Patricia Sangenis: "Sólo retrasamos la muerte, pero sin mejor calidad de vida"