¿Por qué siempre elegimos la fila más lenta?