Piezas con mensaje. Es radióloga y hace joyas para concientizar sobre el maltrato animal

Jimena Barrionuevo
(0)
13 de agosto de 2020  • 11:11

Aunque Cony Werkmeister es de profesión radióloga, nunca dejó de vincularse con el arte, aquel hobby que siempre le robaba una sonrisa. Finalizada la etapa del colegio secundario, se anotó en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires para seguir la carrera de diseño de indumentaria. Logró cursar dos años pero el nacimiento de su primer hija y la falta de tiempo la llevaron a dejar los estudios.

Años más tarde, hizo un año de alta costura en la escuela de Donato Delego pero por motivos económicos también tuvo que dejar. Mientras, sus trabajos en relación de dependencia iban desde administrativa en oficinas de todo tipo hasta peluquera canina. "Pero en ese recorrido nunca dejé de vincularme con el bordado, la pintura, el dibujo y la confección de mis prendas o las de mi hija. Y si bien tuve un taller de corte y moldería, la realidad es que en ese entonces no me animaba a dejar la seguridad de un sueldo fijo".

Hacia 2016, ya que su trabajo como radióloga en una clínica le permitía tener unas horas libres hasta que su hija salía del colegio, decidió anotarse en un taller de joyería. Y fue allí donde todo comenzó. "A través de una convocatoria de artistas desde Barcelona, en España, que buscaba liberar y visibilizar a Susi, una elefanta en cautiverio con una vida muy injusta, me animé a realizar una pieza de joyería que tuviera un mensaje de libertad. La tan ansiada libertad que añoran todos los animales que se encuentran encerrados en los zoológicos. La pieza gustó tanto que viajó a España y fue exhibida el día de la inauguración de la muestra y hasta tuve el honor que la eligieran como regalo para Alejandra García, la organizadora, a quien admiro muchísimo".

Collar "percepción". Perro, cerdo, vaca, pollo, gato, todos son seres vivientes y sintientes.
Collar "percepción". Perro, cerdo, vaca, pollo, gato, todos son seres vivientes y sintientes.

Abrazar la búsqueda

Entonces comprendió que esa búsqueda que venía haciendo en otras piezas necesitaban un encuadre. "Lo primero que hice fue abrirme una cuenta de Instagram y ponerle nombre a mi proyecto: Conywerk Joyería Antiespecista. También me propuse subir poco a poco piezas que transmitían un mensaje a favor de la liberación animal. Llegó la primera compra y varios mensajes alentadores. Mientras tenía tiempo libre me dedicaba a pensar, dibujar, bocetar y materializar mis ideas para llevarlas al metal. Diría que todo el tiempo que estaba despierta me movía un fuerte deseo".

Al principio Cony no tenía mesa de joyería ni contaba con todas las herramientas necesarias. Entonces, cuando tenía que hacer un trabajo que requería más complejidad, se instalaba en el taller al que asistía y allí ponía manos a la obra. Ese año, para su cumpleaños, sus amigas y su novio le regalaron herramientas, era el mejor obsequio que podía recibir. "Así fue que dejé el taller para poder seguir adquiriendo conocimientos y poder darle rienda a mi creatividad. De alguna manera antes me auto boicoteaba la idea de que es posible hacer algo artístico, y poder vivir de eso".

Entusiasmada, Cony comenzó a asistir a ferias y a conocer gente comprometida con el veganismo. En su casa entraron muchísimos libros en relación a esta filosofía de vida y una deconstrucción sobre lo que había aprendido hasta el momento. "Es doloroso pero necesario tener conocimiento sobre cómo llegan los productos a nuestras manos. Eso nos permite la posibilidad de elegir con libertad nuestras y, sobre todo, dejar de hacer sufrir a otros". Aros, collares, anillos y prendedores conforman hoy su propuesta en el rubro.

En febrero de este año nació su segundo hijo, y con él un compromiso fuerte de cuidar también el medio ambiente. De modo que hoy Cony está en la búsqueda de poder cambiar su materia prima, que es el metal, por algún material reciclado.

"Hoy siento que no solo emprendo sino aprendo constantemente. Tengo la oportunidad de revisar mis hábitos y poder crear un espacio más sustentable compartiendo esto con otras personas y aprendiendo de ese intercambio. Cada vez somos más y creo que es posible un mundo más justo si nos comprometemos a cambiar hábitos. Puedo fusionar el arte y el activismo. Por eso me gusta autodefinirme como artivista. Tengo un proyecto artístico con un fuerte mensaje ético que transmito desde el amor y el respeto. Y eso me hace inmensamente feliz".

Los consejos de Cony

  • Mantené arriba el ánimo. Al principio es difícil y puede ser frustrante. "En nuestra cabeza creemos que todo marchará de una forma y luego las cosas pasan de otra manera. La clave es confiar en lo que queremos hacer y ponerle mucho amor".
  • Organizate. Cony utiliza una planilla de Excel con fórmulas que la ayudan a visualizar los pedidos, qué tipo de envíos llevan (sobre todo en época de pandemia) los métodos de pago y toda la información adicional que requiera un producto para que llegue a destino. "También es importante tener actualizado un stock y saber cómo vas a reinvertir el dinero. Todo tiene que estar documentado. Es la mejor forma de saber cuán rentable es el proyecto".
  • Capacitate constantemente. "A mi me gusta leer y trato de enviar un mensaje claro a través de mis piezas. Así me mantengo informada sobre lo que sucede a nivel ecología y con los animales. Por otro lado asisto a un taller de joyería para aprender técnicas nuevas y evitar errores. Hay muchos cursos gratuitos o muy económicos sobre casi cualquier cosa, ahora estoy haciendo uno para teñir telas en forma natural y darle un toque de color a las bolsas que funcionan de packaging".
  • Seguí tu deseo. "Hagas lo que hagas tené en cuenta que te va a llevar muchísimo tiempo, incluso más que si tuvieras un trabajo en relación de dependencia. Por eso, si todavía no elegiste tu camino para emprender, buscá aquello que realmente te motive, que tenga un propósito fuerte y claro. Porque van a surgir muchos obstáculos y lo mejor es seguir el deseo y entender que hay días malos y días mejores".

Collar de la colección Todos somos animales para contagiarse del espíritu animal. Las vacas son tranquilas, forman fuertes lazos con sus compañeros y son juguetonas.
Collar de la colección Todos somos animales para contagiarse del espíritu animal. Las vacas son tranquilas, forman fuertes lazos con sus compañeros y son juguetonas.

En números

$3 mil fue la inversión inicial de Cony. Con ese dinero compró sus primeras herramientas.

5.700 seguidores tiene en Instagram (@conywerkjoyeria).

Cony trabaja sola pero cuando participa en ferias una asistente colabora con ella en las tareas de pulido, lijado y limado, que son las que más tiempo llevan.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.