Parkour: el arte urbano en movimiento

Fuente: Brando
Denominado como El arte del desplazamiento, cada día gana más adeptos en todo el mundo. Muros, vallas, árboles, rejas y medianeras son los obstáculos a superar. Ya más de cinco mil chicos lo practican en nuestro país.
(0)
7 de diciembre de 2011  • 13:24

"Me da libertad. Me permite expresarme con el cuerpo y a la vez me impone desafíos constantemente. Y está sólo en mí poder superar los obstáculos que yo mismo me voy trazando a medida que avanza mi recorrido. Además está bueno porque no es algo que se haga en solitario, sino que lo comparto; nosotros ya somos un grupo armado. Porque el Parkour no es un deporte de competencia entre amigos sino de unión. Cada uno sabe lo que puede hacer y cuál es su limitación. Y en base a eso, nos vamos poniendo distintas metas. Pero todo tratamos de hacerlo en conjunto", afirma Marcelo Bellón, alias Urban Street Coyote, de escasos dieciséis años, en las pendientes que estructuran la fachada de Canal 7, en pleno barrio de Recoleta. Minutos atrás, en plena destreza acrobática, le erró a un escalón, lo cual significó una abultada cuota de insultos al aire y un breve rengueo de su pierna izquierda.

Él, junto a otra media docena de adolescentes, se reúne religiosamente todos los fines de semana en parques y/o plazas para desafiar las alturas y todo aquel pozo que los separe de su objetivo. Y concluye: "La gente nos ve como delincuentes, pero nada que ver. Otros nos preguntan qué mierda estamos haciendo o dónde dejamos el skate. La mayoría cree que estamos por robarle a alguien o que en cualquier momento nos vamos a encontrar con otra barra para pelear. Igual es problema de ellos. Nosotros no le hacemos nada a nadie. No te digo que seamos atletas pero lo tomamos como un deporte al aire libre. Y nos demostramos lo autosuficientes que podemos llegar a ser."

El Parkour o el arte del desplazamiento como se dice cotidianamente, es una tendencia que día a día va ganando adeptos en las ciudades más cosmopolitas del mundo. Su nombre proviene del término Parkour que significa "recorrido" en francés; y consiste en desplazarse rápidamente por la urbe, sin detenerse ante ningún obstáculo, como pueden llegar a resultar una pared, un muro, una reja o algún vacío. Aunque no discrimina por edades, razas ni tamaño, se requiere una gran destreza física y dominio del propio cuerpo, ya que sus performances se rigen de saltos, escaladas y corridas a velocidad con un gran manejo de las distancias, además de una absoluta concentración y espíritu de autosuperación. Aunque se confunda con el vandalismo, por su estética visual, se debe tener en cuenta que un buen Traceur –trazador- nunca molesta a la gente y no utiliza sus dotes para actos delictivos.

Fuente: Brando
Historia del Parkour

Creado por el francés David Belle en el año 1990, el Parkour debe su origen al Método Natural Georges Hebert –adiestramiento usado por el ejercito galo, en el cual se debe superar todo tipo de obstáculo sólo con el cuerpo-, que el propio David aprendió de su padre, un bombero y militar retirado, quien lo acercó al cuerpo de infantería a sus escasos diecisiete años. Pero tal travesía no duraría mucho tiempo. Luego de su periplo militar, David se dio cuenta que lo suyo no era el combate y junto a su mejor amigo, Sebastián Foucan, crearon el grupo Traceurs –trazadores-, que dio origen a tal movimiento urbano.

Vestuario parkourista.

Una de las particularidades del Parkour es la simplicidad que requiere para su práctica. Ya que sólo es necesario indumentaria cómoda. A saber: calzado deportivo que posea buena amortiguación y una suela que se adhiera bien al suelo, nada más. Así, el vestuario se completa con un pantalón holgado y una remera o buzo que permitan realizar movimientos corporales sin restricciones.

El ABC del Parkour

El concepto básico del Parkour reside en trazar una línea perpendicular al Traceur y unirlas con un recorrido rápido y fluido, donde el cuerpo pueda superar todo lo que encuentre en el camino. Para lograrlo, existen un montón de técnicas y movimientos entre los que se destacan: Pasavallas, Salto del gato, Salto de león, Paso del ladrón y Potro en valla, entre muchos otros. Y aunque exista muchas variantes de cada uno de ellos, una regla que se cumple como dogma es la de no retroceder nunca, ya que su lema "Ser y Durar" así lo exige. Cabe destacar que las acrobacias y/o movimientos marciales como el Frontflip, Backfilp o una mortal, no pertenecen a la idea Parkour. Aunque sí se acepta la corrida libre, denominada Free Running, como parte de la performance.

