Pequeñas plantas para espacios de pocos metros

La falta de espacio no es una excusa para no sumar algo de verde al hogar. Aquí, propuestas a escala reducida y sin cuidados especiales, para dar vida y color a los ambientes
Romina Metti
(0)
13 de agosto de 2014  • 13:06

La casa es chica pero el corazón siempre es grande, en especial cuando se rodea de especies de la flora más encantadora: la clave es distribuirlas en pequeñas dosis a volumen alto. ¿Cómo es eso? No hace falta tener un jardín, una huerta, un patio o balcón, sino apenas un rinconcito en la mesada de la cocina, un lugar vacío en la biblioteca, un pequeño estante en el comedor, un espacio arriba de una gran pila de libros o un hueco libre en la ventana.

Para quienes recién se inician en el oficio botánico y no quieren cargar con una gran responsabilidad, pero sí tener un bonito espacio verde, hay plantas que ofrecen un enorme atractivo a cambio de un escaso mantenimiento: las suculentas y los cactus figuran primeras en el ranking, pero se lucen mucho más cuando las macetas tienen una forma interesante. De eso saben (y mucho) las diseñadoras gráficas Carolina Nebbia y Mercedes Ginzo, de Katmandú:crean macetas y accesorios de cerámica por modelado y colado que se cocinan a más de mil grados y se pintan a mano con esmaltes de colores. Con la intención de ofrecer objetos para decorar el hogar, se inspiraron en las formas de la naturaleza y diseñaron un universo de productos vinculados al mundo vegetal: macetas, cuidadores de macetas y casas y animales para los cuidadores. Las "Cantantes" son macetas con agujeros por los que cantan las plantas". También están los "Pinchos", suerte de pez globo en formato colgante o para apoyar. Los tamaños oscilan, según el modelo, entre los 8 y los 20cm de diámetro; se venden solas o con planta y sus colores son siempre felices y vistosos.

Y hablando de universos, de eso se trata Herbario, el proyecto de María Florencia Carella, diseñadora de indumentaria -con formación en arte plástico, joyería e ilustración- que reunió su gusto por la botánica y sus conocimientos de orfebrería para crear terrarios de vidrio con terminaciones en bronce, dando como resultado verdaderas piezas de colección. Herbario propone integrar las plantas a la vida cotidiana resaltando sus atributos y haciendo transparente toda su esencia: por eso es que se encuentran atesoradas en estas casas de cristal que las protegen y las exhiben en todo su esplendor. Los terrarios vienen en diferentes formatos geométricos y se arman con una combinación de arena, piedras, tierra, arbustos y plantas; vienen en modelos para apoyar o colgantes.

Otras opciones que tienen al vidrio como materia prima protagonista son las de Cambio Life Style, de Agustina Vilariño. Utiliza shots, los clásicos vasitos de pirex o los que aún se usan en bares para acompañar al café con agua o soda, y los llena de piedritas, tierra y suculentas. De allí el nombre de estas simpáticas presentaciones, bautizadas por la mamá de Agustina como "Lucky Succu" (suculentas de la suerte). La idea del formato vaso surgió por varios motivos: para ambientar pequeños departamentos, evitar el desorden al regar la planta (al no tener drenaje el agua es contenida dentro de la maceta) y resolver la exigencia del mantenimiento diario (en general, sólo se riegan una o dos veces por semana dependiendo de la temporada del año). Las Lucky Succu vienen en dos tamaños (de 100 y 400cm3), se arman a pedido y pueden personalizarse.

Las ya clásicas kokedamas requieren pocos cuidados y son ideales para decorar (Paraná Vivero)
Las ya clásicas kokedamas requieren pocos cuidados y son ideales para decorar (Paraná Vivero)

Si de formatos no tradicionales se trata, Soy Coquin entra en escena: los diseñadores gráficos Joaquín Camp y Agustina Vallejo crearon las Coquetas, una serie de macetas de madera en forma de cubo, serigrafiadas artesanalmente con caras de gato. Otro formato es el cantero, pensado para alojar una pequeña huerta, ideal para tener cerca en la cocina: viene con dos aromáticas a elección y tiene 12cm de alto, 30cm de largo y 10cm de profundidad. En ambos casos utilizan madera de álamo, una especie muy resistente al agua que revisten con una pintura protectora para evitar filtraciones o deterioro. También desarrollan ediciones limitadas con distintos motivos a cargo de ilustradores amigos. Las macetas pueden elegirse con distintos tipos de suculentas.

Para quienes buscan plantas sin maceta (kokedamas para colgar) o diseños de color rústico pero con diseños inéditos, Paraná Vivero ofrece una interesante variedad de propuestas. Creado por Poroto Yáñez y Andrea Villarino - dos amantes de las plantas, el paisajismo, la alfarería y la cerámica- Paraná es un espacio en el que conviven el vivero con la decoración: está ambientado del mismo modo en que podrían lucirse las plantas en un espacio real del hogar. Además de vender macetas de otros productores, tienen su propia línea de piezas en cerámica cruda y esmaltada: el repertorio de motivos incluye elefantes, puercoespines, cabezas y manitos; sus tamaños varían entre los 20 y los 30cm y las plantas son a elección (la especialidad de la casa son los cactus y las suculentas pero también se pueden pedir sterlicias, begonias o panduratas).

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.