Suscriptor digital

Perfumes cautivos

La historia de las fragancias se siente en el Museo Nacional de Arte Decorativo
Celina Chatruc
(0)
20 de agosto de 2000  

"Desde muchos siglos antes de Cristo, la humanidad real se había dedicado a envolver en olores agradables las estatuas de sus dioses, la piel de sus reyes y reinas, las momias ilustres, los recintos sagrados. En todos los casos, el perfume bien hecho (per-fumo, por el humo) ejercía adoración y reverencia, seducción y súplica."

Con estas palabras presentó Alberto Belluci, director del Museo Nacional de Arte Decorativo, la muestra que permanecerá hasta el jueves en esa institución.

Perfumes cautivos es una síntesis de la evolución de las fragancias, desde la antigüedad hasta el siglo XX. Pueden encontrarse cajas de opio y piezas fundamentales de la perfumería contemporánea, como las Cariátides, de René Lalique. Parte de la muestra está integrada por la colección del museo, que entre otras cosas incluye recipientes de vidrio para ungüentos y fragancias provenientes de Asia Menor, Grecia y Roma. También hay frascos de colección cedidos por José Torre Bertucci.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?