Parkour en Argentina

En Argentina ya hay más de cinco mil fanáticos. Y como dice el famoso dicho: "por cada dos personas, existen tres partidos políticos"; la comunidad argentina de Parkour está dividida en varias agrupaciones, debido a diferencias ideológicas. Es el caso de ParkourBA, comunidad fundada por Walter Bongard, uno de los precursores del movimiento en Argentina, quien se separó del grupo Asociación Argentina de Parkour porque "lo único que hacen es saltar y trepar en lugares prohibidos".

"Hará unos meses que empecé a practicarlo. Por las tardes veía a los chicos saltando y trepando y me llamó mucho la atención. No sabía qué era pero me gustaba verlos. Al principio lo empecé a hacer solo cuando no había nadie en el parque, hasta que me convencí de que podía hacerlo junto con ellos. Un día me presenté y pegamos buena onda. Así fue que me uní al grupo ParkourBA de Parque Chacabuco ", palabras de Wall Jumpy Jr., quien viste de gris y negro, bajo un logo surgido del famoso símbolo del yin yang. Él, como sus nuevos amigos, pasean sus sinuosos movimientos sobre los ductos de aire de la estación Emilio Mitre de la línea E del subte de la Ciudad de Buenos Aires. Y a modo de consejo nos explica: "Nunca tenés que exponerte. Ponerse en peligro no es la idea. Hay que saber qué hay del otro lado y si ese otro lado es tan firme como para saltar sobre él. Con la práctica te dan ganas de trepar todo. Estás en el colegio y querés trepar el mástil, estás en un shopping y te ves trepando un negocio, una góndola, las escaleras mecánicas. Esas son las locuras del Parkour, que quien no lo practica no las entiende".

Fuente: Brando

Estos grupos, caracterizados bajo una estética uniforme, se diferencian unos de los otros por la indumentaria y por los sitios donde lo ejercitan. Aunque el circuito preestablecido no es muy amplio, el mismo comprende los desniveles que ofrecen las distintas arquitecturas del Parque Chacabuco, La Biblioteca Nacional, el mismo Canal 7, Puerto Madero y la Facultad de Derecho. La elección se debe a que además de ser ideales para la realización de diversas perfomances, son al aire libre y no son muy transitados por el público.

En la actualidad existen varios sitios Web que hacen de foro a todos aquellos que quieran unir sus fuerzas y saltar en compañía. www.parkourbaires.com.ar y www.pka.com.ar son los dos grandes espacios, donde los Traceurs se conectan entre ellos y suben sus videos demostrando sus logros, aunque también es la vía por donde muestran sus diferencias. Otro punto de encuentro es YouTube, donde se pueden observar las increíbles demostraciones de David Belle, Damien Walters y Cyril Raffaelli, considerados, hoy por hoy, los tres mejores Traceurs del mundo.

Como otrora revolucionaran las calles el hip-hop, el breakdance y el skate, el Parkour es la nueva moda entre los chicos de quince y veinte años. Y si ve algún cuerpo revoloteando por los aires de su barrio, no llame a la policía ni se cubra la cartera, entienda que están expresando su cuerpo.

Principales movimientos del Pakour

Pasavalla: Movimiento básico con el que se sobrepasa el obstáculo de la manera más rápida y fluida posible. Se apoya una sola mano y se transporta todo el cuerpo para adelante. La mano hace de nexo entre el punto de partida y el de llegada. Ideal para una valla o elemento similar.

Salto de gato: Permite franquear cualquier obstáculo, apoyándose en él con las manos en paralelo, para después pasar las piernas juntas y flexionadas, entre ellas.

Paso del gato: Similar al Salto del gato pero éste se realiza sobre una superficie más larga, donde debamos estirarnos en el aire para llegar al final del obstáculo.

Paso del ladrón: Se corre de forma oblicua al obstáculo para hacer un Pasavallas, donde primero ponemos una mano, después pasamos las piernas estiradas, y después la otra mano.

Salto de precisión: Este es un salto a distancia sin carrera, en donde se arriba a un lugar específico, como puede ser una baranda, una valla o un muro.

Distensión: Es como el Salto de precisión pero se diferencia en que el punto de llegada está a un nivel distinto.

Salto del león: Es un salto en el cual uno se lanza por sobre el obstáculo, con los brazos para delante -sin tocar nada- , pero el arribo al otro lado se hace mediante un rol sobre suelo.

Potro en valla: Es un salto que se realiza de forma perpendicular al obstáculo, con las piernas abiertas de forma horizontal. Es un recurso muy utilizado para sortear vallas y/u obstáculos que no superen el metro y medio de alto.

Mantenete al tanto de las actualizaciones de ConexiónBrando.com a través de Twitter. Seguinos en @ConexionBrando

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.