimonios de una época en que las comunidades judía y cristiana vivían en armonía. Hoy podemos ver cómo el antiguo barrio judío (el Call), la sinagoga y los baños judíos (Micvé) cohabitan con el monasterio de Sant Père, la iglesia de Sant Martí y la iglesia de Sant Vicenç. La comunidad judía se estableció en Besalú desde casi los primeros años de su fundación. Su huella perduró hasta finales del siglo XV, cuando el pueblo judío fue finalmente expulsado de la península por orden de los Reyes Católicos.

Dato de color: en 1966 el pueblo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico Nacional por su gran valor arquitectónico. El Puente de Besalú ha sido catalogado como Bien de Interés Cultural a nivel nacional y catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional por la Generalitat de Catalunya.

¿Qué visitar en Besalú?

  • Casco histórico y puente románico.
  • Monasterio de Sant Pere: data del siglo XII y sólo se puede acceder con visita guiada de la oficina de turismo.
  • Hospital de Sant Julià: utilizado también como morada de peregrinos durante la antigüedad y del que solo ha llegado a nuestros días su fabulosa portada románica del siglo XII, que no era más que la iglesia del antiguo hospital de peregrinos.
  • Iglesia de Sant Vicenç: era la antigua parroquia del pueblo y uno de los edificios más antiguos de Besalú.
  • Baños judíos (Micvé): es donde se realizaban los baños de purificación prescritos por el judaísmo.

Cómo llegar

  • Avión: los aeropuerto más cercanos a Besalú son el de Barcelona (130 kms.) y el de Girona (33,2 kms.)
  • Bus: desde Barcelona, hay un bus directo que demora aproximadamente 1h 40m y desde Girona, 50m.
  • Auto: desde Girona a Besalú son 30m y desde Barcelona, 1h 30m, aproximadamente.

COLLIURE - FRANCIA

Se trata de un pueblo de pescadores, de esos que ya de lejos se pueden percibir sus casitas de colores sobre calles angostas en forma de laberinto. Está rodeado de montañas cubiertas de viñedos que recaen sobre el mar, tiene playas encantadoras y además, una excelente gastronomía.

Esta joya del mediterráneo fue el lugar de veraneo preferido de los reyes de Aragón y cuna de famosos artistas, como Matisse y Picasso. Aquí nació el fauvismo y murió el poeta Antonio Machado.

La mejor forma de empezar la visita a Colliure no es adentrándose en el pueblo, sino tomando distancia para tener una visión única que te enamorará a primera vista. No te olvides de deleitarte con los deliciosos platos a base de marisco y pescado. Las anchoas y el vino son dos de los productos mejor valorados de la zona.

¿Qué visitar?

  • El puerto, la playa Boramar y el casco del pueblo son lugares que no podes dejar de recorrer en tu visita al pueblo, me animo a decir que son los tres rincones más fotografiados por los turistas. El casco es el antiguo barrio de los pescadores, una exposición literal de colores.

  • Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles -Notre-Dame-des-Anges: esta iglesia del año 1684 tiene la particularidad de recaer sobre el mar y esto es lo que la hace más que auténtica. Por supuesto que aparece en todas las postales de la ciudad.
  • Castillo Real de Colliure: esta fortaleza del año 673 domina el paisaje del pueblo y es, a su vez, uno de los mejores miradores sobre la costa.
  • Vistas desde el faro: para terminar con la visita, recomiendo subir al faro para tener las mejores vistas del pueblo con las montañas de fondo.

Cómo llegar

  • Avión: el aeropuerto más cercano es el de Perpiñan, a unos 30kms.
  • Tren: si bien en Colliure hay estación de tren, lamentablemente, no hay buenas conexiones para llegar, ya que todas implican una parada en Perpiñan. Desde Barcelona son unas 3.30 hs. Precios y horarios: RENFE o Oui.sncf.
  • Bus: desde Barcelona hasta Perpiñán (3 hs. aproximadamente) y luego tomar el bus Nº 400 hasta Colliure. Precios y horarios: ALSA
  • Auto: desde Barcelona lo más rápido es tomar la autopista AP-7 y en cuanto pasas la frontera tomas la primera salida en Le Boulou (nº43) hacia Argelès-sur-mer/Port-Vendres. Son aproximadamente 2 hs. De viaje.

