Opinón. Para nosotros, menos presión y un beneficio