¿Por qué nos impacta tanto la noticia de Juana Repetto?

Crédito: Corbis
La decisión de la actriz tomó por sorpresa al mundo del espectáculo y a los televidentes y lectores de los distintos medios; ¿Estamos frente a una tendencia que se viene asomando?
María Gabriela Palleros
(0)
27 de enero de 2016  • 14:39

Esta semana nos enteramos la decisión de Juana Repetto de ser madre soltera por elección, a los 27 años y por el método de inseminación artificial. Todo esto fue suficiente para que salte todo tipo de opinión a nivel social y para que su repercusión nos lleve a pensar si esta decisión puede actuar como emblemática para una tendencia que se va asomando.

Desde ya, que no se trata de ponernos en dueños de la verdad, o de ser jueces de un tema tan sensible que hasta el nuevo código civil presenta lagunas en lo que respecta a los límites legales que posee la identidad del donante, si no de poder reflexionar juntos qué es lo que nos hace tanto ruido de esta noticia y qué nos lleva a abrir el debate.

Este tema presenta varios ángulos. Por un lado, el deseo de ser madre, que nadie puede subestimarlo y que es tan personal que excede el nivel de análisis que podamos realizar desde afuera; y por otro lado, la ciencia que hoy nos brinda los recursos para que este tipo de decisiones puedan concretarse sin obstáculos. Ahora, entra en juego lo ético y moral, ¿todo esto alcanza? ¿O el hecho de que la voluntad parta de uno de sus progenitores no es suficiente para armar una familia?

Es necesario aclarar que este tipo de familia se llama monoparental, y su existencia se hace cada vez más presente en una sociedad que va a tener que ir aprendiendo a atravesar sus propios prejuicios y construir una visión más amplia para un nuevo modelo familiar que se va a instalando. Si queremos reflexionar sobre el tema, tenemos que corrernos de los lugares absolutos y de creer ingenuamente que tenemos la última palabra, debemos frenar los juicios previos y analizar las posturas que surgen cuando se presenta frente a nosotros noticias de este estilo.

La mejor manera de desentrañar los prejuicios es cuestionándolos, por eso esta lista de interrogantes, tal vez nos sirva para pensar juntos:

-¿Nos impacta la noticia de ser madre soltera por elección o la edad en la que tomo la decisión? ¿Si hubiera tenido 40 años su deseo tendría más peso? ¿Se puede juzgar el deseo?

-¿Nos choca la metodología? ¿Si no hubiera acudido a una inseminación artificial, nuestra reacción sería diferente?

-¿Por qué crece el modelo monoparental? ¿Cada vez se vuelve más difícil la idea de formar una pareja estable? ¿O hay una visión socio cultural en la que el modelo de familia convencional queda obsoleto?

-No debemos perder de vista que se trata de generar vida, ¿Podemos analizar las consecuencias de este tipo de elecciones, o aun no estamos preparados para hacerlo?

-¿Qué nos lleva a estar a favor o en contra? ¿Podemos ser extremistas en temas tan personales?

Todos estos cuestionamientos, ejercitan nuestro nivel de análisis, que lejos está de querer instalar un pensamiento, si no al contrario, simplemente intenta salir de las estructuras rígidas e incentivar una evolución del debate. Tal vez, ésta sea la pauta para crecer socialmente en temas que aun están muy jóvenes, pero que sin duda ya están instalados en la vida diaria y que requieren de nosotros mucho más que un aval o una desaprobación. Animémonos a reflexionar juntos, sin quedar atados a opiniones que no tienen sustento, en este tema y en todos, no repitamos discursos, construyamos un nuevo mensaje, desterrando los prejuicios y aportando nuestra propia voz.

¿Y a vos? ¿Qué impacto te genero la noticia? Además: No soy fría: me cuesta mostrar lo que siento en mis relaciones y ¿Cuáles son tus límites?

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.