Pasta de azúcar. Cómo es este método de depilación en frío y cuáles son sus ventajas

Crédito: Producción de Dolores Braga Menéndez.
Jimena Barrionuevo
(0)
23 de agosto de 2019  • 15:07

Cera caliente, bandas, maquinitas de afeitar, cremas depilatorias, hilo, láser, luz pulsada, pinzas y dispositivos para usar en casa. En materia de depilación, ¿sos del team tecnología o te inclinás más por los métodos convencionales? En cualquiera de los casos, si te depilás, seguro te va a interesar este dato porque ya está disponible en el país la técnica de depilación conocida como sugaring que es furor en Rusia y que tiene la particularidad de aplicarse en frío.

Aunque, en términos generales, es muy similar al sistema español con cera, el sugaring tiene algunas ventajas. En primer lugar, el producto que se aplica sobre la piel es una pasta 100% orgánica, absolutamente natural, sin químicos, biodegradable y vegana. ¿Sus ingredientes? Agua, azúcar (que actúa como exfoliante natural) y limón, que, gracias a su alto contenido en vitamina C y sus más de 20 antioxidantes que protegen la piel de los radicales libres, funciona como astringente natural, lo cual es ideal para debilitar el crecimiento del pelo.

En cuanto a la aplicación, cuando la hace un profesional, la pasta va directo del pote a la piel. Se coloca contra el vello, con ayuda de una espátula o de las manos (según la expertise de quien lo haga), y luego de que se funde con el calor corporal, se retira en el sentido del crecimiento del pelo. Así, se evitan quemaduras y tirones, típicos de la cera caliente. Y en ese mismo sentido, se puede pasar por la misma zona varias veces sin riesgo de irritar la piel.

Cuando la aplicación la hace un profesional, la pasta va directo del pote a la piel. Se coloca contra el vello, con ayuda de una espátula o de las manos, y luego de que se funde con el calor corporal, se retira en el sentido del crecimiento del pelo. Así, se evitan quemaduras y tirones

.

Como es un método abrasivo, no puede realizarse en zonas sensibles ni lastimadas o con fotoexposición. Es que la acción del limón combinada con la exposición al sol produce una decoloración marcada y definitiva y la consecuente aparición de manchas. Además, como el azúcar tiene un gránulo grueso, la depilación puede irritar la zona si no se hace suavemente. Por eso, el sugaring solo puede realizarse en una piel sana, muy hidratada y con el equilibrio adecuado. ¿Cómo lograr este balance? Con el uso de un producto humectante rico en vitaminas A y E, que logre regenerar la piel y la aplicación consciente de protector solar para minimizar la aparición de manchas. La hidratación ayuda a retener la humedad de la piel, restaurar el agua que posee y formar una barrera protectora que evita la evaporación y su sequedad posterior.

Pasta casera

En la web circulan muchos tutoriales con instrucciones para hacer tu propia pasta en casa.

Si querés prepararla, vas a necesitar: 2 tazas de azúcar, ¼ de taza de jugo de limón, ¼ de taza de agua, una cacerola, un palito de madera o cuchara para revolver, un termómetro.

  • Cómo se prepara: para armar la pasta depilatoria de azúcar, tenés que poner todos los ingredientes a fuego lento y revolver de manera constante. Cuando la temperatura llegue a los 120 grados, apagás la hornalla y lo dejás enfriar. La mezcla tiene que quedar flexible, pegagosa y maleable, de color dorado y no demasiado líquida.
  • Cómo se usa: como siempre, antes de depilarte, limpiá la piel. También es conveniente que hidrates tus manos con aceite de almendras, para que no se te pegue la pasta. Esta técnica logra mejores resultados -y menos dolorosos- si usás las manos para distribuir y quitar el producto. Colocala con la mano sobre la zona a tratar. Luego, tirá a favor del pelo. Si la pasta se endurece, se calienta en el microondas o a fuego lento nuevamente (le podés agregar un poco de agua). Este preparado se puede guardar en un recipiente hermético durante dos meses en la heladera, para reutilizarlo.

  • Precauciones: al intentar sacar la pasta, no tironees el producto por demás ni hacia arriba porque podés generar pequeños hematomas.
  • Del pote a la piel: otra opción es comprar el producto listo para su uso. Podés conseguirlo por Internet. Hay diferentes densidades según quien lo emplee (más líquido para las expertas y más duro para las que recién comienzan).

Crédito: Producción de Dolores Braga Menéndez.

¿Qué se siente?

Siempre me depilo con cera, así que no me imaginaba cómo sería hacerlo con algo frío. Llegué a mi turno con la depiladora y me sorprendí al ver que directamente colocaba y sacaba el producto ¡con las manos! Tuve una sensación fresca, pero agradable, al sentir el contacto con el producto y, cuando me lo sacó, me dolió menos que con la cera caliente. Al ser mi primera vez, todavía no puedo dar un veredicto, pero conozco a otras chicas que aseguran que esta técnica va debilitando el pelo y con el tiempo crece cada vez menos". Jimena Barrionuevo (38).

Expertas consultadas: Dra. Mónica Maiolino. Médica especialista en dermatología, asesora de Dermaglós, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología. Matea Paz. Depiladora y profesora oficial en técnica sugaring.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.