MATERA - APULIA

Se la conoce como la "cittá dei Sassi" (ciudad de las piedras). Se puede decir que tiene identidad propia, pasó de ser "la vergüenza de Italia", por sus miserables condiciones de vida, a la Capital Europea de la Cultura 2019. Se la vincula con los inicios del cristianismo, con el hambre, la ignorancia y la malaria.

Es un lugar interesante para los apasionados de paisajes exóticos, pero no apto para quienes se llevan mal con las caminatas por calles cuesta arriba y cuesta abajo. El mayor atractivo de Matera es simplemente ella.

Nunca había oído hablar de esta zona. Según mi teoría, al estar tan cerca de famosísimas regiones como La Toscana o La Costa Amalfitana, pasa totalmente desapercibida por los turistas que visitan Italia. La llaman "el taco de la bota" por su ubicación en lo que sería el taco de la bota que forma Italia en el mapa (usando un poquito la imaginación).

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Pixabay

Su origen se remonta al siglo VII cuando unos monjes llegaron huyendo de Asia Menor y se escondieron bajo las rocas construyendo habitáculos y capillas. Los habitantes vivían en estas cuevas excavadas en la roca, llamadas Sassi. En 1950, el gobierno decidió sacarlos a la fuerza y prohibió el acceso a estas cuevas. En los 80's, esta prohibición gubernamental se levantó y muchos residentes volvieron a acondicionar sus cavernas para habitarlas. Hoy en día, varios descendientes, pueden decir con orgullo que viven en la mismísima casa que sus antepasados.

Si de algún lado les suenan estos paisajes, seguramente sea del cine, y es que nada más y nada menos que el gran Mel Gibson eligió este auténtico escenario para rodar su película: "La Pasión de Cristo". También allí se filmó "El Evangelio según Mateo" de Pier Paolo Pasoli. Por su parecido con Jerusalén.

¿Qué hacer?

  • Lo ideal es empezar la visita en la plaza Vittorio Veneto para conocer las entrañas de la ciudad.
  • El Sasso Caveoso: es el barrio más antiguo, conserva una apariencia rocosa con casas apiñadas.
  • Sasso Barisano mira hacia la ciudad de Bari. Entre ambos Sassos está la zona más antigua: la Civita.
  • Catedral de Matera: está en el lugar más alto y visible de la ciudad en donde se asentó el primer núcleo de habitantes de los Sassi.
  • Convento Di Sant'Agostino: complejo de gran interés artístico, formado por la iglesia y el convento que llevan el mismo nombre. Es uno de los puntos panorámicos de la ciudad.
  • Palombaro de Matera: es una enorme cisterna escavada bajo la Piazza Vittorio, usada hasta las primeras décadas del siglo pasado para recoger agua potable.
  • Castello di Tramontano: en una colina de las afueras se levantó esta construcción para defender la ciudad de los enemigos. El castillo fue utilizado como prisión. Después de varios siglos de abandono total, el castillo y sus alrededores han sido restaurados. Hoy en día es la sede de eventos, conciertos y representaciones teatrales.

Dónde dormir

Matera ofrece muchos hoteles y apartamentos, algunos en palacios antiguos y otros directamente en los "sassi". Hay alojamientos al alcance de cualquier presupuesto.

Cómo llegar

  • Avión: el aeropuerto más cercano es el de Bari Palese a unos 50 km. Otros aeropuertos que quedan medianamente cerca son el aeropuerto de Brindisi (a unos 140 km) o el de Nápoles (alrededor de 250 km).
  • Bus: desde el aeropuerto de Bari se puede llegar directamente en autobús.
  • Tren: Matera no cuenta con estación de tren.
  • Auto: se aconseja tener siempre nafta en el tanque, ya que no hay muchas estaciones de servicio en el camino.

OSTUNI- ITALIA

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Unsplash

Más conocido como "el pueblo blanco" de la región de Apulia (o Puglia, en italiano), es una obra de arte tanto por fuera como por dentro. Sus casas son todas blancas y sus callecitas, estrechas y empinadas que suben y bajan. Un verdadero sueño que deslumbra por sus casas encaladas frente al adriático.

El encanto particular de este pueblo tiene que ver con ese toque exótico, que hace que se vea más griego o de Oriente Medio que italiano. Con un rico patrimonio arquitectónico e histórico, es un imprescindible en cualquier viaje por Italia.

No es casualidad que todas sus casas sean blancas. Para pintarlas usaban cal, no solo porque era lo más económico en ese momento, sino porque además reflejaba los rayos del sol y protegía a los habitantes del calor. En el siglo XVII sirvió para contrarrestar los brotes de peste, por ser un desinfectante natural.

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Pixabay

¿Qué visitar?

Ostuni es un pueblo pequeño y la mejor manera de recorrerlo es perdiéndose en sus calles, eso sí, no te olvides de mirarla desde lejos, es una postal realmente única. El contraste de su arquitectura mediterránea, con el azul de cielo y el verde de los campos de olivos que crecen en las afueras.

  • En tu recorrido no podes dejar de pasar por estos lugares:
  • La muralla medieval que rodea todo el centro histórico
  • La plaza de la Libertad
  • La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción
  • Los alrededores de Ostuni ofrecen infinidad de propuestas para pasar el tiempo libre: playas paradisíacas a pocos kilómetros. En las Termas de Torre Canne se pueden disfrutar diferentes tipos de terapias curativas y tratamientos estéticos. En la Reserva Natural Torre Guaceto se puede hacer rutas en bicicleta, bucear en el mar o practicar yoga sumergidos en el silencio de la naturaleza.
  • Dato de color: el gentilicio para los habitantes de Ostuni es ostunesi.

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Unsplash

Cómo llegar

  • Avión: el aeropuerto más cercano a Ostuni es el de Brindisi que está a 31.5 km de distancia. Otros aeropuertos cercanos son Bari: 81.8 km y Tirana: 194.8 km.
  • Bus/tren: desde el Brindisi a Ostuni tarda 1h 6m. La mejor forma de ir desde Bari a Ostuni es en tren que dura 1h 2m o en bus, 1h 30m.
  • Auto: el trayecto desde Bari, dura aproximadamente 1h 2m.

MIREPOIX- FRANCIA

Una ciudad francesa única, en el corazón de las tierras de cátaros, que podría ser escenario de cualquier película. El encanto de Mirepoix tiene que ver con la belleza de la plaza principal, rodeada de casas coloridas con fachadas pintorescas construidas sobre llamativas galerías de madera decorada con esculturas y adornos dignos de la época. En las terrazas se ven cafés, tiendas vintage y el mercado tradicional de los lunes por la mañana. Se respira un clima de alegría y la gente sale a la calle los fines de semana a disfrutar del sol, en compañía de amigos, con un café de por medio.

Este pueblo, de poco más de 3.000 habitantes, también podría ser el escenario de cualquier cuento. Está rodeado de un paisaje idílico donde habitualmente se cultiva la vid de los conocidos vinos de Languedoc y de varios castillos importantes por la increíble zona de Carcassone.

Mirepoix tuvo que ser reconstruida en su totalidad tras una gran inundación del río Hers al romperse la presa de Puivert a finales del siglo XIII. La estructura que podemos ver en la actualidad proviene de la construcción de una ciudad nueva en el otro lado del río. El nuevo plan consistía en hacer una ciudad moderna con calles perpendiculares alrededor de una plaza central y esto lo que podrás encontrar cuando llegues a la ciudad.

¿Qué visitar?

  • La plaza central de Mirepoix y sus galerías cubiertas
  • La casa de los cónsules: Desde 1500 fue la casa que ocuparon los magistrados de la ciudad. Es la casa más grande y más sorprendente de la plaza y en la actualidad hay un restaurante en su interior.
  • La Catedral de San Mauricio: esta iglesia gótica es la más ancha del país con una construcción de 22 metros de ancho. No sólo tiene el récord de ser la más ancha de Francia sino que es la segunda en Europa.
  • El puente de los 7 arcos: construido entre 1776 y 1791 y tiene una longitud de 206 metros sobre el río.

Cómo llegar

  • Avión: el aeropuerto más cercano es el de Carcassone.
  • Tren: la duración del viaje es de 5h 56m.
  • Bus: no hay bus directo desde Barcelona, por lo que el viaje dura aproximadamente 9h 47m, incluyendo trasbordos.
  • Auto: el trayecto desde Barcelona a Mirepoix es de 351 km y dura aproximadamente 3h 29m.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.